domingo, noviembre 28, 2021

Estas son las hortalizas de raíz para tu huerta

Las hortalizas de raíz son aquellas que se cultivan por su raíz, como su nombre indica, ya que es comestible. Esta puede tener una forma, color y sabor muy variables. Por ejemplo, las zanahorias son alargadas y naranjas; en cambio las cebollas son redondeadas.

Éstas se entienden como órganos ramificados y vegetativos que crecen debajo de la tierra, y cumplen la función de absorber el agua y los nutrientes presentes en el suelo, para luego transportarlos al resto de la planta. 

Resulta imperativo destacar que a menudo las personas suelen confundir a las hortalizas de raíz con los tubérculos. Sin embargo, existe una marcada diferencia entre ambos términos, debido a que los tubérculos son tallos globosos subterráneos, no raíces.

Las plantas de raíces comestibles engloban un considerable número de especies que no pertenecen a la misma familia botánica, esto debido a que no poseen las mismas características externas.

¿Cómo se cultivan? Cuando se quiera tener algunas de estas plantas, es muy importante tener en cuenta sus necesidades nutricionales, ya que para poder desarrollarse con normalidad es preciso que el medio en el que crezcan sea fértil.

Cultivo de las hortalizas de raíz

Las hortalizas de raíz son unas plantas que, a diferencia de las lechugas por ejemplo, se desarrollan mucho mejor cuando se tienen en el suelo, o en macetas muy profundas. Es posible tenerlas en recipientes más anchos que altos, pero esto es desaconsejable ya que las raíces no crecerían lo suficiente, y por consiguiente la cosecha no sería lo que esperamos.

Teniendo esto en cuenta, es necesario que se preparen algunas cosas antes de cultivarlas. De esta manera, lograremos que las plantas crezcan con fuerza, y que sus raíces sean de gran calidad. Así que sin más, veamos cómo cultivarlas:

Siembra

Siembra tus hortalizas de raíz en bandejas de semillero

Estas plantas se multiplican generalmente por semillas en primavera. Lo ideal es hacerlo en bandejas de semillero para así tenerlas controladas, utilizando sustratos como el mantillo,o si lo preferimos uno para huerto urbano Con cualquiera de ellos nuestras plantas van a poder crecer bien durante sus primeras semanas, pues son tierras que absorben el agua y que la retienen un tiempo; además, sus nutrientes serán absorbidos por las raíces.

El paso a paso a seguir es el siguiente:

  1. Antes de nada, se rellena la bandeja con el sustrato.
  2. Después, has de regar a consciencia.
  3. Luego, coloca una o dos semillas en cada alvéolo.
  4. A continuación, cúbrelas con un poco de sustrato.
  5. Por último, coloca el semillero en semisombra o a pleno sol.
  6. OPCIONAL, pero muy aconsejable: pon la bandeja de semillero en el interior de otra bandeja más grande que no tenga agujeros. Así, cuando tengas que regar, solo tendrás que echar agua a esta última bandeja, manteniendo protegidas y en su sitio a las semillas.

Trasplante

El trasplante se hará enseguida que veas que las raíces asoman por los agujeros del semillero, que es cuando las plantas tienen ya 3 o 4 pares de hojas verdaderas (pero en algunos casos es antes, por lo que es aconsejable que lo vayas revisando de vez en cuando). No se debe de trasplantar antes de tiempo, ya que si se hace se corre el riesgo de que las raíces, aún frágiles, sufran daños.

Para sacarlas del semillero, simplemente has de regar a consciencia un día antes o esa mañana, y extraer las plántulas. Si las tienes en una bandeja de semillero, con los dedos de una mano puedes hacer presión hacia arriba; de esta manera saldrá prácticamente sola. En el caso de que esté en una maceta, tienes la opción de recostar dicho recipiente y sacar la planta, o de dar algunos golpes a sus lados para que la tierra se »despegue» de las paredes y pueda salir.

Ahora tienes dos opciones: plantarla en una maceta individual, o bien en el suelo.

…a una maceta más grande

Si quieres cultivar tu hortaliza de raíz en una maceta, es necesario que el recipiente sea profundo. Pero ojo: no has de ponerla en uno grande ahora, pues si lo hicieras es posible que terminase muriendo por exceso de humedad. Así que para esté correctamente, tendrás que trasplantarla varias veces, poniéndola en una maceta cada vez más grande.

Hazlo del siguiente modo:

  1. Primero, has de rellenar la maceta con sustrato universal o mantillo.
  2. Luego, riega.
  3. Después, haz un agujero en el centro con los dedos por ejemplo.
  4. A continuación, inserta la planta.
  5. Por último, termina de rellenar la maceta y, si lo ves necesario, vuelve a regar.

Coloca la planta en el exterior, y en una zona donde le vaya a dar el sol.

…al huerto

Las hortalizas de raíz se aconseja plantar en el huerto

En el caso de que quieras cultivar hortalizas de raíz en el huerto, has de seguir este paso a paso:

  1. El primero de todos y más importante es el de preparar el terreno. Quita las piedras, la hierba abónalo con estiércol de animales herbívoros (de gallina o de vaca por ejemplo, a ser posible que esté seco).
  2. Luego, mezcla el abono con la tierra con un rastrillo, y aprovecha para nivelar un poco el suelo.
  3. Ahora es el momento de instalar el sistema de riego, el cual aconsejamos que sea de goteo para aprovechar al máximo el agua.
  4. El siguiente paso no es obligatorio pero sí muy recomendable, y es el de poner una malla antihierbas . Así evitarás que crezcan malas hierbas entre tus cultivos.
  5. Luego, planta tus plantas a una distancia de unos 20 centímetros cada una, en hileras cuya separación será de unos 30 centímetros como mínimo.
  6. Para acabar, riega.

Cuidados y mantenimiento de las plantas

Una vez que estén en sus macetas o en el suelo, debes de cuidarlas. Las hortalizas de raíz en general tienen un ritmo de crecimiento lento, pero eso no significa que no requieran nutrientes o agua. Para que no les falte de nada, es necesario que se lleven a cabo una serie de tareas:

  • Riego: la frecuencia de riego va a depender de muchos factores, como el clima. Así, en los más cálidos y secos es necesario regar a menudo, pero si llueve con regularidad no será necesario regar tanto. En el caso de que dudes, comprueba la humedad de la tierra con un medidor o introduciendo un palo de madera hasta el fondo.
  • Abonado: durante toda la temporada es muy aconsejable abonar las hortalizas de raíz, siempre con abonos orgánicos, como puede ser el guano , el compost o el estiércol de vaca.
  • Prevención de plagas: la colocación de trampas adhesivas de color amarillo y otras de color azul (en venta aquí), así como el tratamiento preventivo con tierra de diatomeas, cual se tendrá que esparcir alrededor de la planta, y de vez en cuando sobre ella, ayudará a mantenerla protegida de numerosos insectos potencialmente peligrosos para ella, como los pulgones, las cochinillas o la araña roja.
  • Eliminación de las malas hierbas: no solo porque compiten con las hortalizas de raíz, si no también porque pueden convertirse en refugios de insectos que pueden convertirse en plagas.

Tipos de hortalizas de raíz

Hemos hablado de cultivo y cuidados, pero… ¿cuáles son las hortalizas de raíz? Y, ¿cuándo se siembran? En este listado tienes algunas:

Apio

El apio es una herbácea comestible

El apio, cuyo nombre científico es Apium graveolens, es una planta de unos 30 centímetros de altura muy cultivada por su raíz, la cual es grande, de unos 20 centímetros, y bulbosa. Su época ideal de siembra es en invierno, aunque realmente se puede cultivar todo el año.

Ajo

Los ajos son bulbos

El ajo, cuyo nombre científico es Allium sativum, es una bulbosa perenne que llega a medir 30 centímetros de alto. Sus raíces profundizan unos 50 centímetros como mínimo, de modo que necesita o suelo o una maceta muy profunda. El bulbo está dividido en numerosos gajos o dientes comestibles. Se siembra en invierno (mediados o finales).

Batata

Las batatas son raíces aptas para su consumo

Imagen – Wikimedia/Llez

La batata, cuyo nombre científico es Ipomoea batatas, es una planta trepadora perennifolia que puede medir 4 o más metros de altura.  Produce flores lilas por lo general durante la primavera, pero lo que nos interesa son sus raíces: estas son alargadas y gruesas. Se siembra en primavera.

Cebolla

Las cebollas son bulbos que pueden consumirse sin problemas

La cebolla, cuyo nombre científico es Allium cepa, es una herbácea de ciclo bienal y bulbosa. Crece hasta los 150 centímetros de altura, y durante su primer año de vida produce un bulbo comestible de unos 4 centímetros de diámetro. Al igual que el ajo, se siembra en invierno, aunque también se puede a comienzos de primavera.

Puerro

Los puerros son hierbas bienales

El puerro, cuyo nombre científico es Allium ampeloprasum var. porrum, es una planta herbácea bienal que llega a medir un metro de altura aproximadamente. Produce un pequeño bulbo blanco con un sabor parecido al de la cebolla, y se siembra en invierno.

Rábano

Las raíces del rábano son bulbosas y rojas

El rábano, cuyo nombre científico es Raphanus sativus, es una planta anual o bienal que alcanza una altura aproximada de 20 a 100 centímetros. Produce raíces pivotantes las cuales se consumen como verdura. Se cultiva durante todo el año, si bien se aconseja sembrar más en primavera.

Zanahoria

Las zanahorias son raíces tuberosas y largas

La zanahoria, cuyo nombre científico es Daucus carota, es una planta herbácea bienal que desarrolla una característica raíz napiforme de color naranja, amarillento, blanquecino o morado dependiendo de la variedad. Para una cosecha perfecta, recomendamos sembrar las semillas a comienzos de primavera.

Como ves, hay muchos tipos de hortalizas de raíz. Su cultivo es sencillo, pero esperamos que este artículo te haya sido útil para conseguir unas plantas sanas.

Vía: http://jardineriaon

Con información de: http://Sembrar100

Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Populares

Fungicida casero con bicarbonato

Los hongos son uno de los problemas más habituales que pueden afectar tanto a plantas como a personas. Aunque hoy en día existen gran...

Cómo hacer un buen asado al horno

Aprende a preparar Asado al horno argentino con esta rica y fácil receta.  A la parrilla o al horno, un asado no se parece en nada a...

Limón con agua de aloe vera

El aloe vera y el limón tienen propiedades depurativas naturales que ayudan al organismo a eliminar los residuos y toxinas. Al ingerir limón y...

Vinagre, en la huerta y el jardín

Ya sabemos que es un herbicida 100% natural, pero hay más. Te dejamos 15 usos del vinagre para tu huerta y jardín. El nombre vinagre...