02-10-23 |

De esta manera puedes conservar el perejil fresco por más tiempo

En esta nota te vamos a contar todos los detalles, el secreto, de qué manera se puede conservar el perejil y tenerlo siempre fresco para el uso en la cocina.

El perejil es uno de los ingredientes claves en la cocina, considerado la reina de las plantas aromáticas, utilizado desde siempre para condimentar, segregar sabor, textura a distintos platos, ya sean guisos, estofados, carnes, etc. Se puede utilizar fresco o en forma de condimento seco.

El perejil es una planta herbácea, posee propiedades diuréticas, antioxidantes, antiinflamatorias, antibacterianas, antidiabética, inmunomoduladoras, por lo que su consumo aporta muchos beneficios a la salud. Para contar con un alimento siempre en óptimas condiciones para su consumo, hay que saber de qué manera conservarlo correctamente, así alargar la vida útil de este, sobre todo cuando se trata de conseguir mantener verdor y sabor, las mismas características que tenía cuando lo compramos.

Puedes leer: ¿Cómo sembrar albahaca con éxito?

Trucos para conservar el perejil fresco

1. Elige el manojo más fresco

Lo primero que vamos a tener en cuenta en el momento de comprarlo en la verdulería, es elegir el manojo más fresco y verde, evitar aquellas ramas que tengan manchas marrones y hojas marchitas. De esta manera vamos a asegurarnos de que el perejil nos dure mucho más.

2. Guárdalo de forma correcta

La manera ideal de guardarlo, es en un recipiente hermético, cortando los tallos más largos, y dejar los que presentan las hojas más sanas y brillantes. Colocar dentro del recipiente una servilleta de papel para que absorba la humedad, puede ser por encima del perejil, pero también en la base. De esta manera puedes guardarlo en la heladera.

3. Almacena el perejil seco

Otro método muy utilizado, es conservarlo seco. Para lograr el secado tendrás que elegir el manojo de perejil, colocarlo entre hojas de papel de diario y exponerlos al aire libre, no directamente al sol. Para esta técnica, asegúrate que el perejil no esté húmedo.

Otra técnica de secado, es un manojo de perejil envuelto en un films de cocina, y colocado dentro de otra bolsa con cierre hemático, y guardado por unos días en la heladera.

Para ambas formas, evita guardar el perejil recién lavado, tiene que estar totalmente libre de líquidos en sus partes, ya que la humedad y el hermetismo, pueden generar hongos patógenos que echen a perder la planta.

Te puede interesar: Todo lo que hay que aprender sobre los bulbos en la huerta

4. Consérvalo ya picado

Otro de los métodos más comunes y utilizados para guardar perejil, es picado. Elegir un puñado bien verde, picarlo pequeño y guardarlo en un frasco hermético, luego, al heladera. De esta manera contarás con perejil ya listo para agregar a las comida, siempre verde y bien conservado.

5. Congélalo para mantener su frescura

Entre los métodos que involucran al frío, puedes conservarlo en el freezer por varios meses, colocándolo en una bolsa o recipiente hermético, y depositándolo en la zona de más frío de tu heladera. Para esta técnica, te recomendamos realizar pequeños paquetitos, para utilizar en porciones medidas, y no tener que descongelar todo el manojo a la vez. Un segundo congelado puede echar a perder las hojas.

6. Conserva el perejil en bicarbonato

Para esta técnica de conservado, tendrás que separar las hojas del tallo, y sumergirlas en una solución de agua con bicarbonato. Dejarlo en remojo por unos 30 minutos, sacarlos y hacerlos secar. Luego guardaremos estas hojas en un frasco de vidrio hemático, siempre y cuando no estén húmedas.

Vía: https://www.elespanol.com/

Compartir:

Popular

Más de esto
Más de esto