El Paraná comenzará a recuperarse tras las venideras lluvias en el Litoral

A este escenario se suman las lluvias de 100 milímetros que pronosticó el Servicio Meteorológico Nacional en la zona nordeste, que aportarán caudal al río. 

En los últimos días, la altura se incrementó casi 70 cm (69 para ser precisos) en el puerto de la capital provincial, según informó Prefectura Naval Argentina. Del 1.84 mts del 14 de abril al 2,53 mts de este 18.

De esta manera, los espejos de agua de la región vuelven de a poco a su fisonomía habitual. En el caso de la ciudad de Santa Fe, la Laguna Setúbal recuperó agua y ya se muestra “más llena” que en el verano. 

En la temporada estival, la altura del río descendió a valores históricos. Lo más bajo se registró el 17 de enero cuando cayó a – 0,23 mts, marca no conocida en los últimos 70 años. 

Nota que puedes leer: Bajante en otoño: el Paraná tendría otro importante pico de sequía

Los registros señalaron que es un 5 % más.

La entidad destacó que el caudal entrante al tramo argentino del río alcanzó su pico el viernes 15 de abril, cerca de los 17.500 metros cúbicos por segundo. Los valores se registraron un 20% por debajo del promedio de los máximos caudales de abril.

A pesar de las atenuantes de las lluvias, el panorama a largo plazo no es tan alentador. “La perspectiva climática al 30 de junio es desfavorable. Podría nuevamente establecerse una condición de escasez en la región que dé lugar a una nueva tendencia descendente hacia aguas bajas. De todas maneras, las lluvias previstas para el tramo final de abril en la región , podrían aportar una cuota mas para que los caudales se vayan manteniendo en una línea prudente.

Pronósticos alentadores

El Servicio Meteorológico Nacional lanzó un pronóstico auspicioso respecto a las lluvias para las próximas semanas en el nordeste argentino y, con ello, se mantiene firme la perspectiva de recuperación de los niveles del río Paraná. Según el último informe del Instituto Nacional del Agua, da cuenta, esta semana, que en el tramo correntino-paraguayo del río Paraná, las lluvias sobre el área de aporte al embalse de Yacyretá alcanzaron puntualmente unos 130 milímetros.

Seguir leyendo: La histórica bajante del Paraná pone en declive a Yacyretá

De esta manera, el caudal entrante al embalse promedió 11.190 metros cúbicos por segundo, un 5% más de lo registrado hasta el momento y la descarga promedió 11.240 metros cúbicos por segundo (un 7% más). Este último registro representa un 61% más de desagüe que el promedio de la misma semana en 2021.

Por su parte, el caudal entrante al tramo argentino del río alcanzó su pico el viernes 15 de abril, cerca de los 17.500 metros cúbicos por segundo, en la franja de los valores normales, un 20% por debajo del promedio de los máximos caudales de abril de los últimos 25 años.

Además, se registró un nivel promedio semanal de 3,41 metros en Corrientes y 3,45 metros en Barranqueras (aproximadamente 1,40 metros por encima de los valores de la semana anterior). Ambas marcas se ubican a 1,85 metros por encima de los respectivos promedios en igual semana de 2021.

En esa zona y hasta el momento, en lo que va del mes, los promedios mensuales serían de 2,70 metros. Esto significa 1,12 metros por debajo de los valores medios del período 1995-2021, aunque son bajos estos indicadores resultan superiores a los promedios observados en el mismo mes en 2021 (1,04 metros).

Por último, en la confluencia de los ríos Paraná-Paraguay, la condición de bajante severa está siendo atenuada rápidamente por el efecto de todas las lluvias registradas en los últimos días. Al respecto, el Instituto aclara que, actualizado, el pronóstico de recuperación sigue siendo desfavorable.