Principal Alimentos Estas son las maneras de conservación de alimentos que existen

Estas son las maneras de conservación de alimentos que existen

por Ramón Canto

Los métodos de conservación de alimentos son muy diversos, se pueden conservar alimentos en sal, con especias, usando los cambios de temperatura, etc. En todos los casos, la meta es conservarlos por periodos de tiempo más largos.

Todos los alimentos son susceptibles a ser alterados en mayor o menor espacio de tiempo, debido a la acción de microorganismos que los contaminan o a reacciones enzimáticas del propio alimento.

La alteración y el deterioro de los alimentos han sido una constante preocupación y motivo de investigación para el ser humano con el objetivo de conservarlos el mayor tiempo posible y asegurar una disponibilidad de los mismos. Asi técnicas de conservación como salazones, encurtidos o secados fueron practicadas por el hombre desde tiempos muy remotos, dando paso a otros sistemas cada vez más sofisticados como son las conservas, congelados, alimentos al vacio, esterilizados, etc.

Siembre se recomienda aprender a conservar los alimentos para economizar a la hora de hacer las compras, para variar los menús en la mesa familiar o bien sea para garantizar una buena salud mediante la correcta selección, compra y manipulación higiénica de los alimentos, pasos anteriores a la preservación de lo que comemos.

Nota que puedes leer: Alimentos vencidos: ¿Qué pasa si los comes?

El tiempo máximo en el que un alimento conserva todas sus propiedades organolépticas, nutricionales y sanitarias se denomina vida util.

Las técnicas de conservación de alimentos se han ido perfeccionando y las más comunes os las explicamos a continuación.

Podes leer: 4 mitos de los alimentos congelados que nos hacen perder comida

  • Mediante calor:
    • Pasteurización: se aplican temperaturas inferiores a 100ºC durante pocos segundos.
    • Esterilización: se aplican altas temperaturas (120ºC) durante un largo periodo de tiempo (20 minutos).
    • Uperización (U.H.T.): se aplican altísimas temperaturas (140ºC) durante muy poco tiempo (2 segundos).
  • Mediante frio:
    • Refrigeración: se mantiene el alimento a bajas temperaturas (entre 2 y 8oC) sin alcanzar la congelación.
    • Congelación: se somete el alimento a temperaturas inferiores al punto de congelación (a – 18ºC) durante un tiempo reducido.
    • Ultracongelación: se somete el alimento a una temperatura entre -35 y -150ºC durante breve periodo de tiempo.
  • Por deshidratación:
    • Secado: es una pérdida de agua parcial en condiciones ambientales naturales o bien con una fuente de calor suave y corrientes de aire.
    • Concentración: consiste en una eliminación parcial de agua en alimentos líquidos.
    • Liofilización: eliminación total del agua mediante una congelación rápida seguida de una sublimación.
  • Mediante aditivos: de origen natural (vinagre, aceite, azúcar, sal, alcohol) o bien de origen industrial debidamente autorizados.
  • Por irradiación: consiste en la exposición de algunos alimentos a radiaciones ionizantes.

Relacionado

Dejar un comentario