24-05-24 |

Las hojas: sensores ambientales muy sofisticados

La profesora de zoología, Yvonne Buckley, del Trinity College de Dublín, ha cubierto que los nutrientes que poseen las plantas, como nitrógeno, fósforo y potasio en sus hojas, responden a ciertos parámetros. Conócelos en esta nota.

Este descubrimiento fue publicado en Nature Ecology & Evolution. Si bien se sabe que los nutrientes en las hojas pueden variar según la ubicación de la planta, es la primera vez que se confirma en comunidades enteras de plantas en muy diferentes climas y suelos.

Este experimento fue realizado en 27 sitios en cuatro continentes, desde pastizales semiáridos y sabanas de Australia hasta exuberantes pastos en Europa y praderas en América.

Cabe destacar que, cuando las plantas cuentan con fertilizantes, esos nutrientes adicionales las ayudan a crecer y producir más flores y semillas. Estos nutrientes pueden diluirse en sus hojas, por lo que no se garantiza una respuesta positiva de los nutrientes de las hojas a la fertilización.

Un resultado sorprendente de esta investigación fue que el área específica de la hoja, un rasgo que se usa para saber cómo las plantas se defienden de los herbívoros y capturan la luz solar para su crecimiento, no se vio afectada por la fertilización. Entonces, esta medida crítica de la arquitectura de la hoja no cambia en respuesta a la fertilización. La estructura de la hoja está determinada tanto por el clima como por las características del suelo, por lo que puede responder durante un período de tiempo más largo que la fertilización a corto plazo.

Al comentar sobre la importancia de la investigación, la profesora Buckley dijo:

«A medida que nuestro entorno cambia más rápidamente debido al cambio climático , la intensificación de la agricultura y el uso de la tierra , es cada vez más importante comprender cómo es probable que respondan los pastizales de todo el mundo. Los pastizales son uno de los hábitats más extensos del mundo, nos proporciona alimentos, almacenamiento de carbono y hábitat para los polinizadores. El uso de plantas como sensores del cambio ambiental nos brinda otra herramienta importante para comprender las consecuencias de estos cambios en nuestros sistemas de soporte vital»

«Hay dos formas en que los nutrientes de las hojas pueden cambiar en las comunidades de pastizales: las especies existentes cambian para almacenar más nutrientes o los tipos de especies que pueden sobrevivir en estas nuevas condiciones cambian a especies que naturalmente tienen mayores nutrientes en las hojas. Encontramos que para el nitrógeno y el potasio estaban sucediendo, pero para el fósforo, el cambio de especie no era importante»

Deja un comentario

Compartir:

Popular