InicioAgriculturaEl ajo de Oso

El ajo de Oso

El Ajo de oso, o Allium ursinum es una planta de consistencia herbácea, perenne, perteneciente a la familia Liliaceae, es originaria Asia y de la parte norte de Europa.

Ajo silvestre (Allium ursinum, familia Alliaceae) es un ajo silvestre. Crece espontáneamente, en la oscuridad del sotobosque y la frescura de las zanjas húmedas, formando alfombras verdes grandes y densas. A finales del invierno y principios de la primavera, los senderos sombreados se llenan con su olor picante.

Y si su olor no deja dudas en cuanto a su identidad (de hecho, toda la planta huele a ajo), su follaje, que aparece en febrero, se ve, a su vez, con fuerza a la del lirio de los valles: es Tiene hojas estrechas y lanceoladas con venas paralelas y un color verde oscuro. Además, es mejor tener cuidado cuando lo recoges en libertad. Por otro lado, en abril, aparece el tallo de las flores y hace volar todas las dudas: está formado por un tallo alto de unos veinte centímetros, que lleva, en su extremo, pequeñas flores blancas en forma de estrellas y agrupados en umbelas redondeadas.

Aunque se trata de una hierba poco conocida en la actualidad, el ajo de oso, o ajo silvestre, se considera medicinalmente más potente que el ajo común, y posee propiedades antioxidantes, cardioprotectoras, antimicrobianas y antifúngicas. 

Características

Biología

Hierba perenne que florece entre marzo y junio según la latitud. Las semillas deben sufrir heladas para poder germinar, y tardan unos dos años en hacerlo, pero la planta se multiplica rápidamente a partir de sus bulbos.

Hábitat y distribución

Tiene preferencia por los lugares sombríos y húmedos con suelos alcalinos y ricos en nutrientes de bosques caducifolios hasta los 1.500 ó 1.900 metros de altitud. Es nativa de Europa, donde ocupa las zonas templadas del centro y el oeste. Penetra en Asia. En la Península Ibérica se puede encontrar en el norte, Cordillera cantábrica, Pirineos y Sistemas Central e Ibérico.

Puedes leer: 9 recomendaciones para producir en la huerta en temporada de frío

Usos medicinal

Las propiedades medicinales del ajo de oso Allium ursinum son similares a las del ajo tradicional de cocina Allium sativum pero con un aroma más suave. Es magnífico para el sistema circulatorio en general, para regular el colesterol, el azúcar; como antiséptico frente a diversas infecciones digestivas; como preventivo de tumores malignos del sistema digestivo y para depurar, tonificar y desintoxicar el organismo.

No obstante, el ajo de oso se emplea poco porque pierde buena parte de sus propiedades al desecarlo, por lo cual se deben emplear las hojas frescas.

Para el aventurero le será muy útil si se ve afectado por diarreas, gastroenteritis, colitis y otras afecciones digestivas. En esos casos se puede consumir en forma de ensalada.

Es muy importante lavarla bien antes de consumirla, pues cualquier planta o fruto que crezca cerca del suelo puede transmitirnos parásitos si ha estado en contacto directa o indirectamente con heces de animales infectados.

Te puede interesar: Listado de hortalizas de raíz para tu huerta

Comestible

El ajo de oso es rico en vitaminas y toda la planta es comestible. Pueden recogerse las hojas más tiernas antes de la floración y utilizarse troceadas en ensaladas, guisos, sopas, verduras y salsas. Existen evidencias de que el hombre lleva usándola desde el Neolítico.

Otros usos y curiosidades

Antiguamente se usaba como repelente de insectos, también se cultivaba en jardines. Parece que los osos escarban en el suelo en busca de los bulbos, y de ahí le viene el nombre. También son del gusto de los jabalíes.

Para leer
Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí