Anuncio
domingo, febrero 28, 2021
Inicio Ambiente ¿Cuál es la diferencia entre biodegradable y compostable?

¿Cuál es la diferencia entre biodegradable y compostable?

Anuncio

Los términos «biodegradable» y «compostable» son ubicuos, pero a menudo se usan de manera incorrecta o engañosa, lo que agrega incertidumbre a cualquiera que intente comprar de manera sostenible.

Para tomar una decisión verdaderamente ecológica, es importante comprender qué significa biodegradable y compostable, qué no significan y la diferencia entre ellos. Definición de biodegradable El término «biodegradable» se refiere a cualquier material que pueda ser degradado por microorganismos tales como bacterias y hongos.

La biodegradación es un proceso que ocurre naturalmente; cuando un objeto se degrada, sus componentes originales se descomponen en componentes simples, como biomasa, dióxido de carbono y agua. Este proceso puede ocurrir en condiciones aeróbicas o anaeróbicas, pero si es aeróbico, como cuando una pila de hojas en un jardín se rompe durante una temporada, tomará menos tiempo.

La biodegradación puede tardar desde unos pocos días (para restos de verduras) hasta 500 años o más (para una bolsa de plástico).

El tiempo necesario para la biodegradación depende de la composición química del objeto y del método de almacenamiento. Variables como la temperatura, el agua, la luz y la presencia de oxígeno afectarán la tasa de degradación. La mayoría de los rellenos sanitarios casi no tienen luz, aire ni humedad, por lo que el proceso de biodegradación se ralentiza significativamente.

Las cáscaras de verduras, cáscaras de huevo, papel y desechos de jardín pueden biodegradarse directamente. Estos elementos se descompondrán en poco tiempo después de ser desechados, por lo que pueden ser absorbidos por el medio natural. Incluso algunos artículos comerciales, como el detergente de fibra de coco, entran en esta categoría. Por el contrario, los materiales como la espuma de poliestireno, el plástico y el aluminio generalmente se consideran no biodegradables debido al tiempo requerido para la descomposición.

Averiguar si un objeto es realmente biodegradable puede ser un desafío, especialmente cuando está evaluando objetos que generalmente no están hechos de materiales biodegradables, como fundas de teléfonos celulares o bolsas de mano. La Comisión Federal de Comercio (FTC) y varios certificadores externos han tomado medidas para monitorear el etiquetado de productos como biodegradables. Entonces, si está tratando de determinar si algo es biodegradable, revise el empaque y no dude en comunicarse con la compañía para hacer preguntas.

Dicho esto, la mayoría de los productos de consumo “biodegradables” en realidad no se mezclaran con la tierra a través de la biodegradación natural. Para biodegradarse, necesitan un conjunto específico de condiciones creadas a través del proceso de compostaje.

Definición de compostable

El término compostable se refiere a un producto o material que puede biodegradarse en circunstancias específicas impulsadas por el ser humano. A diferencia de la biodegradación, que es un proceso completamente natural, el compostaje requiere la intervención humana.

Durante el compostaje, los microorganismos descomponen la materia orgánica con la ayuda de los humanos, quienes aportan el agua, el oxígeno y la materia orgánica necesarios para optimizar las condiciones. El proceso de compostaje generalmente toma entre unos meses y uno a tres años. El tiempo se ve afectado por variables como el oxígeno, el agua, la luz y el tipo de entorno de compostaje. Hay dos tipos principales de compostaje:

  • Compostaje residencial. El compostaje residencial implica recolectar restos de comida en un contenedor o montón, combinarlos con desechos del jardín y voltear periódicamente la mezcla para promover su descomposición en materia orgánica más básica. Por esa razón, no podrá descomponer cosas como carne, queso y pescado en un contenedor residencial, simplemente no se producirá suficiente calor.
  • Compostaje comercial. El compostaje comercial implica clasificar materiales, en orgánicos e inorgánicos, descomponerlos con astilladoras y trituradoras y crear condiciones óptimas de humedad, temperatura y oxígeno. Como resultado, los compostadores comerciales pueden descomponer productos más complejos que los compostadores domésticos.

Si está considerando comprar un producto que dice ser compostable, asegúrese de leer la etiqueta. Al igual que con los artículos biodegradables, el etiquetado de materiales compostables está regulado por la FTC y certificadores de terceros. Querrá saber si el producto se puede convertir en abono en un contenedor de jardín o si requerirá abono comercial. No todas las ciudades ofrecen compostaje comercial, y no desea elegir un producto compostable solo para descubrir que en realidad no puede compostarlo.

Plásticos biodegradables y compostables

Si recientemente ha comprado una funda para teléfono, una taza de viaje o una bolsa de supermercado reutilizable, es posible que haya encontrado plástico biodegradable y compostable, también conocido como bioplástico. Muchos restaurantes incluso están adoptando bioplásticos para envases, utensilios y vasos para llevar. Estos artículos suelen estar hechos de materiales como almidón de maíz, celulosa y soja. Cuando se compostan adecuadamente, se descomponen en dióxido de carbono no tóxico, biomasa y agua. 

Sin embargo, el hecho de que un plástico sea biodegradable o compostable no significa que se descompondrá en todas y cada una de las condiciones, o que sea verdaderamente ecológico.

  Considere los pros y los contras de los plásticos compostables antes de realizar su próxima compra.

Ventajas

  • A diferencia de los plásticos convencionales a base de petróleo, los bioplásticos son de origen vegetal.
  • La fabricación de bioplásticos puede tener una menor huella de carbono que los plásticos tradicionales (pero hay muchas variables e incertidumbres). 

Contras

  • La descomposición de los bioplásticos requiere un calor intenso que solo está disponible en las instalaciones de compostaje industrial. En una pila de abono en casa (o en un vertedero), tardan mucho en descomponerse.
  • Los bioplásticos no abordan el problema de los plásticos marinos, ya que no se biodegradan rápidamente en condiciones marinas. 
  • Los bioplásticos no se pueden mezclar con plásticos reciclables; deben reciclarse en corrientes separadas.

Elegir productos biodegradables frente a compostables

Si está tratando de reducir su impacto ambiental, los artículos compostables son una buena opción. Hacer abono significa que no terminará en un vertedero, y si lo hace en casa, puede usar esa materia orgánica para ayudar a que su jardín (o el de su vecino) crezca. Además, el etiquetado de los productos compostables suele ser más sencillo, por lo que puede estar seguro de que está eligiendo un producto más ecológico. 

Dicho esto, los productos compostables requieren ciertas condiciones para descomponerse, por lo que es importante comprometerse a compostar esos artículos, en lugar de enviarlos a un vertedero. Además, si un artículo se identifica como compostable comercialmente, asegúrese de tener acceso a una instalación que pueda manejar los desechos. Los bioplásticos son de alguna manera una mejora con respecto a los plásticos convencionales, pero aún pueden tener un impacto negativo en el medio ambiente si se eliminan de manera incorrecta. Como siempre, la mejor opción es reducir tu consumo, reutilizar lo que ya tienes y evitar al máximo los productos de un solo uso.

Vía: Ecooportal

- Advertisement -
Anuncio

Para leer

Anuncio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Relacionados

- Advertisement -