22-05-24 |

Cómo cultivar berenjena

La berenjena es una planta plurianual, cultivada como anual. En lugares donde las condiciones son favorables puede rebrotar y mantenerse más de un año, pero su producción y calidad de frutos es menor

La berenjena (Solanum melongena L.) pertenece a la familia Solanaceae, cuyo origen se encuentra en India, Birmania y China. La parte comestible de la planta de berenjena es el fruto, pero antes de descubrir su uso culinario se empleaba como remedio medicinal para quemaduras y problemas de la piel por su alto contenido de vitamina E. Es un alimento que se considera pobre en calorías y ligero, además se considera laxativo, diurético, estimulante de la secreción biliar y que facilita la digestión y la reducción del colesterol en la sangre. Es una de las hortalizas con mayor actividad antioxidante, por su alto contenido de polifenoles y otros compuestos. La berenjena puede consumirse frita, asada, hervida, cocida al vapor, al horno, rellena o en postres.

Al ser una planta que requiere calor, sobre todo en zonas más frías se recomienda la siembra protegida para evitar las heladas y con la que también se puede adelantar la cosecha. Las semillas tardan 10 días en germinar. Una vez que se han desarrollado más, se hace un repicado, se pasan a unas macetas de 1,5-3 l de volumen para que se fortalezca, para finalmente en mayo trasplantarse al medio definitivo, con una separación entre plantas de 50-70 cm.

Se trata de un cultivo de ciclo medio-largo, por lo que la cosecha se inicia a los 70-90 días después del trasplante, y ya es ininterrumpida hasta que se agotan los nutrientes o llegan los primeros fríos.

El fruto se cosecha inmaduro antes de que se formen las semillas y pierda parte de sus propiedades. Este punto nos lo dirá el tacto, ya que será cuando la parte superior esté un poco blanda el momento adecuado, en el que con cuidado de no pincharse ni producir ningún desgarro coger la berenjena.

Nota que te puede interesar: Cómo optimizar el cultivo de tomates utilizando té de compost

Berenjena Huerto Urbano

Tipo de Tierra

Se debe mezclar la tierra con una gran cantidad de compost o abono. Necesita un suelo profundo y húmedo. El ph ideal es de 6.

Germinación

Las semillas para la siembra se extraen de los frutos maduros. Se deben sembrar en macetero y dejarlas alrededor de 10 semanas. Luego deben

trasplantarse a 25-30 cm de profundidad. Las berenjenas se deben cortar (no tirar) en el momento en que florece la planta y antes de que estén

totalmente crecidas.

También podes leer: Consejos para el cultivo del Aloe vera en maceta o jardín

Exposición al Sol

Es una planta que necesita bastante sol (entre 10 a 12 horas diarias) y no exponerse nunca a las heladas (temperatura mínima 10 a 12°). Soporta temperaturas elevadas si su suelo se mantiene húmedo.

Riego – Agua

Las berenjenas necesitan bastante riego sobretodo en la época en que crecen los frutos. Son bastante adecuadas para cultivarlas en maceteros, que debe tener buen drenaje para que el agua no se acumule en sus raíces.

Consejos Básicos

Cuando la planta consigue unos 60cm de altura es recomendable utilizar guías para que se separen del suelo y no tengan problemas de humedad, esto ayuda también a que se ventile mejor la planta. También es importante eliminar las hojas interiores e inferiores para que la planta consiga mejor iluminación y ventilación.


3 COMENTARIOS

  1. Me encanta la huerta, aunque nunca he podido lograr germinar berenjenas, lo sigo intentando, gracias por las guías qué nos dan..

Deja un comentario

Compartir:

Popular