18-05-24 |

Marzo da comienzo con buenas perspectivas de lluvias para varias regiones agrícolas

El mes de febrero se despidió dentro de un escenario de mucho calor y humedad, sin cambio en la masa de aire a lo largo de la semana. Para los primeros días de marzo, los pronósticos ya anticipan varios eventos de lluvias que van a beneficiar al campo.

La semana estuvo marcada nuevamente por temperaturas cálidas y la presencia de aire bastante húmedo en gran parte de la región central del país, abarcando al área pampeana y zona núcleo, donde aparecieron chaparrones y tormentas de forma sectorizada.

Por el momento las levadas temperaturas y una masa de aire muy húmedo se mantienen presentes y repercuten en el estado del ambiente sobre gran parte del centro y norte, sin interrupción, al menos hasta este viernes.

Los nuevos análisis de seguimiento ya indican que el mes de marzo abrirá con algunos pulsos de precipitaciones que impactarán desde este fin de semana en la región agropecuaria, y en algunos casos se espera que las precipitaciones sean más abundantes para varias provincias del norte y áreas del litoral. A todo esto, el productor agropecuario sabe que la temporada de lluvias va mermando y se necesita almacenar humedad en el suelo, al menos mantener condiciones optimas para poder realizar los labores en la campaña agrícola que se viene. Además, hay que tener en cuenta que los pronóstico a corto plazo ya están anticipando un posible evento La Niña a partir de la próxima primavera, lo que influirá en el clima en Argentina en el verano 2024/25, trayendo nuevamente periodos de sequía y elevadas temperaturas.

Cambio de tendencia con lluvias de amplia cobertura

Con el cambio de tiempo, mediante el paso de un frente frío, las lluvias se manifestarán entre el sábado 2 y el domingo 3 de marzo en varias regiones, instancias en que las lluvias volverían a escena a modo de tormentas y chaparrones, abarcando a vastas áreas del territorio. También se prevé el descenso de la temperatura de forma paulatina, con el avance de aire más fresco desde la Patagonia.

La tendencia para la primera parte de marzo es que retomen las lluvias más generosas a la región central del país, abarcando a vastas áreas del centro del país. Esto inicia desde este viernes en algunos casos, como ser el área pampeana agrícola y la tendencia es que los caudales de lluvias sean más generosos durante el fin de semana para distintos puntos del norte del territorio y el Litoral, abarcado a la región productora de la zona núcleo, donde el campo espera las precipitaciones más contundentes.

Los acumulados más importantes estarán sobre las provincias de Santa Fe, sur y centro de Entre Ríos, Regiones de Córdoba y vastas áreas del norte del país. Mientras que para La Pampa y Buenos Aires las precipitaciones serán más erráticas, con montos aceptable más hacia el oeste y extremo norte de la provincia de Buenos Aires.

En el mapa inferior donde se muestran los acumulados de lluvias estimados para los próximos días, muestran la mayor concentración de precipitaciones para el centro-norte del país, donde se pueden promediar montos de lluvias entre los 50/ 70 y 100 milímetros en el recuento total dentro de los primeros 5 días de marzo, sobre todo en áreas del NOA y las provincias de Santiago del Estero y Chaco.

Mientras que para las provincias de Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos, los acumulados son inferiores, incluso con lluvias más erráticas y montos desiguales dependiendo de la región, con acumulados entre los 10, 20, 40 y 60 milímetros. Mientras que para Buenos Aires y La Pampa, serán inferiores y con lluvias bastante sectorizadas, salvo en algunos puntos, donde se pueden localizar precipitaciones algo más generosas de manera local.

Los acumulados pendientes abarcan desde el 1° al 5 de marzo:

¿Que son los anticiclones y por qué aleja las lluvias?

Para entender como funcionan los factores atmosféricos que derivan en eventos de calor (o frío extremo), tenemos que profundizar en los bloqueos atmosféricos están asociados a centros de (A) alta presión, o conocidos como anticiclón, donde el viento desciende y rota en dirección contraría a las agujas del reloj.

Estos centros de alta presión son los que promueven a la estabilidad en toda la atmosfera adyacente, promoviendo a la ausencia de lluvias y cielos mayormente despejados. En algunos casos, los anticiclones de bloqueo son considerados verdaderas murallas para el paso de sistemas de lluvias y frentes fríos (o cálidos en ocasiones).

En Argentina, el mecanismo de bloqueo sucede cuando la circulación anticiclónica arrastra aire húmedo y caliente desde la región sur de Brasil, donde el aire circundante es de característica cálido- tropical, lo que influye en las temperaturas del Paraguay, Bolivia y en gran parte del centro y norte argentino, provocando que las temperaturas aumenten de manera sostenida, mientras que al mismo tiempo, ejercen presión de aire sobre el sur pampeano, impidiendo el paso de aire frío hacia la franja central. A esto se lo denomina bloqueo atmosférico cálido.

Mientras que en los meses de invierno suele dominar el anticiclón o baja presión fría, que son las que se destacan en temporada de clima seco y frío, dejando seguidilla de días con bajas temperaturas, facilitando a los cielos más despejados y por ende, el despliegue de heladas, las que se generan a causa de un mayor enfriamiento en superficie.

Deja un comentario

Compartir:

Popular