04-10-23 |

Huerta en casa: ¿Cómo cultivar Rabanito?

El rabanito es un cultivo de raíz que se puede realizar de forma anual, aunque prefiere el ambiente cálido. En esta nota te contamos en qué momento y como sembrarlo.

Se trata de una hortaliza de la que se consume su raíz, al igual que la zanahoria y la remolacha. Es un cultivo bastante fácil de reproducir en la huerta o en contenedores medianos, se adapta muy bien a distintos tipo de suelos, aunque como toda planta requiere de una buena tierra abonada para desarrollarse.

Como alimento, el rabanito tiene bajo aporte calórico, debido a su alto contenido en agua, su principal componente son los hidratos de carbono y la fibra, contiene vitamina C y folatos. Además contiene cantidades significativas de calcio y fósforo, esencial para el crecimiento y el desarrollo.

Normalmente se utiliza para elaborar ensaladas, o platos frescos. Suele cortarse en pequeñas rodajas o mitades y se combina con otras hortalizas. Muchos lo preparan al horno, sopas o guisos.

En esta nota te vamos a dar algunos tips básicos sobre el cultivo y cómo producirlo en casa.

También se puede leer: Huerta otoño-invierno

Clima y suelo

Este cultivo es resistente a distintos tipos de ambientes, se adapta a toda temporada del año, es por lo que se considera un cultivo anual. Si bien tolera muy bien las elevadas temperaturas del verano y el frío del invierno, lo ideal es tenerlo dentro de un clima templado intermedio, o sea, primavera o principios del otoño. El suelo tiene que cumplir con algunas características claves para un buen desarrollo de la hortaliza: fertilidad, profundos y frescos.

Forma y época para sembrarlo

Para tener una plantación de rabanitos en la huerta en casa, lo ideal es entre los meses de agosto a noviembre y de febrero a mayo (pero pueden sembrarse todo el año). Lo más recomendable es una siembras cada 15 días para tener producción escalonada de rabanitos tiernos y frescos.

El método de siembra es esparciendo 2 gramos de semilla por m² y 1 a 1,5 cm de profundidad. Es recomendable realizar la siembra es en líneas o surcos, asociados con cultivos más lentos en su crecimiento como zanahoria, espinaca, etc.

La siembra también se puede realizar en cajones de cultivos, macetones o canteros. Siempre y cuando estos contendores cuenten con buen drenaje para el agua y tierra abonada, puedes tenerlos en espacios reducidos.

Nota que también puedes leer: Qué sembrar en la huerta en otoño

Riego del cultivo

Lo aconsejable es mantener la tierra húmeda, con un riego moderado durante los meses de más calor, sobre todo si se realiza durante el verano. Realizar el riego por la mañana temprano o por la tarde, cuando el sol va disminuyendo su intensidad. Se pueden utilizar aspersores, regaderas o riego por goteo (muy recomendable) o con manguera de riego fino.

Cuidados especiales

  • Cuidar el cultivos del ataque de insectos, sobre todo de las plagas de la temporada cálida y húmeda.
  • Protegerlo de las tormentas en época de calor, ya que la mayoría pueden precipitar granizo.
  • Riego necesario en época de calor, con alguna cobertura externa para brindarle sombra en caso de una intensa insolación. Puedes realizar techado con media sombra o toldos para tamizar la luz solar.
  • Cuidarlo en temporada de bajas temperaturas. En caso de tener un cultivo en invierno, tendrás que protegerlo de las heladas.

Seguir leyendo: 5 hortalizas que pueden cultivar en casa de manera fácil

Compartir:

Popular

Más de esto
Más de esto