Erosión del suelo: causas y consecuencias del deterioro de un terreno

Seguramente, alguna vez escuchaste hablar sobre la erosión del suelo. Pero, ¿Sabés qué significa y cuáles son sus causas? En esta nota te explicamos un poco más sobre este concepto.

Cuando hablamos sobre la erosión del suelo, nos referimos al proceso natural en donde las rocas y el suelo se desprenden de la superficie terrestre y se trasladan a otro sitio (degradación del suelo). Esto sucede gracias a la intervención del viento o el agua.

Por ello, es la erosión del suelo quien modifica los paisajes. Sin embargo, se trata de un proceso muy lento, de miles y miles de años. Aunque puede acelerarse por medio de la acción humana.

Si bien la erosión se da en todo el mundo, es más frecuente en zonas secas y áridas, en donde no hay vegetación, por lo que su suelo se encuentra mucho más expuesto.

Qué es la erosión del suelo sus causas y consecuencias - Consecuencias del deterioro del suelo

 

¿Qué provoca la erosión del suelo?

Sus causas pueden ser muchas y variadas. Algunas de ellas se producen de manera natural como por ejemplo por acción del viento, agua o sequias. Otras se generan por acción del hombre, como la minería, deforestación, agricultura, pastoreo intensivo o riego artificial.

Las siguientes son las principales causas de la erosión del suelo:

  • Erosión hídrica: se causa por el movimiento del agua, por medio de lluvias o corrientes de ríos.
  • Erosión eólica: es provocada por el viento. El mismo es el responsable de mover partículas de arena, polvo o cenizas. Además, el roce del viento sobre las rocas genera que las mismas se desgasten, modificando su forma.
  • Erosión por temperatura: se produce por procesos como calor, frío o luz solar tanto en el suelo como en las piedras. Lo que sucede es que, según la temperatura y clima, las rocas se expanden y agrietan (cuando hace calor) y se  congelan (cuando bajan las temperaturas). 
  • Erosión gravitatoria: es la consecuencia de la gravedad. Por ello, las piedras caen por su peso y se mueven de lugar. 
  • Erosión química: se caracteriza por ser la descomposición y cambios en la estructura de las piedras por alteraciones que tienen lugar en el agua, oxígeno o dióxido de carbono. 

Consecuencias 

  • Desequilibrio en el ecosistema, perdiendo muchas especies del lugar.
  • La tierra se hace menos fértil.
  • Se pierde flora debido a la desaparición de especies.
  • Sin flora, se pierde humedad en el ambiente.
  • Existe mayor riesgo de desprendimientos de rocas.
  • Al empobrecerse la zona (para agricultura y ganadería), la población rural debe despezarse a otros sitios.