13-04-24 |

De esta manera puedes podar de forma correcta un potus y generar nuevas plantas

Si tienes en casa un potus, más de una vez habrás pensado como mantenerlo, cómo realizar la poda de esta planta colgante de manera correcta. En esta nota de lo contamos.

El potus es una planta trepadora, es de origen tropical y normalmente en casa la tenemos como colgante, ya sea en una galería, en el interior o el jardín. Con una buena guía, esta planta de hojas verdes brillantes veteadas, suelen desarrollarse y extenderse de manera significativa, es por eso que se recomienda mantenerla con una poda correcta.

Si bien el potus es una planta que es muy utilizada para interiores o galerías, esta necesita de buena iluminación o luz solar, para mantener sus hojas sanas y brillantes, a pesar que también se adapta muy bien a la sombra, la claridad es indispensable para que la planta tenga un buen desarrollo y vitalidad.

Estas plantas son sencillas de cuidar, si lo haces de la manera correcta, y la poda está dentro de los cuidados más importantes. A continuación te vamos a dejar los mejores consejos para mantenerla.

Puedes leer: Tres formas de reproducir el Aloe Vera

¿Cuándo se poda un poto?

El potus es una planta colgante e invasiva, por lo que tienes que podarla para evitar que se «descontrole su crecimiento», ya que es un ejemplar de rápido crecimiento, con hojas que van variando su tamaño dependiendo del desarrollo extensivo de la planta.

Lo que te dará la pauta de que el potus está listo para ser podado, es que los tallos se mostraran largos y con cierta debilidad, y en los extremos notarás hojas verdes pálidas o amarillentas. Cuándo más grande sea el talló, más energía necesita la planta, por ende, esta parte del ejemplar se lleva la mayor parte de la vitalidad.

¿Cuándo podar un poto? ¿En cualquier época del año?

La respuesta es sencilla, es que en cualquier época del año puedes podar al potus, aunque en cualquier momento podemos quitar las hojas amarillentas o secas, lo recomendable es esperar que termine su época vegetativa, o sea, cuando la planta este con menos actividad de desarrollo, y esto sería entre mediados de marzo y final de septiembre, en este caso en particular, la poda hay que realizarla cuando la planta está más activa, de esta manera nos aseguramos que tenga un brotado rápido.

Esto no implica que desde el mes de octubre a marzo no puedas podarla, si puedes hacerlo, pero de manera de mantenimiento, de forma mucho más leve, sobre todo cuidando que no se acumulen hojas descoloradas.

Te puede interesar: Abonos naturales para fortalecer tus plantas

¿Cómo se poda un potus?

Elige los tallos más largos: estos son los que presentan características débiles, una vez que hayas hallado estas partes, emplea tijeras bien afiladas, cortando por debajo del nudo del tallo. Es importante que la tijera que vayas a utilizar para efectuar la poda, realice un corte limpio, y además, que las hojas de la herramienta estén desinfectadas, para evitar que trasmita algún patógeno a la planta.

Tras la poda, no tires las ramas seccionadas, te recomendamos limpiar las hojas que se encuentren en el tallo y colocarlas en un vaso con agua. Trataras de cambiar el agua del vaso cada 3 o 4 días. Al tiempo notarás que le van a salir raíces en la zona inferior, en ese momento, ya podrás pasar el tallo con nuevas raíces a una maceta. De esta manera habrás generado nuevas plantas para reproducir.

Con información de: https://www.jardineriaon.com/

3 COMENTARIOS

  1. Excelente ideas y explicaciones, justamente estoy en esto de alimentaris plantas y guardo restos de café y té y lo del potus muy bueno ,mil gracias y espero si puede foagro un art. sobre germicidas orgánicos.

Deja un comentario

Compartir:

Popular