Home Curioso ¿Por qué el vino tiene mejor sabor acompañado con queso?

¿Por qué el vino tiene mejor sabor acompañado con queso?

Es una pareja clásica y ahora parece que perfecta: queso y vino no solo van muy bien juntos, sino que el primero potencia los sabores y aromas de la bebida.

Desde hace años, algunos expertos han considerado que el maridaje entre vino y queso es bastante complejo y no existe una adecuada comunión entre ambos, especialmente si se realiza una cata, ya que comer queso alteraría la capacidad de percibir las características del vino. Sin embargo, a muchas personas les gusta combinar el queso y el vino, así que desde hace tiempo se aplican unas reglas en la combinación de ambos productos, por ejemplo, un Brie o un Camembert se armonizan con vinos tintos que sean jóvenes y afrutados, un Roquefort o un Cabrales son ideales para acompañar vinos rancios, etc.

La sensación del gusto por el vino aumentó o se mantuvo igual tras comer queso, con los vinos de Borgoña y Maridan, la ingesta de los cuatro quesos provocó que la persistencia de la astringencia del vino se redujera, por el contrario, aumentó el aroma a frutos rojos. Con el Pacherenc (vino blanco dulce), la duración de la dulzura del vino no cambió con la ingesta de queso, sin embargo, con el Sancerre (vino blanco seco), el queso provocó una mayor percepción del aroma del vino.

Los expertos comentan que esta investigación ha proporcionado resultados interesantes porque, entre otras cosas, se muestra que la percepción de la astringencia de un vino podría reducirse al acompañarlo con el producto lácteo, algo que ocurrió en la prueba realizada con las cuatro variedades de queso.

Queso y vino, un gran complemento

Para evaluar la conjunción, se convocó a 31 voluntarios que probaron cuatro vinos (Pacherenc, Sancerre, Bourgogne y Madiran) y cuatro tipos de quesos (Epoisses, Condado, Roquefort y Crottin de Chavignol) utilizando un nuevo método de evaluación sensorial desarrollado por los investigadores para mostrar cómo la percepción y el gusto del vino cambia después de comer un poco de queso. Los participantes recibieron una lista de sensaciones que se utilizan para indicar lo que más llamó su atención (conocida como la sensación dominante) al dar tres sorbos de vino. El test primero se realizó solo con vino y luego se repitió la tarea pero comiendo un trozo de queso entre sorbos. Los resultados mostraron que el consumo de queso tenía un impacto positivo en la descripción de todos los vinos. En el caso de los vinos tinto (Bourgogne y Madiran), los cuatro quesos disminuyeron la duración de la astringencia al tiempo que incrementaban el aroma de frutos rojos. En el caso del blanco dulce (Pacherenc) no se detectaron cambios significativos mientras que el blanco seco (Sancerre), impactaba de modo positivo en su aroma dominante

«Gracias a nuestra investigación – explica en un comunicado la autora principal del estudio, Mara V. Galmarini – hemos aprendido que la duración de la percepción de la astringencia de un determinado vino podría reducirse después de tomar queso y que los cuatro quesos evaluados tuvieron el mismo efecto. En pocas palabras, al tener un plato de quesos variados, el vino probablemente tenga mejor sabor, no importa cuál de ellos se elijan”

Vía: https://www.quo.es/

No hay comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí