¿Quién se guarda la plata tras la suba de retenciones?

Los aumentos registrados en los derechos de exportación, en particular, los aplicables a las exportaciones agropecuarias, han terminado por enardecer los ánimos de los productores, provocando un frente común para defender sus intereses.

La denominación de «retenciones» proviene de la operativa vigente en una época en la cual estas se descontaban al exportador al momento del ingreso de las divisas producidas por su exportación.

Actualmente, pueden ser pagadas al momento de registrar el permiso de embarque ante la aduana o garantizarlos y pagarlos al momento de ingresar las divisas.

Hasta aquí el tema no arrojaría mayores inconvenientes y pasaría inadvertido para las personas ajenas al comercio exterior, si no fuera por la extraordinaria repercusión que han tenido estos tributos con motivo de su aplicación a las exportaciones de productos agropecuarios y el notable incremento que han sufrido en los últimos tiempos, originando una protesta social de magnitud.

También te puede interesar: Córdoba y Santa Fe rechazaron la suba de retenciones y toman medidas

¿Quién almacena la plata?

A través de la Resolución 215/2022, con la firma de Matías Kulfas, se designó a Roberto Feletti como encargado de instrumentar el fideicomiso que financiará la compra de trigo de los molinos.

El fondo que tendrá el nombre de «Estabilizador del Trigo Argentino» sería de unos US$ 450 millones que serán recaudados con la suba de retenciones a la harina y el aceite de soja.

«La nueva coyuntura internacional impone la toma de medidas urgentes que coadyuven a la estabilización de los precios internos de productos esenciales para la alimentación de los argentinos y las argentinas, así como mantener un volumen adecuado a las necesidades de abastecimiento del mercado interno, fomentando una mayor producción de estos bienes en la cadena que va desde el productor primario y la productora primaria hasta los consumidores y las consumidoras finales», se destaca en los considerandos de la medida instrumentada el sábado.

Por tal motivo, se propicia la creación de un Fondo Fiduciario Público «que tenga por objeto garantizar un patrimonio de afectación específica que contribuya a mitigar el alza del precio de la tonelada de trigo que requiere la cadena de molienda argentina, considerando los valores, anteriores al conflicto, de las mercaderías involucradas».

También puedes leer: Los efectos de la guerra ya se sienten, ¿retenciones si o retenciones no?

Deberán excluirse del alcance de la presente medida «las 800.000 toneladas de harinas destinadas a la exportación previstas en el fideicomiso privado creado al efecto por la Resolución Conjunta 3 del 4 de marzo de 2022 del Ministerio de Desarrollo Productivo y del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, como así también los productos del Programa de “Precios Cuidados” previstos en el fideicomiso de referencia».