¿Realmente es malo congelar la cebolla? Derribando un mito

Muchas preguntas existen a cerca de esto, muchos afirman que no es recomendable freezar las cebolla, teniendo en cuenta que existen alimentos que no pueden ser sometido al congelamiento. ¿Es del todo así?.

Existe un gran mito detrás de la cebolla cortada y depositada en el congelador o freezer de la heladera. En los últimos tiempos muchas noticias falsas se hicieron virales y tienen como protagonistas a la «cebolla y al frío» lo que ha generado muchas dudas, incluso hasta en las personas con más criterio.

La cebolla es una de las hortalizas más utilizada dentro de la gastronomía de todo el mundo, son pocas las comidas que se elaboran sin involucrarla. El uso en la cocina va a la par del ajo y la papa, teniendo en cuenta que estos están dentro de la lista de alimentos que son los que más perduran si los conservas de manera adecuada.

También te puede interesar: Cómo conservar los alimentos enlatados abiertos de forma correcta

¿Cómo conservarlas?

La mejor manera de consumir alimentos es cuando estos están en su estado fresco, es lo que recomiendan los nutricionista. En cuanto a la cebolla cortada, no hay riesgo, más allá de que se había divulgado en algún momento que las cebollas ya peladas y cortadas guardadas en el freezer producirán microorganismos letales para la salud humana, lo que fue desmentido al poco tiempo por los especialistas.

Ahora ya se sabe que no hay riesgo de conservar la cebolla cortada, ya sea dentro de la heladera a frío medio o en el mismo freezer, así que puedes seguir conservándola como siempre lo has hecho. Incluso, en época de calor es más recomendable frezar la cebolla que dejarla en exterior, ya que en contacto con el aire caliente, combinado con la acidez de esta hortaliza derivan a la rápida descomposición de esta.

La mejor manera de conservar cebolla es a temperatura media en la heladera, en la zona inferior. Para evitar que se amarillente, lo ideal es colocarla en un recipiente con tapa o envolverla en un films de cocina. Si no deseas guardarla en mitades, puedes también picarla y colocarlas en pequeñas bolsas de polipropileno, o bien, cortarlas en juliana (lista para ensaladas).

Si guardas a las cebollas en la heladera en recipientes con tapas, también evitarás que el típico olor que despiden, contaminen los demás alimentos.

En el caso de conservarlas en el freezer para su congelamiento, te recomendamos depositarla en una bolsita hermética, Esto evitará la proliferación de bacterias y patógenos.

Por otro lado, si las cebollas están enteras, con su piel protectora intacta, no las guardes en el frezzer, te recomendamos conservarlas en un lugar fresco y oscuro, junto a la papa y otras hortaliza tipo tubérculos, de esta manera prolongarás la vida útil de este alimento. Si le salen brotes, solo quítaselo.

Nota que puedes leer: Las mejores maneras de conservar el queso

Con información de: https://www.mundodeportivo.com/