Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Tenes plantas de albahaca en casa?. En esta nota te contamos como mantenerla durante esta época del año donde las temperaturas son muy bajas

Es muy común adquirir los plantines de albahaca en la verdulería del barrios o en el supermercado. ¿Cómo cuidar de la planta de manera correcta en el inicio de la temporada más fría?. Si bien lo ideal es hacerlas crecer en primavera, con la llegada del invierno tienes que cubrir algunas necesidades de la planta para que pueda desarrollarse sana, sin problema, sobre todo cuando se trata de un escenario con bajas temperaturas y riesgo de congelamiento en superficie.

Para tener una planta de albahaca desde el plantín en casa y saber cómo proceder correctamente para su crecimiento, hay algunos datos que tienes que conocer.

La albahaca es una de las plantas aromáticas más comunes en la cocina de casa, normalmente la compramos en pequeños plantines, que son los que luego pasamos a maceta o a tierra. Lo aconsejable es proceder a sembrarla a principios de la primavera, ya que la planta prefiere las estaciones más cálidas del año, ya que son bastante vulnerables al frío. Pero con la llegada de la estación más fría del año hay que tener algunos cuidados en particular, en el caso que tengas aún algún plantín de albahaca.

Puedes leer: ¿Cómo reproducir suculentas en agua?

CLIMA Y SUELO

La albahaca prefiere el clima cálido a templado, es por este motivo que la primavera y verano es el momento ideal para cuidar y hacer crecer nuestros plantines, ya que las temperaturas cálidas generan el escenario propicio para el cultivo de esta aromática, pero cuando las temperaturas ya superan los 32 grados, la exposición al calor y la falta de riego puede suponer un inconveniente. Con respecto al suelo ideal, es aconsejable un buen drenaje, con tierra abonada y suelta. La humedad es imprescindible, sin exceso de agua.

Mientras que para los días fríos de la temporada, lo recomendable es que mantengas las plantas de albahaca a media sombra, lo que puedes lograr con toldos o algún invernadero pequeño. Teniendo en cuenta que el enfriamiento en horas de la noche y el amanecer suelen ser más intensos, pueden dañar las hojas si es expuesta de manera directa, ya que con el riesgo de heladas, las plantas pueden sufrir quemaduras por el frío. Si a los plantines de albahaca los tienes en pequeñas macetas, puedes llevarlo al exterior de casa durante las horas pico de sol, para que aprovechen el momento de mayor calentamiento.

FORMA Y ÉPOCA DE SIEMBRA

Si adquirimos un plantín en el mes de agosto, podemos mantenerlo con respectivos cuidados de riego y al frío, para ser pasada a tierra o a una maceta en los primeros días de septiembre. Durante el proceso de trasplantado, es muy importante asegurarnos de riegos frecuentes, pero sin exceso de agua en tierra. Otra época en la que podemos sembrar albahaca, es entre febrero y marzo, durante el tramo final del verano.

SEMILLAS:

Se pueden utilizar las semillas para iniciar el cultivo en agosto, para que la planta comience a desarrollarse de cara al inicio de la estación de primavera. Puedes sembrar en macetas o semilleros, o bien en las bases plástica de los tradicionales plantines, utilizando una tierra muy bien abonada.

Te puede interesar: La manera de cultivar albahaca en agua

CUIDADOS DE LOS PLANTINES

Cuando tengas la albahaca en plantines, antes de trasplantarlo, tendrás que hacer un seguimiento al desarrollo sano del ejemplar. Habrá que cuidarlo de plagas típicas de la época de calor o durante los cambios de estación, como lo son las hormigas y las orugas, aunque en general la planta es bastante resistente a plagas.

Un consejo, puedes también podar las hojas de las extremidades, esto ayudará a impulsar el crecimiento más rápido de las hojas. Cuando asomen las primeras flores, córtalas, para que la planta continúe creciendo. Cuando la planta se desarrolla con la flor, una vez que la flor se muere, suele morir también la planta.

FLOR:

Vía: elbroteurbano

4 respuestas

Deja una respuesta