22-05-24 |

¿Cómo cultivar menta en maceta en tiempos de calor?

Si te gusta el aroma de la menta y quieres tener esta planta en tu casa, en esta nota te contamos los cuidados que debes tener en cuenta durante los días más calurosos.

La menta es una planta aromática muy popular. Por su aroma y el sabor que le aporta a ciertas comidas y tragos, es muy buscada. Si querés tener menta en maceta te damos algunos consejos para poder cultivarla durante la temporada de verano.

Fácil de cuidar

Para cultivar menta, es importante colocarla en un lugar donde reciba buena luz solar, lo que la ayudará en su crecimiento, pero no se recomienda una exposición directa al sol en horas pico, donde el calentamiento es mucho más intenso, ya que puede provocar daños en las hojas de la planta. En verano te recomendamos tenerla bajo cobertura o en pequeños invernaderos.

Para su desarrollo, es necesario aportarle ciertos nutrientes. Por lo que se debe elegir el abono correcto. Tierra negra trabajada, con algún compost casero es lo más recomendable.

Durante su primera fase de crecimiento, la temperatura ideal es entre 15 y 20 grados. Cuando la temperatura sea inferior, con riesgo de heladas, te recomendamos trasladar los contenedores de cultivo a un invernadero casero, o simplemente cubrir la plantación. Mientras que si la temperatura de verano es superior a los 30 grados, lo ideal es tenerlas protegidas.

Hablemos de su maceta. Al ser una planta que crece horizontalmente, se aconseja utilizar una maceta ancha de aproximadamente 20 cm de profundidad.

En cuanto a su riego, debe ser regular y abundante (mas aún en primavera y verano). En verano, será el momento en que la planta florezca. Allí deberás cortarla, dejándola con una longitud de cinco centímetros por encima de la superficie para que vuelva a crecer nuevamente. En la temporada de otoño- invierno, la planta de menta perderá sus hojas (puedes juntarlas y aprovecharlas para el mate). En cuanto al riego en tiempos de frío, debes efectuarlo durante el mediodía, evitar riego de noche. La frecuencia en cuanto al vertido de agua, pude ser 1 vez cada 4 o 5 días, dependiendo de la temperatura ambiente.

La menta, si la cuidamos correctamente, puede vivir hasta la llegada del otoño. En invierno, las hojas de la planta morirán pero sus tallos subterráneos se mantendrán vivos para volver a crecer en la siguiente primavera.

Te puede interesar: La manera de cultivar albahaca en agua

¿Cómo obtener la menta?

Solo necesitarás tomar un esqueje de una planta de menta ya existente.

A esta rama deberás colocarla en un vaso de agua. Luego de una semana, comenzarán a aparecer sus raíces pequeñas. Espera algunos días más para que las raíces tengan un mayor tamaño.  

Plantar la menta

Lo ideal es plantarla en primavera u otoño (si estás en una zona con pocas heladas).

Deberás trasplantar la rama enraizada a una maceta, a 5 cm de profundidad. Como sus raíces tienden a sofocar a otras plantas, es mejor plantarla sola. La maceta debe contar con un retenedor de agua para que su tierra siempre esté húmeda.

Colocá la planta en un lugar donde reciba luz solar por la mañana y sombra parcial por la tarde.

Leer también: Estas 10 plantas son las que florecen todo el año

Cuidados

  1. Regala con frecuencia durante su primer año.
  2. Cortá su parte superior para evitar que crezca a lo alto.
  3. Cortá sus flor antes de que sus capullos se abran para que la planta crezca controladamente.
  4. Cada dos o tres años, dividí la planta ya que sus raíces estarán apretadas. Deberás sacarla de su maceta y dividirla en varias plantas nuevas.
  5. Con un spray aplicar fungicida si aparece moho. El moho se presenta como manchas naranjas o marrones debajo de sus hojas.

Fuente: www.pisos.com

Deja un comentario

Compartir:

Popular