Agricultura Huerta

Cómo cultivar anís estrellado

El anís estrellado es una especia obtenida del árbol frutal de hoja perenne del Illicium verum . La especia toma su nombre de la forma de estrella de las vainas, de donde se recogen las semillas que tienen un sabor y aroma típicos, que recuerdan al regaliz.

Veamos a continuación, una guía de pasos para que sepáis cómo cultivar anís estrellado.

Debido a las similitudes en su sabor y sus nombres, el anís estrellado a menudo se confunde con el anís simple, pero las dos especias no están relacionadas botánicamente. El anís estrellado es famoso no solo por su sabor y sus aplicaciones culinarias en postres y caldos, sino también por sus beneficios como planta medicinal.

Esta especia es una buena fuente de numerosos y potentes compuestos bioactivos, como los flavonoides y los polifenoles, de modo que lo podemos usar para preparar una infusión útil para tratar infecciones respiratorias, náuseas, estreñimiento y diversos problemas digestivos así como para tratar la gripe y el resfriado.

Pasos para cultivar anís estrellado

como cultivar anís estrellado
  1. El anís estrellado es una planta muy apreciada por sus grandes flores pero si queremos que estas crezcan bien y de manera exuberante, debe plantarse en lugares muy soleados, en áreas en las que los veranos sea largos y calurosos y los inviernos suaves, donde la planta no tenga que soportar temperaturas por debajo de los 5° C.
  2. El suelo debe ser muy fértil, con una buena dosis de sustancia orgánica, bien drenado y sin estancamiento.
  3. El anís estrellado se puede sembrar en primavera, en un suelo medio húmedo y expuesto a la luz solar, pero protegido del viento. Esta planta también se puede cultivar en macetas.
  4. Esta planta sin embargo no tolera bien los trasplantes: durante su vida vegetativa, la planta no necesita irrigaciones de rescate; solo en el caso de plantar plántulas jóvenes se puede proporcionar riego solo en las primeras etapas o si las plantas muestran signos de deterioro debido a la escasez de agua.
  5. El clima ideal para el mejor crecimiento de este tipo de plantas es entre 15 y 25 grados centígrados. La fertilización requiere estiércol u otro fertilizante orgánico. Este último permite enriquecer el suelo mineral y mejorar la mezcla. Más tarde, también es posible suministrar un fertilizante de liberación lenta. Las principales adversidades a las que la planta es sensible son, en primer lugar, meteorológicas. De hecho, el anís estrellado tiene mucho miedo a las heladas de invierno. Los parásitos fúngicos también pueden dañar las hojas y destruir las frutas.
  6. Durante la siembra (si lo haces en el jardín, debes dejar al menos un espacio de 50 cm entre cada planta), no se recomienda la adición de fósforo o potasio al suelo ya que la planta de anís estrellado parece verse afectada negativamente por esta presencia.
  7. Las frutas maduran y, por lo tanto, se pueden cosechar entre agosto y septiembre, dependiendo del lugar dónde se cultivan y el clima.

Vía: okdiario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *