13-07-24 |

¿Cómo se cura de manera correcta un disco de arado?

La manera en que debemos curarlo, limpiarlo y guardarlo es clave para que podemos usarlo por muchos años. Por ello, en esta nota te contamos cómo lograrlo con éxito.

En el mundo de la agricultura, el arado se caracteriza por ser una herramienta utilizada en el campo para preparar y remover la tierra del suelo en la siembra de semillas destinada a todo tipo de cultivos. Por si no lo sabías, el pasado del disco de arado se encontraba muy vinculado con la agricultura de la llanura pampeana en Argentina.

Hay un detalle importante en cuanto a esta herramienta de campo, y es que cada arado tiene una pieza que puede remplazarse: El disco. Esta parte cuenta con una vida útil, por lo que después de un tiempo se desgasta y debe ser reemplazada.

En la provincia de La Pampa, a mediados del siglo XX, cuando los discos viejos comenzaron a ser utilizados por los peones para asar carnes. Al darle un nuevo uso, convirtiéndolo en disco, su hierro se calienta rápidamente, lo que logra una cocción pareja en las comidas.

Sin embargo, el mismo suele contar con restos de oxido y suciedad que surgen de los materiales que se desprenden durante su soldadura. Por ello, es importante «curarlo» correctamente para poder utilizarlo por varios años. En esta nota de contamos cómo hacerlo de manera correcta.

¿Cómo curar de forma correcta un disco de arado?

Cabe destacar que al curar el disco estamos eliminando todas las impurezas del material, lo que evita que se pegue la comida cuando cocinamos. De esta manera, también evitamos que se oxide en el futuro.

Los siguientes pasos que te vamos a detallar se pueden realizar al aire libre con un quemador o leña, o directamente sobre la hornalla de la cocina. Recordá que si lo haces en la cocina deberás sacarle sus patas.

Paso a paso:

  1. Para realizar una correcta curación del disco arado, sin agregarle ningún tipo de líquido, deberás colocar el disco sobre el fuego. Cuando pasen alrededor de 10 minutos verás que comienza a tomar un color amarronado. Después de otros diez minutos apaga el fuego y deja enfriar.
  2. Coloca aceite hasta cubrir su superficie.
  3. Nuevamente encendé el fuego y coloca el disco por veinte minutos más. En este paso, tomará un color más oscuro. El tratamiento llega a su fin cuando ya no salga nada de humo.
  4. Podes volver a repetir el paso dos para tener una capa más reforzada.
  5. Luego lavalo sin refregar demasiado para que no se salga el curado y ¡Listo!

Pasos opcionales

  1. Si notas que es disco está muy sucio. En el paso dos podes agregar sal gruesa, esto ayuda a profundizar la limpieza.
  2. Luego de lavarlo, colocalo al fuego mínimo para quitarle la humedad.

Fuente: argentina.gastronomia.com

10 COMENTARIOS

Compartir:

Popular