Home Curioso ¿Cómo elegir la bombilla ideal para nuestro mate?

¿Cómo elegir la bombilla ideal para nuestro mate?

Un aspecto muy importante al momento de elegir una bombilla para mate es su material de composición. Este puede cambiar la sensación en los labios, la temperatura que soporta y hasta el sabor del mate. ¿Cómo elegir la bombilla ideal?

La bombilla es uno de los elementos fundamentales que conforman el ritual de tomar mate junto al termo o pava, el mate y la yerba. Se trata del canuto que se utiliza para llevar la infusión desde el recipiente hasta la boca. Por ello es importante tener en cuenta la calidad de los materiales con los que están confeccionadas.

Bombilla de metal, las recomendadas.

Las bombillas de baja calidad pueden transferir restos de partículas al organismo como ser las que tienen baño de cianuro de cobre, niquelado o cromado. Además, se debe tener en cuenta la conductividad térmica del metal que deberá ser de buena calidad para mayor aislamiento térmico o el tomador terminará con los labios lastimados.

La bombilla, siempre se trata de un tubo metálico o de caña también de unos 15 a 20 cm. de largo, con una boquilla en el extremo que se posará la boca, y un capuchón en el otro extremo con muchos orificios muy pequeños, más chicos que el tamaño de la molienda de la yerba mate, por donde ingresará el agua. Este último extremo va dentro de la yerba, en el fondo del mate.

Hay que buscar bombillas de de metales nobles que no sueltan sustancias nocivas para la salud, y la inversión se justifica en que con algunos cuidados, una buena bombilla dura mucho tiempo. Además, si el metal es malo, la bombilla se vuelve muy caliente y quema los labios al utilizarla. Otra razón más para disfrutar de una buena bombilla.

La bombilla es uno de los elementos fundamentales que conforman el ritual de tomar mate junto al termo o pava, el mate y la yerba. Se trata del canuto que se utiliza para llevar la infusión desde el recipiente hasta la boca. Por ello es importante tener en cuenta la calidad de los materiales con los que están confeccionadas.

Bombilla de metal, las recomendadas.

Las bombillas de baja calidad pueden transferir restos de partículas al organismo como ser las que tienen baño de cianuro de cobre, niquelado o cromado. Además, se debe tener en cuenta la conductividad térmica del metal que deberá ser de buena calidad para mayor aislamiento térmico o el tomador terminará con los labios lastimados.

La bombilla no debe transferir sabores y aromas.

Las ideales son las de aluminio y de acero inoxidables ya que no trasfieren ningún tipo de sabor y son muy durables. Una bombilla correctamente lavada y mantenida en condiciones, puede durar hasta 50 años o más.

 Bombilla con pico aplanado, las mejores.

Algo en lo que el comprador por lo general no se fija es en el pico. Las ideales son las que tienen aplanado con boca ancha porque permiten que el agua llegue con mayor fluidez, facilitan la succión  y permiten que la temperatura sea ideal para la boca.

 Consejos

Cabe recordar además que para una correcta limpieza e higiene, la bombilla debe limpiarse una vez por mes, colocándola en agua hirviendo con dos cucharadas de bicarbonato de sodio por media hora. Eso hará que el sedimento que se forma al interior de la bombilla, se afloje y desprenda.

Cada tanto desarmen la bombilla ( aquellas que así permitan ) desenroscando el capuchón inferior, y limpienla bien, porque en el tramo donde se angosta, suele amontonarse yerba residual y por otro lado pueden taparse los pequeños orificios de ingreso y hasta obstruirse la bombilla por completo.

Hay diversos tipos de bombillas: de plata, enchapadas en oro, de alpaca (plata alemana o metal blanco), pero las más comunes son de acero inoxidable. Los adornos son diversos, pero que se utilizan con más asiduidad son los anillos o disipadores, que no son más que argollas de metal que tienen la función de disipar el calor para que la bombilla no tome la temperatura del agua. Evitando que la persona que esté tomando se queme.

Orígenes

Su origen está estrechamente relacionado con las necesidades de los tomadores de mate más antiguos. Se dice que los indígenas guaraníes empezaron a tostar, moler o separar la yerba mate antes de preparar la infusión caliente o el tereré. Al disminuir el tamaño de la yerba y cambiar su textura, ésta les comenzó a molestar en la boca cuando la bebían. Así nació la necesidad y la idea de la bombilla.

Primero usaban una caña hueca la cual ayudaba a tomar una yerba más limpia, luego – no conformes con eso – los indígenas se las ingeniaron para fabricar los primeros filtros, los cuales llamaron kokos que significa junco o tejido trenzado fuerte. Hicieron pequeñas redes con vegetales que atrapaban los pedacitos de yerba y dejaban pasar el agua. Así los primeros tomadores de mate crearon los primeros utensilios para que la infusión llegara lo más pura posible a su boca.

Con información de: https://visitemosmisiones.com/

No hay comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí