¿Cómo criar pollitos en casa?

La cría de pollitos es una técnica muy utilizada y, con un adecuado manejo y teniendo en consideración una serie de parámetros, el porcentaje de éxito es muy elevado.

Si te regalan un pollito para criarlo en casa y para que juegues con él, pero en realidad es algo más complejo, que requiere unos cuidados y mucha dedicación para que crezca saludablemente y tenga un buen desarrollo. No se trata sólo de tener las ganas de criar pollitos sino que también debes informarte de qué es lo que necesitan.

Lo primero que tienes que saber es que existen distintos tipos de pollos según el uso que se quiera dar, es decir, si los quiero para que pongan huevos, por ejemplo. Algunas de las variedades son pollos cobb, pollos ross y pollos hubbard. Esto es lo que los especialistas llaman línea genética.

Una vez elegido el tipo de pollito que vas a criar, hay que elegir la zona donde los vas a ubicar. esta debe estar desinfectada y tendrá que tener un tamaño acorde con la cantidad de pollitos que quieras tener. Para hacerte una idea puede haber 8 pollos por metro cuadrado.

En este artículo te explicaremos cómo criar pollitos, pues para que sobrevivan vamos a tener que proporcionarles unas condiciones muy específicas tanto de alojamiento como de temperatura y de alimentación.

Por supuesto, cualquier signo de malestar es motivo de consulta veterinaria. De esta forma, aunque sepamos cómo cuidar pollitos, si el nuestro no se desarrolla adecuadamente o muestra síntomas de alerta, tendremos que visitar al especialista.

¿Cómo cuidar pollitos?

Como en todas las especies animales, lo ideal es que las crías se desarrollen en su ambiente y con sus progenitores pero, si nos vemos en la necesidad de cuidar un pollito huérfano, lo más importante es que establezcamos su edad, pues cómo criar pollitos va a depender de su tiempo de vida.

Así, hasta que llegan a la etapa en la que ya pueden valerse por sí mismos, vamos a tener que proporcionarles diferentes condiciones de temperatura, humedad y alimentación. En los siguientes apartados nos centraremos en explicar cómo cuidar un pollito de gallina en casa, a nivel particular, para convertirlo en un animal de compañía.

¿Cómo criar pollitos recién nacidos?

Sin duda, estos pequeños van a ser los más delicados. Lo habitual es que encontremos un pollito ya nacido, pero en otras circunstancias es posible que lo que debamos cuidar sea todavía un huevo. Por ejemplo, si la gallina deja de incubarlos. Nunca debemos ser nosotros los que le quitemos los huevos a una gallina clueca, que es el nombre que recibe aquella que está empollando.

Cría de pollitos en incubadora

En el caso de vernos con un huevo lo ideal sería criar estos pollitos en incubadora, ya que nos garantiza las condiciones necesarias de temperatura y de humedad, indispensables para que lleguen a nacer los pollitos. Es importante que contactemos con un experto para intentar datar en lo posible el huevo, ya que hay cuidados necesarios que dependen del momento de desarrollo. Los pollitos permanecen creciendo en el huevo 21 días. Por ejemplo, hasta el día 18 los huevos deben voltearse, pero no después. Además, la humedad y la temperatura deben graduarse según la edad estimada del huevo.

Si todo va bien, pasado el tiempo de incubación, los pollitos comenzarán por romper un poco la cáscara y, en cuestión de 10-20 horas después, serán capaces de abrir el hueco suficiente como para eclosionar. No debemos intervenir en este proceso tan delicado, pues podríamos dañar al pollo si retiramos la cáscara antes de tiempo.

