Una campaña en jaque: falta de gasoil, falta de entrega de silos bolsa y altos costos

Los agricultores argentinos tienen por delante una campaña agrícola 2022/2023 muy diferente a las anteriores. Un cóctel de nuevos factores dinamitó los esquemas de costos e ingresos vigentes hasta el año pasado e impone un nuevo escenario para producir granos. 

Siempre me gustó ésta frase como una buena síntesis de la realidad nacional: mismos problemas que se repiten en el tiempo y como no se solucionan, se repiten como un loop temporal.

En éste sobresalen costos de producción catapultados a valores impensados y riesgo de escasa disponibilidad de algunos insumos estratégicos.

Simultáneamente, los productores enfrentan una incertidumbre mayúscula acerca de los ingresos por percibir, debida a cuestiones internacionales y, sobre todo, internas, a través del manejo de los derechos de exportación, de los volúmenes de equilibrio y de los fideicomisos, entre otros.

Súmense a lo anterior muchas dudas acerca de la evolución del clima en el otoño-invierno y sobre el desenlace del conflicto desatado entre Rusia y Ucrania, que no parece tener solución a corto plazo, y se tendrá una ecuación que aumentó exponencialmente las necesidades de capital de trabajo y subió la vara del riesgo empresario por correr al producir granos finos y gruesos con esquemas de alta ambición de rendimiento.

También podes leer: La guerra entre Rusia y Ucrania genera grandes distorsiones en el precio de granos y energía

Un análisis que preocupa

El profesor del Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral, Dante Romano, analizó la comercialización del trigo, maíz y soja en el mercado nacional e internacional.

Entre otros aspectos, el académico de la Facultad de Ciencias Empresariales señala que podría existir una buena oportunidad para la venta de granos desde Argentina a los mercados que se abastecen en Ucrania.

Soja, trigo y maíz: plano nacional

  • «Mientras los precios de la soja en Chicago subieron un 6% en la última semana, localmente la mejora no llegó al 5%. La entrada de la cosecha de soja está generando mayor oferta, y esto permite una mejora en el margen de molienda de la industria local. Sin embargo, se espera una presión corta, ya que la intención de los productores es mantener los excedentes en porotos, mientras que las ventas de maíz y trigo alimentarían la caja».
  • «La cosecha de soja está ganando ritmo, pero los productores buscarían mantener sus excedentes transitorios en soja. A esto se le suman los problemas para conseguir gasoil, que también hace que forzosamente deba quedar más soja en los orígenes de producción. También se está notando una falta de entrega de silos bolsa. Esto puede generar cambios en las tendencias normales de comercialización, presionando con entregas en acopios y consumos regionales».

Nota que te puede interesar: La cosecha en peligro por falta de combustibles

  • «Si bien los precios de los granos están muy firmes, también hemos tenido una fuerte suba de costos. La relación insumo/producto (cuanta cantidad de granos es necesario utilizar para comprar insumos) se disparó a niveles máximos históricos, especialmente en fertilizantes. Esto hace que las perspectivas para la próxima campaña sean muy complejas: llega el momento de comprar los insumos, con lo que su precio quedará firme, pero en Argentina históricamente se vende menos del 15% de la producción en forma anticipada. De caer el precio de los granos, el margen agrícola podría tornarse fuertemente negativo».
  • «Se volvieron a registrar heladas la semana pasada que podrían afectar al maíz tardío. La calidad de cultivos reportada por la Bolsa de Comercio de Buenos Aires pasó de ser de las mejores recientes, a la peor en sólo dos semanas. Sin embargo, es difícil estimar el impacto en los cultivos. Por esto se mantiene una estimación de producción en 49 mill.tt».

¿Cómo impacta en los granos la guerra en Ucrania?

  • «Se estima que unas 15 mill.tt. de maíz quedaron en stocks en Ucrania. Es decir, casi la mitad de la cosecha del ciclo 21/22. Algo similar ocurriría con el trigo y el girasol».
  • «En lo inmediato, esto es alcista en precios: significa que los consumidores que confían en el abastecimiento desde Ucrania deberán comprar desde otros lugares».
  • «De hecho, las exportaciones de granos de Ucrania durante marzo fueron cuatro veces menores a los niveles de febrero».
  • «En el largo plazo, estos stocks podrían ponerse a disposición, siempre y cuando la logística ucraniana lo permita».
  • «La pregunta es si hay daños fruto de la guerra sobre este grano almacenado».