¿Qué es la nieve y como es el proceso de formación de esta?

En la puerta del invierno, las nevadas intensas llegaron para dominar gran parte de la Patagonia argentina y varias regiones del país. El fenómeno pasó a ganar protagonismo en los últimos meses y parece que sigue. ¿Como se produce el fenómeno?

Con la llegada de los días más frío de la temporada, el fenómeno de la nieve llega para capturar la atención de muchos, en realidad, de la mayoría, desde los niños hasta los adultos disfrutan del este tipo de precipitación, el que deja los paisajes cubierto por un espeso manto blanco, como el que actualmente se observa en gran extensión sobre la Patagonia.

Provincias como Chubut, Neuquén, Río Negro, Santa Cruz y la región más limítrofe a la Antártida reciben las descargas de nieve más abultadas, con episodios que en algunos casos son bastante intensos, con acumulados significativos.

También la región de cordillera centrales de Cuyo y NOA son escenario del increíble fenómeno meteorológico, tanto en la provincia de Mendoza, San Juan y la Rioja, y el resto de la región del noroeste del país. Pero ¿qué es la nieve y como se produce?

Para introducirnos en este tema, lo primero que tenemos que saber es que la nieve se define como una precipitación sólida. Se trata de cristales de hielo diminutos que se forman a base de temperaturas por debajo de los 0°C. Estos cristales de hielo suelen presentar distintas formas y se crean en la atmósfera mediante la absorción de gotitas de agua en pequeñas partículas en suspensión (sal, polvillo, etc) y, cuando colisionan con estos núcleos de condensación, se unen entre sí y forman los copos de nieve.

En este caso se puede decir que la nieve cae si se unen muchos cristales, se volverán lo suficientemente pesados como para caer al suelo debido a la gravedad existente en la Tierra.

Una de las grandes curiosidades en cuanto a la nieve, es que los copos miden aproximadamente un centímetro y pueden tener numerosas formas. Pueden tener aspecto de prisma, de placas hexagonales o las míticas estrellas que dibujamos siempre que queremos representar un copo de nieve.

Lo más importante, es que para que se produzca la nieve se necesitan dos condiciones atmosféricas claves: Las bajas temperaturas y una humedad relativa ambiente concreta. Si no se dan estas dos condiciones especificas no se produce la nieve. De hecho, existen zonas de fríos extremos, pero con climas secos, en las que jamás nieva. Por ejemplo, los Valles Secos de la Antártida, donde hay hielo, pero no nieve.

¿Qué temperatura es necesaria para que nieve?

Existe el mito de que siempre son necesarias temperaturas por debajo el umbral de los 0 grados para que nieve, pero no es así. La precipitación cae en forma de nieve cuando la temperatura del aire es inferior a 2°C en algunos casos.

De hecho, en España, las nevadas más fuertes suelen tener lugar cuando la temperatura del aire está entre 0°C y 2°C.

Si la temperatura está por encima de los 2°C, el copo de nieve se derretirá y caerá como aguanieve o lluvia, en lugar de nieve.

Nieve ‘húmeda’ versus nieve ‘seca’

El tamaño y la composición de un copo de nieve dependen de cuántos cristales de hielo se agrupen para formarlo. Esto vendrá determinado por la temperatura y la humedad relativa del aire. Los copos de nieve que caen a través del aire seco y frío serán copos pequeños y polvorientos que no se adhieren entre sí. Esta nieve ‘seca’ es ideal para los deportes de nieve, pero tiene más probabilidad de ser desplazada por el viento.

Sin embargo, cuando la temperatura es ligeramente superior a los 0°C, los copos de nieve se derriten por los bordes y se unen unos con otros para convertirse en copos grandes y pesados. Esto crea nieve «húmeda» que se adhiere fácilmente y es ideal para hacer muñecos de nieve.

Tipos de nieves

Cuando subas a las montañas nevadas, encontrarás diferentes tipos de nieve en función principalmente de la altitud, la exposición, la temperatura, la humedad, el viento y la orografía. Los diferentes tipos de nieve afectan directamente a tu forma de esquiar. No es lo mismo esquiar en nieve recién caída que en nieve polvo o en nieve helada.

Así se forman los copos de nieve

Con información de: https://www.ibercaja.es/

Compartir en