Array

Mapa de la expansión de la soja en América del Sur

 La rápida expansión de las tierras agrícolas en Brasil, Argentina, Paraguay, Bolivia y Uruguay. Como han detallado otros proyectos GLAD, el área cultivada de soja en América del Sur se duplicó en las últimas dos décadas.

La soja se ha cultivado en las civilizaciones asiáticas durante miles de años; hoy su cultivo está también ampliamente difundido en otras partes del mundo. Ha pasado a ser el grano oleaginoso más importante para el consumo humano y la alimentación animal. De grandes propiedades nutritivas, por su alto contenido proteínico, la soja se comercializa tanto en grano como en sus derivados de aceite y de harina.

De los once mayores productores de soja, cinco están en Sudamérica: Brasil, Argentina, Paraguay, Bolivia y Uruguay. En 2016, esos países fueron el origen del 50,6% de la producción mundial, cuyo total alcanzó los 334,8 millones de toneladas, según los datos de la FAO. El primer productor fue Estados Unidos (34,9% de la producción mundial), seguido de Brasil (28,7%) y Argentina (17,5%). En la lista siguen India y China, aunque lo significativo de este último país es su gran consumo, que en 2016 le obligó a importar 83,2 millones de toneladas. Gran parte de esas necesidades de importación son cubiertas desde Sudamérica. La producción sudamericana se centra en las naciones de Mercosur (además de Brasil y Argentina, también Paraguay y Uruguay) y Bolivia.

La fuerte demanda internacional y la elevada rentabilidad relativa de la soja en los últimos años ha alimentado la expansión del cultivo de esta planta en la región del Mercosur. El boom del precio las materias primas, del que también participó la soja, originó unos beneficios que se dirigieron a la adquisición de nuevas tierras y equipamiento, lo que permitió a los productores aumentar su escala y eficiencia.

También te puede interesar: La soja sigue en escalada y se aproxima a un récord en una década

Con su superficie de tierra cultivada casi duplicándose entre 2000 y 2019, el continente tuvo el mayor aumento relativo de tierras de cultivo en el mundo.

Con solo un aumento modesto de la población durante ese período de tiempo y una gran expansión de las tierras de cultivo, también fue la única región grande que experimentó un aumento per cápita en el área de tierras de cultivo”, dijo Peter Potapov, codirector de Global Land and Discovery ( GLAD) Laboratorio de la Universidad de Maryland.

Esto se debió principalmente a la rápida expansión de las tierras agrícolas en Brasil, Argentina, Paraguay, Bolivia y Uruguay. Como han detallado otros proyectos GLAD, el área cultivada de soja en América del Sur se duplicó en las últimas dos décadas.

La mayoría de los nuevos cultivos de soja están ubicados en regiones de sabana y bosque seco: el Cerrado en Brasil y el Gran Chaco en Argentina, Paraguay y Bolivia. Sin embargo, algunas nuevas tierras de cultivo se han comido las selvas tropicales. Por ejemplo, los campos de soja en la Amazonía brasileña se multiplicaron por más de diez durante las dos décadas. Alrededor del 32 por ciento de los nuevos campos se plantaron entre selvas tropicales primarias , a menudo en áreas que primero habían sido despejadas para pastos de ganado.

Nota que puedes leer: La soja alcanzó un máximo de 9 años y medio

En América del Sur, por lo general no estamos viendo una expansión de las tierras de cultivo debido a la agricultura de subsistencia”, dijo Xiaopeng Song, investigador de GLAD. “Son principalmente los productores a gran escala los que están cultivando soya para alimentación animal para satisfacer la creciente demanda de carne en China y Europa”.

Imagen de NASA Earth Observatory por Lauren Dauphin, utilizando datos de Potapov, Peter, et al. (2022). Texto de Adam Voiland.

NASA Earth Observatory

DEJA UNA RESPUESTA