InicioActualidadMayo registró una inflación del 5,1% aunque con algún alivio para la...

Mayo registró una inflación del 5,1% aunque con algún alivio para la cartera del argentino

Los recientes datos brindados por Indec muestran una inflación que se ha mantenido en una línea, no baja, pero si en algunos casos mostrando cierta estabilidad en cuanto a los alimentos. ¿Qué fue lo que más aumentó?.

El problema de la inflación hoy en Argentina es esencialmente político, más allá de sus bases económicas, siendo uno de los principales factores problemático la deuda externa. El 2022 se encamina a ser uno de los años donde se estaría alcanzando niveles históricos para Argentina, a lo que suma preocupación a una sociedad que de por si ya viene golpeada de varios años por la pandemia y perdida adquisitiva.

Para profundizar en un relevamiento, hay que indicar que los precios han subido 29,3% durante los primeros cinco meses del año. El último relevamiento de expectativas que el Banco Central publica cada mes ya pronostica para 2022 una inflación del 72,7%.

En el año, llega a acumular 29,3%. Los servicios de salud y transporte fueron los que más aumentaron en mayo, seguido por los alimentos (4,4%). 

 La perspectiva del entorno del ministro de Economía es que la inflación mensual siga descendiendo en junio, pese a la suba en las tarifas de electricidad y gas. Quizás tan sólo unas pocas décimas, pero al menos lo suficiente para ubicar el indicador por debajo del 5%. 

Puedes leer: ¿La inflación de junio podría romper los 5%? ¿Cuál es la primera tendencia?

Mientras tanto, el Indec dio a conocer el martes los datos del índice de precios del mes de mayo, marcando una inflación del 5,1% para el quinto mes del año, supone la segunda baja mensual consecutiva, tras los aumentos extremos del 6,7% en marzo y 6% en abril. 

La lectura negativa de estos mismos datos es que la inflación acumulada en los primeros cinco meses del año alcanza al 29,3%, la más alta desde 1991 (último año previo a la convertibilidad, cuando el índice había registrado alzas del 7,7% en enero, 27% en febrero y 11% en marzo). Y del 60,7% en los ultimos doce meses. Todo lo cual permite prever que, incluso en las optimistas perspectivas de la conducción económica, en todo el año calendario 2022 la inflación no podrá bajar del 66%. Es decir, que resultará la más elevada de los últimos 30 años (en 1991 cerró en 84%).

Esto último, como consecuencia de que la inflación mensual de los próximos seis meses (junio a noviembre) será inevitablemente más alta que la de los mismos meses del año pasado, que osciló entre el 2,5 de agosto y noviembre, y el 3,5 de septiembre y octubre, elevando asi en unos cuantos puntos la inflación interanual por arriba del actual 60,7%. Las propias proyecciones oficiales indican que todavía habrá varios meses por delante antes de que la inflación mensual baje y llegue al 3,5%. 

Seguir leyendo: Todo aumenta: el precio de los alimentos continúa subiendo, la inflación no se detiene

Justificando el optimismo

Desde el Palacio de Hacienda  se destaca no sólo la reducción del aumento mensual del IPC en abril y mayo, sino también la desaceleración de la inflación del rubro Alimentos y bebidas, que pasó del 5,9% en abril al 4,4% de aumento en mayo. También había resultado más alta la variación de precios en este rubro en febrero (7,5) y en marzo (7,2). 

Un análisis del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) de los datos puiblicados por el Indec destaca que el aumento en el rubro Alimentos en mayo estuvo particularmente impulsado por Panificados y otros productos derivados del trigo (suba promedio del 5,5%), lácteos (6,4%), carnes y derivados (6,1%) y aceites (5,4%). En cambio, frutas y verduras aportaron a moderar la variación con una baja (por segundo mes consecutivo) del 0,2% en promedio.

Desde Economía recuerdan que el salto en el precio de los alimentos en los meses previos reflejaron el impacto de factores externos: «los shocks en commodities por la sequía en Sudamérica y el conflicto bélico en Ucrania». Que siguen pesando, pero con un impacto atenuado.

También destacaron desde los despachos cercanos al de Martín Guzmán el menor incremento en el rubro Prendas de vestir y calzado, que con un aumento del 5,8% en mayo se ubicó muy por debajo de las variaciones en los meses previos (10,9% en marzo y 9,9% en abril).

Motivos para preocuparse

Son varios los signos de que el país se encuentra sumergido en una economía inflacionaria, con un alto grado de generalización del cual le va a costar salir en el corto plazo. Es decir, sin considerar la posibilidad de implementar cambios estructurales. 

Una señal de ello es que los dos rubros que menor aumento de precio tuvieron en mayo se ubicaron por arriba del 3%. Es decir, son los que menos suben pero están en niveles de inflación elevada, aun para la propia economía argentina. Ellos son Comunicación (3,1%) y Educación (3,2%). 

La segunda señal es que incluso los Precios Regulados, aquéllos que para aplicar un aumento requieren de alguna forma de autorización o determinación oficial, subieron 5,7% en el mes. Los rubros que más aumentaron en el mes son, precisamente, dos servicios cuyos precios están regulados. Salud registró un incremento del 6,2% (6,4% en abril) y Transporte, del 6,1% (5,3% en abril). El incremento de precios en el rubro Salud se explica por el aumento de 8% de prepagas, a lo que se suma la variación de precios de medicamentos. El alza de Transporte se vio influenciado por el aumento en el precio de la nafta, las tarifas de taxi en CABA, suba de precios de automóviles y el incremento en el GNC.

Por otra parte, entre los productos de góndola (alimentación y limpieza), se observan saltos alarmantes de precios en artículos de primera necesidad. Y pese a que son productos incorporados, quizás con otras marcas, en el programa Precios Cuidados. La evidencia es que dicho programa no cumplió su objetivo de ser «ancla de precios» para otros productos similares de marcas no incluídas. Ello se verifica en algunos productos seleccionados al azar en la lista de precios de referencia que publicó el Indec con el aumento registrado en mayo, con respecto al mes anterior:

Alimentos: azúcar por kg, $123 (+11,9%); yerba mate por 500 gramos, $294 (+7,3%); café molido, por 500 g, $682 +6,7%), leche en polvo enter, por 800g, $851,50 (+11,4%); leche fresca entera por sachet un litro, $125,69 (+7.0%).

Limpieza: detergente líquido de 750cc, $150,50 (+7,5%); algodón 100g, $158 (+8,5%); jabón en pan de 200 g, $96 (+7,1%).

Para leer
Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí