Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Ahora parece que los excrementos de aves de corral procesadas convertidas en hidrochar producen un 24% más de generación neta de energía.

En muchas regiones donde se desarrolla el agro, la cría de aves de corral suele ser muy común, aunque el inconveniente mayor y un gran desafío es “la eliminación segura de los excrementos» de manera eficiente, segura y a la vez sustentable. Actualmente, de acuerdo con los investigadores, el objetivo se centra en convertir la caca de estas aves en combustible sólido, o sea, una fuente de energía renovable que requiere menos recursos, lo que se convertiría en alternativa sostenible, lo que haría retroceder de manera significativa la dependencia de los combustibles fósiles

Con el pasar del tiempo se fue desarrollando la idea, la ciencia puso su manto de conocimiento y hoy es posible utilizar el excremento de las aves de corral (pollos, gallinas, patos, codornices, etc) para convertirlo en biocombustible, y ahora los científicos han desarrollado una forma de hacerlo mezclando los desechos con otro flagelo ambiental, una hierba invasora que está afectando la agricultura en África. El informe se divulgó hace un tiempo en la revista de ACS Energy & Fuels .

También se a destacado que el lodo de aves de corral a veces se convierte en fertilizante, pero las tendencias recientes en la cría industrializada de pollos han llevado a un aumento en el mal manejo de los desechos y a los impactos ambientales negativos que esto conlleva, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. 

El lado negativo en cuanto a la manipulación y exposición en suelo de los excrementos de las aves de corral es que pueden contener nutrientes, hormonas, antibióticos y metales pesados ​​y pueden arrastrarse al suelo y al agua superficial. Es por este motivo que para hacer frente a este problema, los científicos han estado trabajando en formas de convertir los desechos en combustible. 

Dentro de los avances científicos, el problema inicial fue que los excrementos de aves de corral no se transforman bien en biogás, por lo que se mezclan con materiales vegetales como el cambio de hierba. Los investigadores a cargo de este avance científico querían ver si podían combinar los desechos de pollo con Tithonia diversifolia, un Girasol mexicano, que se introdujo en África como una planta ornamental hace décadas y se ha convertido en una importante producción agrícola que amenaza la maleza en el continente.

 Ocho kilogramos de desechos de aves de corral y girasoles produjeron más de 3 kg de biogás, combustible más que suficiente para impulsar la reacción y sobrantes para otros usos, como alimentar un generador. Además, los investigadores dicen que los sólidos residuales del proceso podrían aplicarse como fertilizante o acondicionador del suelo. Cuidadosamente y tras pruebas de efectividad, los investigadores desarrollaron un proceso para pretratar los excrementos de pollo y luego hacer que los microbios anaeróbicos digieran los desechos y los girasoles mexicanos juntos.

Conclusión:

En total, hubo un aumento del 54,44% en el rendimiento previsto de biogás en el experimento con pretratamiento sobre el no tratado. Según el coeficiente de determinación (R2), el error medio y los rendimientos de biogás predichos, se encontró que el modelo ANNs era más preciso que el RSM en el estudio. 

El balance energético reveló una energía neta positiva que compensó adecuadamente las energías térmicas y eléctricas utilizadas en la realización del pretratamiento termoalcalino. Se aboga por la codigestión de estos sustratos para la generación de bioenergía. El balance energético reveló una energía neta positiva que compensó adecuadamente las energías térmicas y eléctricas utilizadas en la realización del pretratamiento termoalcalino. Se aboga por la codigestión de estos sustratos para la generación de bioenergía.

 El balance energético reveló una energía neta positiva que compensó adecuadamente las energías térmicas y eléctricas utilizadas en la realización del pretratamiento termoalcalino. Se aboga por la codigestión de estos sustratos para la generación de bioenergía.

Deja una respuesta