Pan de papa: el pan que no envejece

El pan elaborado con papa es una alternativa muy buena, además de económico, podrás mantenerlo conservado por más tiempo. En esta nota te enseñamos como prepararlo en casa.

Para los que no lo conocen, el pan de papa es un tipo de pan en el que la papa reemplaza a la harina de trigo. Existen varias formas de cocinarlo: además del horno se puede utilizar una sartén o parrilla.

El pan de papa se ha vuelto un clásico en los hogares, ya que en esta receta, la papa le da un toque especial a esta elaboración, con un resultado increíble, no solo en el sabor, sino que también que tiene mucho más tiempo de duración si lo guardas correctamente.

Para su cocinado también existen distintas maneras, hay muchos que prefieren al horno, lo más tradicional, otros lo preparan a la parrilla o en un sartén con manteca vegetal. Para elaborar este pan, puedes utilizar levadura, e opcional, ya que perfectamente se puede realizar sin ella.

A este pan lo pueden utilizar fácilmente como pan de hamburguesa, lomitos, sándwich varios, o simplemente como complemento para acompañar mate, café o las comidas de cada día.

Pasemos a la receta. A continuación, el listado de ingredientes y los paso a paso detallados para realizar su elaboración:

Puedes leer: Súper receta del pan casero con chicharrón

Ingredientes para elaborar la receta

  • 1 papa mediana
  • 250 g. de leche
  • 10 g. de levadura fresca
  • 50 g. de azúcar
  • 500 g. de harina 000
  • 1 cdita de sal
  • 50 g. de manteca
  • Semillas de chía y sésamo

Puedes leer: Tarta de manzana, aloe vera y almendras

Cómo hacer pan de papa

1- Lo primero que vamos a hacer el elegir una papa mediana, lavarla y ponerla a hervir unos minutos en agua caliente. Una vez hervida, la dejamos enfriar y la pelamos con la mano, ya que la piel será sencilla de retirar.

  1. 2- En un recipiente ponemos la leche a hervir, una vez que alcance su punto de hervor, retirar del fuego y dejar reposar y entibiar.

3- Agregamos la leche tibia en un bol, y vamos agregando la levadura, sin dejar de revolver, para que se integre perfectamente. También sumamos el azúcar, logrando un buen integrado de estos tres ingredientes: levadura, el azúcar y la leche. Una vez bien revuelto, dejar reposar en el bol por media hora, cubriendo con un repasador de cocina.

4- En otro bol, colocamos la harina combinada con 30 gramos de azúcar y la cucharadita de sal. Procedemos a rallar la papa sobre la harina.

5- Una vez todos los ingredientes combinados, agregamos la leche con la levadura y comenzamos a crear la masa. Realizamos un buen amasado en el bol, por unos 5 minutos. Luego, sobre la mesada enharinada, amasar por unos 5 minutos más y agregamos la manteca. Procedemos a un último amasado de 10 minitos al menos, logrando una masa bien lisa.

6- Ya teniendo la masa bien trabajada, comenzamos a desprender pequeños trocitos, del tamaño de un puño de un niño, y realizamos la forma que deseamos, ya sean pancitos en bollos, tipo panes de hamburguesa, o lomitos, o simplemente en pequeñas tiras. Colocamos los panes en una bandeja para horno y los dejamos reposar por unos 30 minutos.

7- Pasado este tiempo, ya con los panes bien leudados, espolvoreamos con las semillas de chía y cesamos.

8- Hornear a una temperatura de 180 a 200 grados por durante 20-30 minutos (dependiendo de la intensidad de calor y el tamaño de los panes) hasta que lo vean bien dorado.

Con información de: https://vinomanos.com/