22-04-24 |

Sector pecuario: las claves para optimizar el cuidado del ganado

La actividad ganadera constituye una de las principales industrias en Argentina. La cadena pecuaria consta de diversas etapas donde el cuidado y bienestar del animal se vuelve un elemento indispensable.

La protección del ganado resulta clave no solo para garantizar la calidad del producto final, sino también para minimizar las pérdidas e inconvenientes durante el proceso productivo. Para ello, es necesario considerar diversos factores que favorecen el bienestar de los animales.

En esta nota, repasamos brevemente algunas claves esenciales para tener en cuenta para el cuidado del ganado.

Cuidado y salud

Sin dudas, uno de los aspectos principales a la hora de garantizar el cuidado de los animales es su salud. Esto no solo es importante para el bienestar del ganado, sino también para garantizar la calidad y sanidad de los productos resultantes.

Para ello, es necesario proveer no solo la atención profesional periódica, sino también invertir en medicinas veterinarias de calidad para garantizar la salud de los animales. Ambos aspectos constituyen la base indispensable para el correcto cuidado del ganado.

Identificación y monitoreo

La identificación y el monitoreo están relacionadas con la salud y constituyen un aspecto esencial para el sector pecuario. En nuestro país, es obligatorio identificar el ganado para el movimiento de terneros.

Para ello, es necesario utilizar caravanas para marcar los animales. Estos implementos varían su color para identificar la información sanitaria de cada ternero, dependiendo de la vacunación, importación o reidentificación del ganado.

Reproducción

Otro punto importante a tener en cuenta es la reproducción de los animales. Actualmente, muchos productores ganaderos optan por promover la monta estacional, que consiste en acoplar el apareamiento de los animales a las condiciones ambientales.

En casos en donde se utilizan modelos productivos de pastoreo, es posible organizar el tiempo de reproducción cuando hay mayor oferta forrajera. Esto favorece la nutrición de las vacas y garantiza una mejor respuesta, ya que pueden alimentar a sus crías y, al mismo tiempo, quedar preñadas.

Nutrición

Los requerimientos nutricionales varían dependiendo de la condición de cada animal. Esto constituye uno de los mayores desafíos al momento de garantizar la correcta alimentación del ganado. 

Para administrar la nutrición del ganado, el productor debe tener en cuenta ciertas consideraciones básicas que resultan esenciales:

  • Estado de producción: Implica la etapa del proceso donde se encuentra el animal. Por ejemplo, si está lactando, se deben tener en cuenta la condición corporal al momento del parto y los índices de preñez.
  • Edad: Los animales adultos no tienen los mismos requerimientos nutricionales que las crías o que las vacas en periodo de gestación.
  • Peso y condición corporal: Es necesario tener en cuenta la contextura ya que los más grandes necesitan más alimento que los más pequeños.
  • Producción de leche: A mayor habilidad materna, existe más requerimiento de energía, calcio, proteína y fósforo. 
  • Clima: Es esencial ya que el frío invernal, por ejemplo, afecta los requerimientos nutricionales.
  • Época de cruzamiento: durante la época de reproducción también es necesario adecuar el plan de alimentación.

Deja un comentario

Compartir:

Popular