22-04-24 |

Infusión con Laurel ¿Para qué sirve y cómo prepararla?

La hoja de laurel es muy utilizada para aportar sabor a algunos platos de comida, ya sean arroces, carnes y pescados. Pero también se le atribuye bondades medicinales para tratar algunos malestares. Te lo contamos en esta nota.

El laurel es una planta aromática de las más conocidas, empleadas en la gastronomía para darle un toque especial de sabor a distintas preparaciones. También posee propiedades medicinales para tratar algunas afecciones y malestares, sobre todo digestivas y de apetito.

La hoja de laurel es una fuente bondadosa de potasio, magnesio y vitaminas B6, B9 y C, y posee acción diurética, antifúngica, antirreumática, antiinflamatoria, digestiva, estimulante, antioxidante y expectorante, por la que la hace indispensable para aliviar trastornos y dolencias relacionadas con la salud.

Una de los puntos más positivos en cuanto el tratamiento de malestares estomacales, ayuda al sistema digestivo, gracias a que estimula el apetito, activando de manera eficiente las secreciones digestivas y los movimientos intestinales, lo que facilita la digestión, además mejora y previene la acidez estomacal y los espasmos intestinales. Sumado a todo esto, es indicada para el sistema respiratorio, por lo cual se emplea para realizar vapores y también infusiones que se pueden acompañar con miel y limón.

Puedes leer: Hierba Pulmonaria: los beneficios de las infusiones para la salud

¿Cómo emplear la hoja de laurel para infusiones?

Para sacar mayor partido a las hojas de laurel, podemos utilizarla para realizar infusiones para beber en cualquier momento del día, aunque si la vamos a utilizar para aliviar malestares estomacales, lo ideal es consumir despues de cada comida.

Para realizar de manera correcta una infusión de hojas de laurel, solo tendrás que contar con 3 o 4 hojas de la planta, lavarlas y colocarlas en una taza. Seguido a esto agregar el agua caliente y dejar reposar por cinco minutos. Si deseas puedes endulzar levemente con algún tipo de azúcar o bien, con miel.

En caso que la infusión sea para aliviar resfríos, gripes o congestión, se puede sumar la miel con un poco de jugo de limón. Este producto puede ingerirse de 3 a 4 veces por día, caliente o tibio, dependiendo del fin de su consumo.

Contraindicaciones:

En este punto hay que prestar atención, teniendo muy en cuenta que el consumo de las hojas de laurel no es recomendable en mujeres que se encuentren amamantando o que estén embarazadas, pues puede producir un aborto.

Te puede interesar: Hojas de ambay: infusión con muchos beneficios

Con información de: https://www.gastrolabweb.com/

Deja un comentario

Compartir:

Popular