Palta: propiedades medicinales de su cáscara y semilla

Más allá de su sabor, esta fruta cuenta con diversos beneficios. En esta nota te vamos a contar cómo aprovecharlos al máximo.

Por si no lo sabias, la cascara y la semilla de la palta poseen propiedades medicinales muy buenas, útiles para tratar problemas del corazón, entre otros males.

“Las cáscaras de semillas de palta, que la mayoría de la gente considera un desperdicio inútil, pueden ser en realidad una joya de gran valor. Los compuestos medicinales que albergan podrían utilizarse para tratar el cáncer, enfermedades del corazón y otros males”, aseguró Debasish Bandyopadhyay, experto del Departamento de Química de la Universidad de Texas.

Además el investigador, remarca que los resultados obtenidos “sugieren que las cáscaras de semillas tienen un potencial uso en químicos utilizados en plásticos y otros productos industriales”.

Leer también: ¿Qué es la endoterapia vegetal?

El método para analizar las semillas de palta

Para poder estudiarla, los expertos molieron alrededor de 300 cáscaras secas de semillas de palta, obteniendo 600 gramos aproximadamente de polvo. Esto fue procesado para conseguir tres cucharadas de aceite y 30 gramos de cera.

Por medio de un análisis de cromatografía de gases-espectrometría de masas (GC-MS), se encontraron 116 compuestos en el aceite y 16 en la cera. Muchos de ellos no fueron detectados anteriormente en las propias semillas.

En cuanto al aceite, se hallo alcohol behenílico, un alcohol graso también conocido como docosanol empleado para realizar medicamentos antivirales, especialmente para tratar herpes labial.

También se reconoció la presencia de heptacosano, una sustancia que “podría inhibir el crecimiento de las células tumorales”. Además de ácido dodecanoico, que aumenta la lipoproteína de alta densidad, transportan el colesterol desde los tejidos del cuerpo hasta el hígado, por lo que “podría reducir el riesgo de aterosclerosis”, según los investigadores.

En la cera detectaron también ftalato de benzilo y butilo, un plastificante que se usa para mejorar la flexibilidad de productos sintéticos.

Cada año, en el mundo se producen cerca de 5 millones de toneladas de palta al año y son pocos los fabricantes que utilizan las semillas.

Fuente: www.mundodeportivo.com