13-07-24 |

La moringa, una bomba de hierro y calcio

También conocido como árbol de la vida, se ha utilizado tradicionalmente con fines medicinales desde la antigüedad. Conoce las características más sobresaliente de esta planta originaria de la India.

Entre las miles de especies que existen en el mundo, la moringa es uno de los más apreciados, se trata de un árbol originario del sur del Himalaya, el nordeste de la India, también se encuentra en Bangladesh, Afganistán y Pakistán, donde se ha introducido y naturalizado, pero también en nuestro país y otras regiones de Sudamérica se ha echo muy popular.

Se trata de una planta con beneficios múltiples, incluso el uso de las hojas de moringa se pueden emplear trituradas, en cápsula o en polvo, para tomar como suplemento o bien añadirlas a batidos verdes, salsas y otras recetas para aportar energía al cuerpo y agilizar el rendimiento mental en algunos casos.

Las hojas son ricas en vitamina C y otros antioxidantes, tienen un sabor picante (similar al rábano) y se utilizan tanto en guisos como en ensaladas, aunque se recomiendan cocciones cortas y ligeras para optimizar mejor sus nutrientes.

La moringa es considerada una «bomba de alto poder nutritivo», una verdadera fuente de vitaminas, minerales y múltiples beneficios para nuestro organismo. Prácticamente toda la planta tiene utilidad, desde las hojas, corteza, vainas y raíces son utilizadas como alimentos, ya que aportan proteínas, calcio, betacaroteno, vitamina C, potasio, pocas grasas y cero colesterol dañino.

Otro dato destacado es que se considera a la moringa un antibiótico natural, con múltiples usos y beneficios medicinales. Sus propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas, antioxidantes, cardiovasculares, y hepatoprotectoras, la hacen útil en el tratamiento de diversas enfermedades.

Seguir leyendo: Boldo: ¿Qué es y para que se utiliza?

Beneficios de la moringa en nuestro organismo

Refuerza el sistema inmunológico

Es rica en fitonutrientes que son eficaces para ayudar a construir un sistema inmunológico sólido, imprescindible en la lucha contra las enfermedades. Ayuda en la mejora de la respuesta inmune celular, el número de leucocitos totales y anticuerpos.

Antibacteriana

Posee propiedades antibióticas y antibacterianas, y ejerce efectos inhibitorios sobre el crecimiento de diversos patógenos de forma natural..

Antioxidante

Gracias al contenido en quercitina y ácido clorogénico, la moringa aporta una cantidad de antioxidantes muy elevada.

Los antioxidantes ayudan a combatir la oxidación generada por los radicales libres que daña las células, asociada a los procesos de envejecimiento y enfermedades degenerativas.

Controla el azúcar en sangre

Al ácido clorogénico, por su parte, se le atribuye la capacidad de reducir los niveles de azúcar en sangre después de las comidas.

Te puede interesar: Té de cúrcuma: propiedades y beneficios de la infusión

Con información de: https://www.lavanguardia.com/

Compartir:

Popular