22-04-24 |

¿El higo es una flor o una fruta?. Seguro que a esto no lo sabias…

Cuando termines de leer esta nota, seguramente quedas con la boca abierta, por los secretos que te vamos a contar sobre esta rica fruta, que no es lo que siempre imaginaste.

El higo es una de las delicias que muchos disfrutamos al fina de la temporada de primavera y durante el verano, ¿Quién no tuvo o tiene una higuera en casa o sabe que el vecino la tiene?. La verdad, que detrás de este ejemplar, hay secretos que muy pocos conoces. Para comenzar, hay que saber que la higuera no florece de la misma manera en que lo hace normalmente un árbol frutal.

Las flores de la higuera se desarrollan en el interior de una vaina en forma de pera, luego pasa por la etapa de maduración y se convierte en la fruta que es el higo.

La fruta del higo, contiene muchas pequeñas flores, y cada una de esas flores, produce un fruto único que se conoce como aquenio, y son estos aquenios los que proveen al higo de esta textura tan crujiente. Estos frutos también tienen la particularidad de ser pequeños y contienen una semilla.

Puedes leer: Cómo madurar tomates verdes fuera de la planta

¿Sabes realmente lo que hay dentro de un higo?

Si bien los higos que se utilizan para ser comercializados, suelen ser distintos a los que pueden crecer en un árbol en una casa, estos no suelen necesitar de polinización, y no sería nada descabellado encontrarnos con una abeja o avista muerta dentro del mismo higo. La realidad en todo esto, que los higos no son técnicamente una fruta, sino una flor, por lo que los higos florecen dentro de la vaina que luego madura en la fruta que comemos

Aquí viene la parte interesante de esto, para que el higo puede pasar de la flor al tradicional fruto que todos conocemos, debe existir un huésped que logre la polinización desde su interior, normalmente lo produce una diminuta avispa de los higos, de nombre científico Blastophaga psenes.

La realidad es que el higo no puede prescindir de esta avispa para propagar su material genético, y la avispa no puede vivir sin el higo, porque ahí es donde crecen las larvas. Esta relación se conoce como mutualismo. A si que, ya saben, dentro de cada higo, existe más que pulpa, sabor y pequeñas semillas, si bien se trata de una flor que crece hacia adentro, no puede faltar el «corazón de un insecto» para lograr su tradicional forma, color y textura.

Te puede interesar: ¿Cómo germinar correctamente la semilla de la palta?

Sin embargo, muchos de los higos que se comercializan son de maduración “partenocárpica”, lo que significa que no requieren fertilización.

Con información de: https://www.lavanguardia.com/

Deja un comentario

Compartir:

Popular