Qué hacer cuando nacen los pollitos es más sencillo si hemos logrado completar con éxito todo el proceso de desarrollo del huevo. Una vez fuera de este, podemos trasladarlos a un cajón para criar pollitos que puede ser una caja de cartón o una jaula, es decir, cualquier recinto que limpiemos con facilidad y al que podamos colocar una lámpara para aportar el calor que van a necesitar estos recién nacidos. La temperatura inicial a la que debemos tener a los pollitos es de unos 32 ºC. Es normal que tras salir del huevo no coman durante unos días. Sí les ofreceremos agua y comenzaremos la alimentación con un producto específico.

Cría de pollos: la temperatura

Si queremos explicar cómo criar pollitos, la temperatura es un factor básico, por eso hablaremos de ella con más detalle en este apartado. El calor debe repartirse por todo el recinto, suelo incluido, mediante la colocación de una lámpara de calor o infrarrojos en su interior. Los pollitos recién nacidos, como hemos visto, van a necesitar una temperatura elevada, de 32 ºC aproximadamente. Cada semana que pase esta se puede ir disminuyendo en unos 2-3 ºC. Así, la temperatura para pollitos de 15 días se situará ya en torno a los 28-26 ºC.

¿Cuánto tiempo tienen que estar los pollitos con calor?

Seguiremos bajando la temperatura a ese ritmo hasta aproximadamente las 5-8 semanas. En ese momento comenzarán a tener sus plumas de adulto, que es un indicativo de cuánto tiempo tienen que estar los pollitos con calor. Por esa fecha también pueden empezar a dejar la caja donde los hemos criado y comenzar a habituarse a un gallinero con acceso al exterior, que es donde deben vivir. El cambio debe hacerse de manera progresiva. Con unas 3 semanas podrían realizar algunas incursiones fuera durante las horas centrales del día pero extremando las precauciones porque son muy sensibles a las variaciones de temperatura.

En cualquier caso, es importante que nos fijemos en el estado de los animales, que es lo que verdaderamente nos indica cuándo quitar la bombilla a los pollitos o si la temperatura proporcionada es la adecuada. Si el pollito se acerca a la fuente de calor puede que esté pasando frío. Si tenemos más de uno es normal que se junten de darse esta situación. Al contrario, si el pequeño se sitúa en el lugar más alejado del foco de calor, puede que le estemos proporcionando temperatura excesiva, lo que puede provocar una deshidratación. Un truco es tocar las patas. No deben estar frías.

Alimentación de los pollitos

Por último, para criar pollitos adecuadamente no podemos descuidar su alimentación. Siempre deben tener a su disposición agua y comida. Por suerte, este punto se simplifica con la posibilidad de encontrar a la venta alimentos para pollitos específicamente formulados para estas aves en cualquier momento de su crecimiento.

Daremos unas pautas generales porque será el veterinario quien ajuste el menú. Así, lo recomendable es comenzar ofreciendo una mezcla de inicio o arranque para pollitos bebés, que pueden seguir comiendo aproximadamente hasta las 8 semanas. A partir de esa edad se puede administrar un preparado para pollos en crecimiento. Con unos 5-6 meses el animal será ya sexualmente maduro y podemos establecer su menú de acabado definitivo, siempre siguiendo los consejos de los profesionales.

Algunos de estos alimentos para pollitos se ofrecen también en versión medicada. Solo los utilizaremos si así nos lo prescribe el veterinario, que será el encargado de proporcionarnos la información sobre los cuidados relativos a la salud, sobre todo en cuanto a desparasitaciones y vacunaciones, que es otro de los pilares de una cría de pollos exitosa, tanto para evitar el temido ácaro rojo en gallinas como para prevenir cualquier otro problema. De esta forma, dentro de los cuidados de pollitos incluimos, también, las visitas periódicas al especialista a fin de realizar un seguimiento de su salud y bienestar. Conforme crezca, el profesional nos indicará los pasos a seguir. Eso sí, no aconsejamos mantener al gallo o la gallina confinada en una jaula. Como nuevo miembro de la familia, debe tener acceso al exterior y disfrutar de una instalaciones adecuadas a sus necesidades, con el espacio suficiente para moverse libremente.

No hay comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí