24-04-24 |

Así puedes conservar los alimentos enlatados abiertos de forma correcta

Para evitar que los alimentos terminen en la basura, tenemos que saber cómo almacenarlos de manera correcta, sobre todo cuando empleamos alimentos enlatados en conserva, a pesar de que estos son versátiles y duraderos, pueden echarse a perder.

En el momento de elaborar comidas caseras, es muy común acudir a los alimentos enlatados o en conservas, ya que son realmente prácticos, estos suman al menú que tengamos en mente, además de la amplia variedad de alimentos que podemos encontrar enlatados: choclo, lenteja, porotos, tomates, picadillos, atún, arvejas, pescado, etc, con la ventaja de contar con ellos durante todo momento y en toda época del año.

Ahora viene el punto central de la nota, y es la manera de conservarlos una vez que los exponemos, o sea, los abrimos. Si no utilizamos el total de estos alimentos, el mismo contacto con el aire puede influir para descomponerlos, y esto rige para toda época del año, tanto a causa del calor y la humedad.

Lo aconsejable, es mantener estos alimentos en su propio jugo y colocarlos en un recipiente con tapa hermética, para evitar el contacto con el mismo aire (ambiente). Para aquello podemos utilizar recipientes de vidrío, plásticos, lo que podremos colocar dentro de la heladera sin problema.

Si bien podemos conservar los alimentos en recipientes seguros, tendrás que tener en cuenta que podrás mantenerlo en la heladera sólo por 5 días. Si prefieres y quieres tenerlo por más tiempo, puedes acudir al método del congelado o frezado.

Te puede interesar: Conservación de los alimentos

Tres tips para una conservación correcta

1. Utiliza envases herméticos 

Cuando un alimento se encuentra conservado en lata, su vida útil puede prolongarse por mucho tiempo, una vez que lo sacamos se su sellado, tendremos que acudir a envases con tapa y bien herméticos, de esta manera lo vamos a poder conservar sin problema por algunos días en la heladera. Nunca guardarlos en la misma lata una vez abiertos, ya que en contacto con el frío, el hierro y el estaño pueden disolverse, aportando un sabor metálico.

2. Mantener el líquido y la salmuera 

Una vez que abras una lata con alimento, sobre todo vegetal, no deseches el líquido de la conserva, sobre todo si no vas a utilizar todo el producto. Lo ideal es pasar el líquido a un recipiente con tapa, colocando el sobrante de la lata. De esta manera lo mantendrás por algunos días más, sin que el alimento pierda la textura y sabor.

3. Almacénalo en la parte posterior del compartimento frigorífico 

Este es el método más factible y correcto en la manera de conservar un alimento, en la heladera. En un recipiente hermético con tapa, puedes conservarlo en el frío, lo ideal es en la zona media de la heladera. El frío evita que proliferen hongos y microorganismos. También el evitar que los alimentos estén en contacto con el aire del exterior y los cambios de temperatura, que son la causa más común en la descomposición de la comida.

Puedes leer: Conservación de los alimentos por calor

Con información de: https://www.consumer.es/

.

Deja un comentario

Compartir:

Popular