InicioClimaLa bajante del Paraná durante la temporada más seca y fría. ¿Qué...

La bajante del Paraná durante la temporada más seca y fría. ¿Qué se espera?

Según un informe del Instituto Nacional del Agua (INA) respecto a la bajante del Paraná, «la perspectiva al 31 de mayo de 2022 no permite esperar un rápido retorno a la normalidad, con probabilidad de extenderse durante todo el otoño».

 ´Para los próximos dos meses y se proyecta un otoño de aguas bajas. Impacta en el comercio exterior, generando sobrecostos logísticos para la exportación de granos, y también en pequeñas producciones locales, además de la generación hidroeléctrica. 

«La perspectiva al 31 de mayo no permite esperar un rápido retorno a la normalidad, con probabilidad de extenderse durante todo el otoño. Los niveles en el río Paraná en territorio argentino, incluyendo el Delta, se mantendrán en aguas bajas durante marzo, abril y mayo, con eventuales recuperaciones de corto plazo, pero en continuidad con el escenario iniciado en marzo de 2020», señala un informe del Instituto Nacional de Aguas.

Una de las causas de la bajante tiene que ver con el nivel de lluvias río arriba, en los principales puntos que acaudalan el Paraná. «La sequia está ocurriendo en los diferentes territorios de la cuenca. Hay cinco estados de Brasil que llevan más de dos años de emergencia por sequía, mientras que Paraguay también tuvo una sequía extrema. Todas esas lluvias en territorio escurren por arroyos y riachos hacia el Paraná y como la situación de falta de precipitaciones todavía no se revirtió en esos territorios, tampoco sucedió con la situación del río.

Puedes leer: Bajante en otoño: el Paraná tendría otro importante pico de sequía

Un trimestre con lluvias por debajo de lo normal

«Para los próximos tres meses se esperan precipitaciones por debajo de lo normal en zona centro y noreste argentino, Paraguay y sur de Brasil, que son las partes que contribuyen al río Paraná. Y para Rosario el pronóstico hidrométrico para finales de mayo es de 1,5 metros; y para finales de junio, de 1,30 metros», informó el Instituto Nacional del Agua (INA).

Ahora bien, desde el INA aclararon que «se espera que (el río) baje un poquito para los próximos dos meses, pero sin alcanzar las situaciones acuciantes del año pasado que llegamos a valores negativos».

Asimismo, señalaron que «los resultados de Centros Mundiales de Pronóstico Climático prevén condiciones levemente deficitarias en los próximos tres meses».

Nota que te puede interesar: La histórica bajante del Paraná pone en declive a Yacyretá

En este sentido, precisaron que «en el litoral argentino se esperan lluvias deficitarias; en la cuenca del río Paraguay se pronostica condiciones levemente deficitarias o normales, lo mismo que en la del Uruguay y en la del Paraná».

«Lo seguimos permanentemente el nivel del Río Paraná, es una cuestión básicamente climática», indicó por su parte a esta agencia el secretario de Agricultura, Matías Lestani, quien señaló que «hoy parecería haber una creciente puntual de a poco y eso mejoraría los volúmenes de carga del trigo y disminuiría la recarga en otros puertos que obviamente complica al flete».

Lestani indicó que «en los números finales de 2021 no se sintió fuerte el efecto de la bajante», porque explicó que «hubo un aprovisionamiento bueno».

«Esperamos poder potenciar en este 2022, tratar de aprovechar los precios bélicos de nuestra materia prima. Los precios bélicos ya se están pagando en los costos, ahora hay que tratar de que se puedan captar en la producción», agregó el funcionario.

Para leer
Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí