martes, septiembre 28, 2021
ANUNCIO

Todo lo que tenés que saber sobre reciclaje de residuos vegetales

Los residuos orgánicos son aquellos desechos o residuos que alguna vez estuvieron vivos o fueron parte de un ser vivo susceptible a degradarse biológicamente.


Aunque poco a poco, en los últimos tiempos se han ido instalando por diferentes ciudades y zonas del país un nuevo contenedor destinado a este tipo de residuos, este “nuevo” contenedor es de color marrón.

Cada día generamos en casa un montón de residuos, muchos de ellos de origen vegetal. La mayoría pueden tener una segunda vida útil  y, de ese modo, favorecer el medio ambiente si los reciclamos adecuadamente. En el Blog de Bayer ya os dimos algunas recomendaciones para evitar desperdiciar comida, y ahora os contamos diferentes formas de reutilizar los restos generados en nuestros hogares. Veamos algunas de ellas:

Por ejemplo, podemos generar compostaje doméstico, en nuestro jardín o terraza a partir de pequeñas cantidades de residuos (hierbas, cáscaras de frutas, restos de verduras, césped, restos de poda, etc). Estos residuos se colocan en capas y se va volteando y humedeciendo cada 15 días. En 4 meses aproximadamente tendremos un inmejorable abono para nuestras plantas.

Los recortes de árboles, hojas, ramas y similares, pueden tener una vida después de la muerte una vez que abandonan el árbol o arbusto, si sabes cómo reciclarlos.

El mejor momento para recortar arboles es típicamente en invierno, cuando el clima frío les dice que es hora de ir a latencia. Ciertos arbustos leñosos, como los rododendros y las azaleas, deben podarse después de que hayan florecido en primavera. Pero, no hay una época especial del año, correcta o incorrecta, para reciclar los residuos vegetales. Debes hacerlo siempre que sea necesario.

Una de las mejores formas de reciclar estos residuos del jardín es compostándolos. El compostaje se refiere a un proceso de descomposición de la materia orgánica con el fin de convertirse en un aditivo o abono rico en nutrientes para el suelo. ¡Reciclaje en todo su esplendor! Si, por el contrario, tienes recortes de árboles que necesitas reciclar, hay un par de opciones diferentes para hacerlo.

Actualmente, existen muchas comunidades que tiran sus desechos de jardín en botes de reciclaje de residuos vegetales o naturales. Hay, también, comunidades grandes que contratan empresas privadas que aceptan recortes de árboles para compostaje y reciclaje. O bien, si tienes un jardín y una imaginación creativa, puedes reciclarlos tú mismo para que sigan siendo útiles de otra forma.

¿Para qué sirve el compostaje?

El compostaje es beneficioso por varias razones. Además de dar a las plantas los nutrientes vitales que necesitan para crecer, les proporciona bacterias provechosas que pueden ayudar a combatir contra los invasores dañinos. También ayuda a conservar el agua al reducir la evaporación y al permitir  que el suelo contenga más humedad.

Cuando se compostan los residuos vegetales, las bacterias que necesitan oxigeno cooperan con hongos, insectos, gusanos y una multitud de otros organismos pequeños para descomponer la materia orgánica. Pero, cuando los desechos vegetales se depositan en vertederos, son cubiertos con diferentes tipos de basuras y se descomponen en un ambiente anaeróbico (sin oxígeno), lo que ocasiona la producción de metano, un gas de efecto invernadero extremadamente dañino.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) ha informado en repetidas ocasiones que el metano es 20 veces más potente como gas de efecto invernadero que el dióxido de carbono. Además, solo las industrias de energía y agricultura crean más metano que todos los vertederos del país.

¿Cómo reciclar recortes de árboles?

Los recortes de árboles y otros tipos de desechos del mismo material ocupan una enorme cantidad de espacio en los vertederos. Se estima que el 13.5% de todos los desechos sólidos son recortes de poda, por lo que es mejor reciclarlos no solo por espacio sino también por el ambiente.

Muchas comunidades ahora ofrecen servicios regulares de reciclaje de residuos vegetales. Algunas de ellas tienen, incluso, empresas de transporte que proporcionan a los residentes contenedores de reciclaje para residuos verdes. Otras, solo deben recoger las ramas o recortes de los árboles y atarlos con cuerdas o cordeles para facilitar su desplazamiento

Pero, si tu comunidad no brinda estas opciones, no te preocupes. También hay varias formas de reciclar o compostar en casa. Una de las más sencillas es apilar ramitas y hojas pequeñas y enterrarlas, ya que, como toda materia orgánica, eventualmente se degradará sin importar lo que suceda en el exterior.

¿Cómo no producir tantos residuos vegetales?

¿Qué es mejor que reciclar los residuos vegetales? No producirlos en primer lugar.

El reciclaje de residuos vegetales es realmente importante. Pero si puedes reducir la cantidad de desechos que fábricas, menos tendrás que preocuparte por el compostaje o reciclaje de estos residuos verdes.

Hay varias acciones simples que puedes realizar todos los días, algunas de ellas son:

Usar el mantillo

El mantillo reduce el crecimiento de malezas alrededor de las plantas en tu jardín o en los caminos verdes de tu casa. Esto genera menos material vegetal de desecho, mientras que al mismo tiempo reduce las necesidades de agua para esas plantas.

Ciclo de pasto

Este es un procedimiento sencillo que puede hacer una gran diferencia. El ciclo de pasto se refiere a reciclar los recortes de césped en el propio césped. Esto reducirá la necesidad de usar fertilizantes, disminuirá la evaporación del agua e, incluso, aumentará la salud de los suelos.

Lo mejor de todo es que la mayoría de las segadoras modernas son cortadoras de “mulching”, lo que significa que puede alejar la hierba de la superficie. Y como estos son lo suficientemente pequeños como para degradarse rápidamente, alimentarán el césped en cuestión de días.

Podar

La acción de podar generará menos residuos vegetales, pero la manera en que podes también tendrá un efecto, ya sea positivo o negativo. La mayor parte de la poda debe realizarse después de un gran aumento de crecimiento en la planta.

Recuerda que la mayoría de las plantas regulan su crecimiento por su crecimiento de sombra. Es decir, si cortas los árboles y los arbustos, en lugar de desviarlos severamente, las plantas crecerán de una forma más controlada, reduciendo la necesidad de podar.

Regar adecuadamente

En general, los paisajismos de todas las zonas consumen aproximadamente el 36% del suministro de agua de la zona. Y la mayor parte de eso se desperdicia. De hecho, algunos arquitectos paisajistas estiman que muchos lugares están siendo regados en un 100-300%.

El exceso de riego conduce a un crecimiento innecesario para la salud de la planta y significa, para nosotros, más poda.

Reducir el tamaño del césped

Después de leer todo esto, es bastante claro que el césped es otra fuente vegetal de mucho desperdicio. Si reduces el área de césped y lo nivelas lo más que puedas, entonces requerirá menos agua, menos trabajo y generará menos residuos vegetales.

¿Cómo preparar los residuos vegetales para el reciclaje?

Para ayudar al medio ambiente, es importante contribuir con el reciclaje de residuos vegetales. Pero también es imperativo conocer cómo preparar adecuadamente los residuos ecológicos para destinarlos al proceso de reutilización.

Coloca los recortes de césped sueltos, las hojas, malezas, podas, ramas de hasta 4 pies de largo y menos de 2 pulgadas de diámetro en el carro o bote de desechos ecológicos. Corta las ramas largas en longitudes de 4 pies o menos. Es importante que todos los materiales entren perfectamente dentro del carro de desechos.

También, puedes continuar con el compostaje casero o solicitar información e instrucciones sobre cómo empezar tu propio proyecto de compostaje doméstico.

Es imperativo que no hagas estas cosas, bajo ninguna circunstancia: No mezcles la basura normal o materiales reciclables con residuos vegetales. No coloques los materiales de desechos grandes en los carros, tampoco los dejes atados al lado del contenedor.

No pongas tocones, rocas o tierra en el carrito de desechos ecológicos. De igual manera, no insertes tazas de espuma o materiales de embalaje, plásticos, metal, vidrio o papel; tampoco es recomendable que pongas yuca, palma o bambú junto con los residuos verdes. Y lo más importante, nunca uses el bote ecológico para desechos animales o alimenticios.

Si sigues todos estos consejos, no solo tendrás un jardín ordenado, limpio y placentero; sino que también ayudarás al medio ambiente. Recuerda siempre reciclar los residuos vegetales, desde trozos de madera, ramas, hojas, hasta césped y flores. Lo importante es que te conviertas en un agente de cambio ecológico.

Vía: https://gestorderesiduosmadrid.es/

Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Populares

Fungicida casero con bicarbonato

Los hongos son uno de los problemas más habituales que pueden afectar tanto a plantas como a personas. Aunque hoy en día existen gran...

Cómo hacer un buen asado al horno

Aprende a preparar Asado al horno argentino con esta rica y fácil receta.  A la parrilla o al horno, un asado no se parece en nada a...

Limón con agua de aloe vera

El aloe vera y el limón tienen propiedades depurativas naturales que ayudan al organismo a eliminar los residuos y toxinas. Al ingerir limón y...

Vinagre, en la huerta y el jardín

Ya sabemos que es un herbicida 100% natural, pero hay más. Te dejamos 15 usos del vinagre para tu huerta y jardín. El nombre vinagre...