viernes, enero 28, 2022

Cuál es la manera correcta de preparar un supremo mate

Existen distintos tipos de recipientes para cebar un mate, como por ejemplo, de calabaza, de madera, de vidrio, de metal, de cerámica, y muchísimos más.

Preparar y tomar mate es una ceremonia, y como tal merece dedicarle tiempo y espacio. El resultado, si empezamos así, siempre será satisfactorio.

Tomar mate es encontrarnos, es acompañarnos, a uno mismo o a otro. Tomar mate es llenar espacios, achicar diferencias, romper el hielo. Tomar mate es estar despierto, poder viajar. Es estar con amigos, amistad. El mate toma un montón de significados cada vez que lo preparamos, lo tomamos y lo compartimos.

Para preparar y servir un mate, se utiliza el término “cebar”. Se dice correctamente así, puesto que esta palabra hace referencia a la idea de mantener, alimentar y criar algo en su estado floreciente. Justamente eso es lo que hace un buen cebador de mates, controla, prepara y deja siempre impecable, para que cada cebadura sea gustosa y perfecta. Aunque no es sencillo lograr que a lo largo de una ronda se mantenga rico y con una buena textura, y  temperatura, hay ciertas cuestiones a tener en cuenta.

Existen distintos tipos de recipientes para cebar un mate, como por ejemplo, de calabaza, de madera, de vidrio, de metal, de cerámica, y muchísimos más. Lo mismo ocurre con los gustos, que pueden ser más o menos amargos, dulces, o con especias. Por estas razones es difícil determinar la manera correcta de prepararlo, ya que no hay una ciencia detrás, y el resultado dependerá siempre de las costumbres, o gustos del cebador. Pero aquí te proponemos una metodología que funciona y al cumplirla se logrará cebar unos mates exquisitos. Obviamente, como ocurre en cualquier práctica, no resultará sencillo hacerlo al principio, pero a medida que transcurra el tiempo y rondas de mates, se mejorará hasta que cada uno encuentre su manera ideal para cebar.

Previamente a servir la infusión en una calabaza o uno de madera, el mate se debe curar, por el hecho de ser recipientes porosos. En cambio los de cerámica, plástico, o metal no deben cumplir este proceso. Esto se realiza con el fin de tapar estos poros, y para que también se adquiera un rico gusto, ya que cuando se termine el proceso, obtendrá aquel sabor con el cual se curó. Una vez realizado este proceso, se puede cebar sin ningún inconveniente.

Los secretos para cebar de manera correcta el mate son las siguientes:

  1. Se debe llenar el recipiente con ¾ de yerba. Esto dependerá casi siempre del tamaño del mate y los gustos de cada uno, pero esta proporción es el balance ideal para que no se lave rápido, y pueda perdurar conservando el gusto a lo largo de varias rondas.
  2. Hay que tapar con la mano el orificio del recipiente, y sacudirlo para mezclar bien la yerba. Una vez realizado, se deberá inclinar el mate a unos 45° , para que la yerba forme una especie de pared con esa inclinación lograda. Si es difícil lograr formar esa pared, es recomendable hacerla con el dedo o la bombilla. A medida que pase el tiempo, con la práctica será más fácil realizarlo.
  3. Echarle un poco de agua al fondo del mate, en el espacio que se generó, entre esa pared de yerba y el costado del recipiente, hasta que la yerba se hinche de a poco.
  4. Luego debe dejar reposar un minuto aproximadamente, hasta que la yerba absorba el agua. Una vez transcurrido el tiempo, volver a echarle más agua, pero no hasta arriba de todo. 
  5. Este es el momento de poner la bombilla, y es preferible tapar el orificio donde se beberá posteriormente para que no se tape con yerba. Luego, colocarla firmemente, hasta el fondo del mate, y servir lo que quede de agua como si se cebara normalmente. Es importante evitar servir agua hasta arriba, debido a que se desarmaría esa pared de yerba y provocará que el mate se lave rápidamente. ¡Con estos pasos ya podes ser un experto en mates!

Hay ciertas recomendaciones para tener en cuenta para el momento de la cebadura. Luego que se beba el primer mate, siempre se deberá echar el agua sobre la bombilla despacio. Es recomendable no mover la bombilla cuando se ceba o en la ronda, ya que se desarmará el mate o se logrará que se tape la bombilla. Con respecto al agua, nunca hay que calentarla hasta que hierva o cercana a los 95°/100° grados, porque quemará la yerba y esta perderá el gusto. Lo ideal es mantener la temperatura a unos 80°.

Vía: https://www.mdzol.com/

Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Populares

Fungicida casero con bicarbonato

Los hongos son uno de los problemas más habituales que pueden afectar tanto a plantas como a personas. Aunque hoy en día existen gran...

Cómo hacer un buen asado al horno

Aprende a preparar Asado al horno argentino con esta rica y fácil receta.  A la parrilla o al horno, un asado no se parece en nada a...

Limón con agua de aloe vera

El aloe vera y el limón tienen propiedades depurativas naturales que ayudan al organismo a eliminar los residuos y toxinas. Al ingerir limón y...

Vinagre, en la huerta y el jardín

Ya sabemos que es un herbicida 100% natural, pero hay más. Te dejamos 15 usos del vinagre para tu huerta y jardín. El nombre vinagre...