13-07-24 |

Césped en época de calor: El cuidado y la poda para evitar la proliferación de mosquitos

Con el calor del verano, las lluvias y la humedad, estos molestos insectos encuentran su paraíso en los espacios verdes, sobre todo donde tengamos césped. Para evitarlos, tenemos que seguir algunos pasos en cuanto al cuidado de nuestros jardines y patios.

No sólo tenemos que cuidar el aspecto y la densidad del césped en nuestros hogares, sino que también en los espacios públicos del barrio, ya sea plazas, parques, terrenos y lotes baldíos. Mantener el césped perfecto en tiempos de verano es un arte y a la vez un desafío, sobre todo cuando las lluvias generan el crecimiento rápido y desmedido de este, pero no es imposible lograr un buen control para tenerlo verde y del espesor deseado, de esta manera podremos evitar ciertas plagas de la temporada, principalmente los mosquitos.

Mantener alejados estos insectos y evitar sus picaduras y disminuir el riesgo de contraer enfermedades hay que saber que nuestro jardín o patio son su paraíso donde se reproducen, sobre todo si contamos con espacios con césped. Por este motivo te recomendamos podar y recortar regularmente estas parcelas verdes. Los mosquitos suelen descansar en la vegetación densa, por lo cual debemos evitar que este crezca de forma desmedida. Podar y recortar regularmente el césped está muy bien, pero también debemos controlar el follaje de los arbustos, árboles y plantas altas, esto ayudará a reducir los lugares de refugio de los mosquitos en tu jardín.

También deberás prestar atención en caso de que tengas fuentes de agua en tu jardín, como charcos, recipientes con agua estancada, es importante mantener limpias las canaletas y desagües.

¿Cómo controlar el crecimiento del césped en verano?

Una de las mejores formas de disfrutar nuestro patio o jardín en toda época del año es manteniendo el césped en óptimas condiciones, y en el verano es cuando realmente lo tenemos que tener reluciente, bien cuidado, tanto en las proporciones cómo también en el riego.

Las altas temperaturas se conjugan con el frescor que el césped nos brinda, mantenerlo verde y protegido también forma parte de las actividades que podemos realizar durante las vacaciones de verano, dedicándole el tiempo que se merece.

Antes de pasar a la guía de pasos en la que te explicamos Cuándo y cómo cortar el césped en época de mucho calor, no hay que olvidar que tanto la humedad, como el calor y las lluvias son factores que intervienen directamente con el suelo y las plantas, por tal motivo tendremos que tener en cuenta el momento del riego y la poda.

La correcta poda del césped

Para iniciar con esta simple guía, lo recomendable es tener en cuenta que en primavera-verano, lo ideal es realizar el corte del césped cada 10 – 15 días. Teniendo en cuenta que las elevadas temperaturas suelen retardar el desarrollo de algunas plantas, no es necesario acudir al corte tan seguido.

En los meses de más calor, lo aconsejable es aumentar la altura del corte en aproximadamente un 30%, de modo que algunas plántulas tengan protección del sol. En caso de estar en presencia de un verano con temperaturas promedio de 25 a 30 grados y con lluvias frecuentes, podremos realizar una corte mucho más profundo.

Otro consejo practico, es no realizar un corte al máximo o al ras, ya que podríamos dañar la base principal y provocar crecimiento desparejo. También influye en que si cortamos demasiado bajo, las plantas no tendrán hojas suficientes para iniciar un proceso de desarrollo robusto y sano. Un césped pobre de hojas, da lugar al riesgo del crecimiento de malezas invasivas.

En el momento de que te propongas a cortar, nunca se debe quitar la hierba más de un tercio de la altura. Para las áreas de mayor temperatura, donde el césped se desarrolla durante el verano, la altura ideal sería de unos 10 centímetros.

Durante un período de mucho calor, lo ideal es mantener el césped a la altura máxima permitida y recomendada. Esto se debe que a mayor altura, el desarrollo de las raíces alcanzan más profundidad, por ende alcanzan el agua de manera más efectiva bajo tierra.

Puedes leer: ¿Cómo regar suculentas en época de calor? Ahí está la clave del éxito para evitar que mueran

¿Con qué cortar el césped?

En el momento de realizar el corte del césped, ya sea en el jardín patio o parcela, por más pequeña que sea el área, lo ideal es el uso de una cortadora de césped con motor eléctrico, o también de una desmalezadora con motor a combustible o con la tradicional tijera.

En el momento de finalizar con el corte, si existen zonas que notemos dañadas, lo aconsejable es volver a sembrar estas partes. Si realizamos un sembrado para emparejar la superficie, es ideal hacerlo durante el inicio de la primavera, en el mes de septiembre.

Lo más importante del corte es buscar nivelar correctamente, de este modo nos vamos a asegurar que crezca de forma pareja y nos ayudará a mantenerlo durante la próxima siembra.

El riego del césped en verano

Como en todo cultivo durante el verano, el riego es un factor clave e indispensable. Para efectuarlo de manera correcta hay que tener muy en cuenta las condiciones climáticas de la región donde vives. Si los días son secos y de mucho calor, es esencial regar cada 3- 4 días. Si las temperaturas son extremas, superiores a los 36 grados y el porcentaje de humedad es bajo, sin lluvias, puedes regar cada 2- 3 días.

Te puede interesar: El riego en verano: Mantener la humedad, pero sin saturar

Lo recomendable es ejecutar el riego con el aporte aproximado de 30 litros de agua por metro cuadrado, sobre todo cuando el riego se realiza cada 4 días. El momento más adecuado para regar el césped en verano es después del atardecer. De esta forma evitaremos la dispersión de agua por evaporación.

Con información de: https://fiasa.com.ar/

Compartir:

Popular