Cómo germinar semillas en algodón de manera sencilla

El germinado de una semilla es algo que podemos hacer todo en simples pasos, con elementos que fácilmente encontramos en nuestra casa. Hoy te vamos a enseñar como germinar las semillas en algodón.

El germinado de una semilla es algo que puede realizar cualquier persona, contando con los elementos básicos para realizarlos, es un proceso sencillo. Siguiendo algunos pasos, podrás ver el proceso del germinado de cualquier semilla, mientras lo realicemos de manera correcta, el éxito está garantizado.

La clave de ese éxito, es elegir una buena semilla, saber cuan nos puede servir y cual tenemos que descartar, como lo más fundamental a tener en cuenta en el momento de querer iniciar un germinado.

Para lograr el germinado de una semilla, necesitamos algunos elementos que seguramente tenemos en casa, como por ejemplo, servilleta de papel o papel absorbente, que es lo más común para realizar el procedimiento, pero, existe otro elemento clave, mucho más versátil y útil: el algodón

Qué semillas se pueden germinar en algodón

Cuando vamos a realizar un germinado de semillas, rápidamente nos preguntamos ¿Qué tipo de semillas o variedad se puede germinar?. En realidad, toda semilla puede ser germinada, siempre y cuando esta se haya sometido a un proceso de limpieza y de secado, pero hay alternativas que no necesitan ningún proceso previo, que son las legumbres.

Para germinar en algodón podemos mencionar las más comunes, como son las alubias o porotos, las lentejas o lentejones, semillas de cítricos, pimientos, césped y muchas más.

Todo depende del fin que tenga el germinado, ya que puede ser de modo experimental, para ver paso a paso el desarrollo de la plata, o bien para luego pasar a tierra en la huerta.

Puedes leer: ¿Cómo germinar correctamente la semilla de la palta?

Materiales necesarios para germinar en algodón

Para realizar el proceso vamos a necesitar sólo 5 elementos, de seguro lo tienes ahí en casa:

  • ✔ Un recipiente ancho, preferiblemente un contenedor con su correspondiente tapa, o un recipiente bajo.
  • ✔ Algodón común, limpio y sin químicos.
  • ✔ Un pulverizador de agua. Podemos reutilizar un rociador que tengamos por ahí guardado.
  • ✔ Semillas en buen estado.
  • ✔ Agua. Si tiene cloro la dejaremos reposar un par de días o, bien puede ser agua hervida ya fría.

Te puede interesar: Así podés germinar zanahoria sin semilla

¿Cómo preparar el germinador?

1- Como primer paso tenemos que proceder a colocar el algodón en el recipiente. Si vamos a emplear un recipiente bajo (una bandeja plástica, una tapa), tendremos que desplegar el algodón, trabajarlo con los dedos y lograr una base plana para extenderlo en el recipiente y cubrir toda la superficie.

2- Con el rociador, vamos a proceder a humedecer toda la base del algodón, sin excedernos en el humedecido, tenemos que lograr que la mayor parte de este quede mojado. Te recomendamos que el recipiente tenga algún orificio de drenaje. Si utilizas un frasco de vidrio o envase, trata de mantener aireada la parte superior.

3- Colocamos las semillas. Para depositarlas lo haremos de manera cuidadosa, si quieres puedes utilizar una pequeña pinza o bien, con tus dedos. Una vez que la depositamos sobre el algodón húmedo, ejercemos una leve presión, consiguiendo que toda la semilla quede asentada sobre la superficie húmeda. Con otro fragmento de algodón húmedo, cubrimos la semilla.

Para evitar la evaporación acelerada del agua en el algodón, podemos cubrir la boca del recipiente con un films, con unos pequeños orificios para que a la vez el aire pueda circular en el interior.

Al cabo de 7 a 10 días, las semillas ya tienen que haber comenzado a germinar. Lo ideal es controlar el germinado cada 3 días, para asesorarnos de que no aparezcan hongos entre la semilla y el algodón, de ser así, tendemos que cambiar la base.

Con información de: https://www.mundohuerto.com/