Control Huerta

Cómo solucionar algunos problemas que pueden surgir al hacer humus

Algunas veces durante el proceso del compostaje las cosas no van como debieran: puede aparecer el mal olor, moho, parece que nunca llega a descomponerse… No te preocupes, los problemas que surjan los podemos solucionar y además prevenir para conseguir un compost de excelente calidad para aportar materia orgánica a la tierra y ésta nutra las plantas de nuestra huerta ecológica.

.Estos son algunos de los problemas más comunes al hacer compost y sus soluciones:

  • Aparición de “baba”: es causada por el aporte excesivo de materia verde (restos de la cocina, césped, etc), falta de materia seca (hojas, ramas, papel, cartón, virutas de madera, paja, etc) o exceso de agua. Necesitas equilibrarlo simplemente añadiendo más materia seca.
  • Presencia de moho: el moho también participa en la descomposición para la creación de compost.
  • Están creciendo cosas en mi compost: si algunas semillas son capaces de germinar en el compost significa que la temperatura es más baja de la que debería ser. Es precisamente la actividad de los microorganismos, lombrices, etc. la que hace que aumente la temperatura, por lo que, si la temperatura no es alta es que no está creándose el compost. En general, la temperatura máxima óptima es de unos 60º. El volteo puede ayudar a que aumente la temperatura, éste hace que aumente la temperatura. Con realizarlo una vez por semana podría ser suficiente.
  • Surgen olores: el compost debe oler a tierra húmeda, si tiene olor a podrido o desagradable significa que hay demasiadas bacterias anaeróbicas. Así como descomponen los materiales, producen malos olores, y si hay demasiadas pueden producir muy mal olor. ¿Cómo solucionarlo? Añade más materia seca y si ves que está muy compactado es que necesitas voltearlo y más aire, permite que esté más aireado para evitar el olor.
  • ¡Tarda mucho!: Si en nuestro compost hay presencia de lombrices, en unos dos meses ya podemos obtener vermicompost. Si está tardando demasiado en descomponerse es porque no hay suficientes bacterias “trabajando”. Simplemente añade más materia seca y húmeda para crear una pila de compost y la temperatura aumente, así las bacterias se pondrán manos a la obra.

Vía: ecoagricultor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *