Cómo plantar una ananá (piña) en maceta

El ananá o piña, cuyo nombre académico es Ananas comosus, es una planta nativa de América del Sur cuya fama se debe a la exquisitez de su fruto y a las propiedades beneficiosas del mismo, además de la facilidad de su cultivo hogareño en macetas y otro tipo de contenedores.

¿Alguna vez te has preguntado qué aspecto tiene la planta de la que proviene la ananá que comemos habitualmente? Pues se trata de una planta perenne (que mantiene sus hojas todo el año), que florece y da fruto anualmente. Pero lo más interesante de todo, es que puedes reproducirla en tu propia casa con mucha facilidad.


Increíble, ¿no? Pues toma nota y continúa leyendo, porque hoy te explicamos paso a paso cómo plantar una piña en una maceta en tu propia casa. Créenos, vas a querer incluir una piña entera en tu próxima visita a la frutería…

Las piñas, como pasa con otras frutas y verduras, se plantan de una manera diferente a la habitual con las semillas. Obviamente, lo primero que necesitas es una piña. Pero, para tener más probabilidades de éxito, te recomendamos que esta no esté ni verde ni demasiado madura. Si además tiene un olor dulzón, mucho mejor, salvo que prefieras que esta fruta sea algo más ácida.

Con la piña escogida, el primer paso que deberás dar es el de cortar la corona de la piña. Es decir, la parte con las hojas (sí, esa que siempre estorba porque no cabe con ella en el frigorífico). A la hora de plantar una piña, debes asegurarte de no arrancarle esas hojas porque, si lo haces, no va a crecer bien.

Sí tienes que quitar unas hojitas inferiores, las suficientes para que puedas ver el tallo. Eso ayudará a que las raíces hagan acto de aparición mucho antes.

Ahora, un truco para ayudar a que la piña acabe convirtiéndose en planta es que, durante una semana, la tengas con el tallo al revés cerca de una ventana. Es decir, con las hojas hacia abajo, colgada. De esta forma estarás ayudando a que se seque y también a que las heridas que tiene se cierren.

Transcurrido ese tiempo, tienes dos opciones.

Cómo plantar una piña en maceta

Una de las opciones que tienes de cómo plantar una piña es ponerla directamente en una maceta de unos 25 centímetros. Tienes que echarle tierra de jardín y, a poder ser, algo de materia orgánica. Por ejemplo, una mezcla ideal sería la de hummus de lombriz, fibra de coco y turba.

La piña debes plantarla dejando siempre la base de las hojas por encima.

Este método hará que tarde un poquito más en desarrollar las raíces, pero finalmente lo hará si la vigilas y mantienes húmedo (que no encharcado) el sustrato que tiene. Además, intenta proporcionarle una temperatura que no baje de los 18 grados y bien expuesta al sol. Puedes echarle fertilizante si la has plantado en verano pero no demasiado porque puede quemarla (sobre todo al principio).

Cómo plantar una piña en agua

La otra opción que tienes para con la piña es pasarla antes por un proceso de agua. Este es muy habitual en otras frutas y verduras y ayuda a que se desarrollen bien las raíces. Para ello, solo tienes que coger un recipiente en el que sepas que puede entrar bien el tallo y tocar el agua.

Deberás clavar cuatro palitos, uno en cada lado del tallo (en la base de este), para poder sujetarla y que, así, no se caiga en el recipiente sino que los palos se apoyen en los bordes de este y la mantengan alzada, pero con el agua tocándole el tallo, por supuesto.

Has de colocar este recipiente al lado de una ventana donde le dé sol y esperar a que aparezcan las raíces, lo cual puede demorarse varias semanas. Mientras, cada 2-3 días conviene que le cambies el agua, a fin de que no aparezca moho.

Una vez hayan aparecido las raíces y estas estén grandes, será hora de plantarla en una maceta (como hemos visto antes). Sí te recomendamos que, aunque quieras plantarla en el suelo, primero la pases por el proceso de la maceta ya que así le aportarás a la planta más fuerza para adaptarse después a su nuevo entorno, sobre todo porque requerirá los mismos cuidados que una planta de interior.

¿Cuándo sembrar piñas?

Realmente, piñas hay todo el año. No es habitual verlas en las fruterías, pero lo cierto es que, en supermercados y grandes almacenes sí que exportan esta fruta de otros países, por lo que podrías plantar una piña fácilmente en cualquier época del año.

Ahora bien, realmente, la mejor época para hacerlo, es el verano. Es cuando las temperaturas pueden ayudar a conseguir el éxito en este proyecto, sobre todo porque las piñas no toleran las bajas temperaturas.

Además, en verano te da la oportunidad de sembrar en el exterior, y después solo tendrías que protegerla del frío para que siguiera su curso.

¿Cuánto tiempo tarda en crecer una piña?

¿Cuánto tiempo tarda en crecer una piña?

Si ya has plantado tu piña y esta va desarrollándose poco a poco, estarás esperando para que te dé esos frutos. Pero la verdad es que te tienes que armar de mucha paciencia. Para empezar, y siempre que se plante en un clima templado, la piña tardará al menos 18 meses en dar un fruto. Si el clima es templado, entonces hasta los 36 meses no lo esperes. Solo si la planta está en una maceta puede reducirse ese tiempo a 24 meses.

El primer objetivo de la planta es crecer, y no aparecerán frutos al menos hasta 3 años después de que la hayas plantado. Si todo marcha bien.

Te darás cuenta que te va a echar una piña cuando veas un brote en el centro de las hojas. Esto ocurre cuando la planta tenga un año aproximadamente, y verás que florecerá, al contrario que otros, en invierno. Dos meses más tarde, verás un cono rojo, que produce flores azules durante varias semanas. Es después de esas flores que la fruta empieza a desarrollarse pero, hasta que no pasen cuatro meses mínimo, no podrás recolectarla porque no estará madura (cuando adquiera un color dorado estará).

Debes saber también que la planta de la piña solo da una piña por tallo. Esto quiere decir que, si tienes solo un tallo, te dará una piña, pero si tienes varios, entonces habrá más. De manera general, suele desarrollar tres esquejes a lo largo de su vida.

En el caso de que la piña esté plantada en maceta lo normal es que solo tenga un fruto, al contrario que si la plantas en el suelo en el exterior (y siempre y cuando le proporciones todas las necesidades).