22-04-24 |

El día que la humedad apareció toda de golpe en la Mesopotamia argentina

En el tramo final del 2023 se notó un impresionante cambio en cuanto al suelo en el NEA, en Misiones y Corrientes, a causa de las abundantes lluvias en la región.

Desde finales de octubre a la quincena del mes de noviembre del 2023, las lluvias se presentaron de manera recurrentes y con acumulados significativos al sur de Brasil y la Mesopotamia argentina, impactando a las provincia de Misiones y Corrientes, lo que ha provocado el aumento en el caudal de las aguas de los principales afluente a las Cataratas del Iguazú, en gran parte del tramo principal del Parque, con crecida pronunciada y desbordes, incluso, con evacuados en la región. Tras ese periodo de crecidas y lluvias significativas, el Servicio Meteorológico Nacional divulgó unos mapas donde se observaban los repentinos y extensos picos de humedad en los suelos de varias provincias.

Las abundantes lluvias que se dieron en pocos días en noviembre, con acumulados significativos en la zona al norte de la Cuenca del Plata. La entidad dio datos realmente relevantes en cuanto a las lluvias caídas desde el mes de septiembre, con acumulados hasta la fecha que suman el monto entre los 1000 y 1500 milímetros. Los meteorólogos miran atentamente el continúo calentamiento de las aguas de Pacifico central, donde «el Niño» se mantiene en desarrollo, cuyos efectos ya son evidentes.

Acumulado en el mes de octubre 2023

Acumulados en noviembre 2023

En el mapa inferior se muestra a través de una imagen satelital se nota el rastro de humedad en suelo abarcando gran parte de las provincias de Misiones y Corrientes, alcanzando el limite con el este de Chaco, donde es visible el agua en superficie, abarcando a una importante área de lo que sería la Cuenca del Plata.

«El Niño» detrás de las abundantes lluvias

Muchos expertos señalan que lo peor aún no ha llegado, que recién se prevén eventos significativos de calor y lluvias durante parte del verano 2024, momento claves donde las precipitaciones ganarían potencial para gran parte de la región este del país, abarcando a la Mesopotamia, el Litoral y sur de Brasil, conjunto con una vasta región del Paraguay.

La situación que se prevé es muy delicada, teniendo en cuenta que aún no se llega a las instancias claves de precipitaciones típicas dentro de la estación de verano, lo que podría resultar un desastre para la región del litoral, dejando a vasta área con zonas inundadas.

A todo esto, teniendo en cuenta el creciente efecto del fenómeno de «El Niño» que se notó hacia fin de año, la situación podría agravarse en las próximos meses, con pronósticos indicando nuevos eventos de lluvias por encima de lo normal entre enero, febrero y marzo que dejarán importantes acumulados de agua dentro de la región, así lo destacan los últimos informes emitidos por el Servicio Meteorológico Nacional a través del pronóstico trimestral.

Con información de: https://www.ina.gov.ar

Deja un comentario

Compartir:

Popular