Agricultura Horticultura Huerta

Cómo plantar ajo

El ajo es una planta de tallo bulboso aromático. Tiene un sabor muy fuerte, que se intensifica con el cultivo en huerto ecológico, y se usa en muchas recetas culinarias. Es una planta que no se reproduce por semillas, lo hace a partir de los bulbos que pueden comprarse en tiendas especializadas. Si plantamos un bulbo de ajo adquirido en un supermercado es probable que no obtengamos una buena planta, ya que ésta presentara deformidades.

Los ajos crecen mejor en suelos arenosos y ligeros (especialmente si realizamos la plantación en otoño). No debe plantarse en un suelo recién abonado, es mejor aprovechar el abonado resultado de la rotación de cultivos de una cosecha previa. Además, para su correcto desarrollo, el ajo necesita un lugar con alta exposición al sol.

Si tu suelo tiene un drenaje alto, la mejor fecha para plantarlos es entre mediados y finales de otoño. Hay que separar los dientes de ajo de los bulbos en el momento previo a la plantación, se puede utilizar un sembrador o una pequeña pala para asegurarnos que quedan enterrados a una profundidad de 5 cm. En caso de que el suelo sea pesado o arcilloso, se debe retrasar la plantación hasta finales de primavera. Para acelerar la maduración, pueden plantarse en una maceta bajo cristal las primeras semanas.

Los cuidados de los ajos son los mismos que la mayoría de hortalizas, cuidarnos de las malas hierbas y regar en los momentos de mayor sequedad.

Cuando las hojas del ajo se vuelvan amarillas indica que ya están listos para ser cosechados, esta fecha suele ser hacia el final de verano. Una vez extraído de la tierra hay que limpiarlos de raíces y hojas. Para almacenarlos se pueden coser a una cuerda o alambre, que puede colgarse en un lugar fresco pero protegido del frío excesivo.

Cuando las hojas están amarillas ya se puede recolectar. Suele ser a finales de verano

Los ajos no suelen ser atacados por muchas plagas, no obstante, en algunos casos puede afectarles la podredumbre blanca de las cebollas o la roya, como el caso de los puerros.

Las variedades de ajo más comunes son: Long Keeper, Printanor y Thermidrome. Debes informarte de qué especie conviene más según la época en que quieras iniciar el cultivo.

Vía: elhuertourbano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *