22-04-24 |

Pizza de mortadela con calabacín

Hoy te compartimos una variedad de pizza muy rica y económica, que sin lugar a dudas podes preparar en casa el fin de semana, o en cualquier momento que desees disfrutar de una buena combinación de sabores.

La pizza es probablemente el plato más común en la carta de cualquier restaurante italiano. Se trata de un pan plano horneado, habitualmente de forma redonda, elaborado con harina de trigo, sal, agua y levadura, cubierto con salsa de tomate y queso.

La pizza, una tradición en varios países, pero si tenemos que mencionar dos por excelencia a Italia y Argentina, donde se ha vuelto una religión desde hace demasiado tiempo. Existen muchas variedades, con distintos acompañamientos, dependiendo el gusto: tomates, huevo, cebollas, palmitos, jamón, salamín, etc, y así podemos seguir mencionando una larga lista.

Lo más tradicional es elaborar la masa casera, fina o gruesa, bien crocante, y cubrirla de salsa de tomate, y esparcirle queso, aceitunas y lo que se te pueda ocurrir. Hoy vamos a apuntar a una variedad con la que te vas a chupar los dedos, la Pizza de mortadela con calabacín.

En breve pasamos a la receta, al listado de ingredientes necesarios para elaborar esta variedad de pizza, y el paso a paso para que puedas hacerla hoy mismo.

Puedes leer: Si sos fan de la pizza, hay 3 tipos de masa que tenés que conocer

Ingredientes

  • Masa de pizza 280-300 gr. (puedes elaborarla casera)
  • 2-3 cucharadas de salsa de tomate (también puedes realizarla de manera casera)
  • Unas 7-8 rodajas de calabacín de 1/2 cm
  • Unas 7-8 rodajas de mortadela (de las pequeñitas) de 1/2 cm
  • Orégano seco
  • Una bola de mozzarella fresca de 125 gr (romper con las manos en trocitos)
  • 25 gr de queso azul en trocitos
  • Un chorro de aceite de oliva virgen (para sofreír y otro para terminar).

Te va a interesar: Receta de la pizza con base de arroz integral

Preparación

  •  Salamos el calabacín y lo freímos en aceite hasta que queden tiernos y pierdan parte de su líquido. Si deseas antes puedes hervir las rodajas por 5 minutos en agua caliente. Dejamos enfriar un poco y después freímos vuelta y vuelta.
  •  Si la masa es casera, la extendemos en la misma bandeja pizzera, con una leve capa de aceite en la base. Horneamos la masa por unos minutos, logrando una semi cocción de la masa, sin tostar.
  • Una vez lista la masa, sacamos del horno y dejamos reposar por 1 minuto. La cubrimos con el tomate dejando un borde, ponemos los calabacines en rodajas y la mortadela en tiras (o en rodaja), el queso por encima, el orégano y un chorrito corto de aceite de oliva.
  •  A un horno a 200 grados, por unos 5 minutos la tienes lista.

Con información de: https://www.petitchef.es/

Deja un comentario

Compartir:

Popular