Anuncio
martes, mayo 11, 2021
InicioRecetasAceite de semilla de uva

Aceite de semilla de uva

Anuncio

El aceite de semilla de uva se puede obtener tanto mediante prensado en caliente como mediante extracción química y refinación. Sin embargo, si desea producir un aceite con muchos ingredientes valiosos (como la vitamina E y la lecitina), debe utilizar un prensado en frío para comprimir las semillas de uva.

Entre los distintos tipos de aceites que existen en el mercado el aceite de oliva es el más usado y recomendable para una dieta sana. Sin embargo, opciones menos populares también pueden ofrecer grandes ventajas, tales como el aceite de semilla de uva del cual hoy te contamos sus propiedades, beneficios y su uso en la cocina.

¿Cómo se extrae?

Sin embargo, para llegar a los núcleos, primero se deben prensar las uvas en orujo. Ahora los núcleos están separados de esto. El contenido de agua residual contenido en los núcleos se reduce por calentamiento indirecto a solo alrededor del 10%. Posteriormente, el prensado de los núcleos comienza con prensas de tornillo. Debido al hecho de que los núcleos solo tienen un bajo contenido de aceite de aproximadamente 12-16% y dado que con las prensas convencionales quedan aproximadamente 10-12% de aceite residual en la torta, se necesitan bastantes semillas o aproximadamente 800 kg de orujo para un litro de aceite de uva.

La prensa de núcleo duro Florapower fue desarrollada para el prensado de semillas de uva significativamente más eficiente. El contenido de aceite residual en la torta de prensa se reduce de 10-12% a solo 6.3%. Si los núcleos se precalientan antes de presionar, el rendimiento del aceite es mayor. Si prefiere un sabor más intenso, entonces debe decidir sobre la compra del aceite de uva de uvas rojas.

El aceite también se puede obtener por extracción con gasolina o prensado en caliente. En el último método, sin embargo, asume un color verde oliva y obtiene un sabor caliente y desagradable.

Propiedades del aceite de semilla de uva

Como todo aceite, el derivado de las semillas de uva contiene un 99,9% de grasas, entre las cuales predominan los ácidos grasos insaturados, siendo mayor la proporción de ácido linoleico (omega 6) que linolénico (omega 3), según un estudio publicado en 2009, y manteniéndose esta proporción aun cuando la variedad de uva cambia.

Asimismo, cuenta con polifenoles con efecto antioxidante, fitoesteroles, tocoferol, carotenoides y muchos otros fitoquimicos más que se asocian a un efecto antiinflamatorio en el organismo, según señalan científicos de Brasil. Sin embargo, la mayor parte de los polifenoles antioxidantes se encuentran en los residuos tras el prensado de las semillas para la extracción del aceite.

Por último, debemos decir que no sólo es un aceite con buenas propiedades nutricionales, sino también, organolépticas, ya que tiene un sabor neutro cuando se trata del refinado y más semejante al vino y frutado cuando se trata del aceite de semilla de uva virgen.

Img 9264

Beneficios del aceite de semilla de uva

Por su riqueza en antioxidantes el aceite de semilla de uva podría ofrecer grandes beneficios al organismo humano: desde una reducción del estrés oxidativo ocasionado por ejercicio intenso o enfermedades hasta mejores defensas por impulsar el sistema inmunitario.

Sin embargo, in vitro también se ha probado que sus antioxidantes pueden reducir la proliferación de células cancerosas, algo que podría ser de ayuda para prevenir y/o controlar el cáncer acompañado de otros hábitos, tratamientos o recursos por supuesto.

Por otro lado, los polifenoles entre los que destaca el resveratrol, pueden tener efecto antiinflamatorio como señalamos antes y ello, contribuir a una mejor salud metabólica general. Así, este aceite también se ve como un buen alimento para promover el funcionamiento cardiovascular y prevenir patologías asociadas.

Incluso, su poder antioxidante podría evitar la oxidación de lípidos en sangre y así, ayudar a prevenir la aterosclerosis, algo que muchos otros aceites y alimentos también logran cuando poseen variedad de nutrientes con función ante los radicales libres del oxígeno en nuestro cuerpo.

Cómo usar aceite de semilla de uva en la cocina

Aunque a muchos no le resulta agradable el sabor del aceite de semilla de uva virgen, la realidad es que resulta muy semejante al vino tinto, por lo tanto, si éste es de su agrado el aceite también lo será.

El aceite de semilla de uva refinado tiene sabor neutro, aunque similar perfil de ácidos grasos que la versión sin refinar, pero con menos minerales y polifenoles.

Ambos son muy estables al calor, por lo que pueden usarse en la cocina tal como otros aceites e incluso, para freír, ya que su estructura no se modifica a altas temperaturas y podemos garantizar cierta calidad nutricional en el resultado final.

De lo contrario, podemos emplearlo para aliñar preparaciones, para elaborar pasteles, condimentar u otros procesos culinarios más, en tantos platos como nos apetezca.

Aunque el aceite de semilla de uva es una buena opción, no es la alternativa ideal ni posee propiedades milagrosas, pues sus polifenoles antioxidantes responsables de gran parte de sus beneficios, también podemos obtenerlos de muchos otros alimentos que los contienen.

Con información de florapower

vitonica

- Advertisement -spot_img
Anuncio

Para leer

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Relacionados

- Advertisement -