jueves, enero 13, 2022

Qué sembrar y qué tipos de cultivos se realizan en verano

En la siguiente nota haremos un análisis de las hortalizas y verduras que se pueden plantar y cultivar en verano, ya sean sembradas en primavera y cosechadas en verano o todas ellas en los meses más calurosos.

Si dispones de espacio para ello, la temporada de primavera-verano resulta perfecta para comenzar. Es conveniente saber qué hortalizas y vegetales son perfectos para plantarse durante estos meses y aprender un poco más sobre su cuidado.

Muchos son los vegetales que necesitan del sol y de las temperaturas propias de estos meses del año para su correcto cultivo. Si no puedes plantar todas, haz una selección de las que más te gustaría incluir en tu menú, es decir, las que mejor vayas a aprovechar.

Una vez dejado atrás el frío invernal y pudiendo observar la llegada de colores verdes, es el momento de sembrar cultivos adecuados a las temperaturas más cálidas. Sin embargo, como sabrás, ser agricultor, es decir, obtener buenos rendimientos en los cultivos de verano sin dañar al ecosistema, requiere una planificación muy minuciosa y constante.

En este punto llega el momento de aprovechar los cultivos de cobertura. Para eso, primero hay que realizar el secado de los cultivos de cobertura, supervisar que ninguna plaga o enfermedad lo haya afectado y proceder a la siembra de los cultivos de primavera verano.

La importancia de los cultivos de verano no consiste solamente en que es una época propicia para cosechar diversas especies: también es una etapa clave para mantener la rotación de cultivos. De este modo, se vuelve imprescindible cultivar especies distintas a las realizadas en invierno y así mantener nutridos los suelos y evitar su degradación. 

Pero, como mencionamos, esto requiere de tu visión a largo plazo. Por ejemplo, si en verano querés cosechar frutillas, que se siembran en invierno en Argentina, tendrás que preverlo, como también que su cosecha se realiza recién hacia los últimos meses del año. O tener en cuenta cuáles son las verduras que se pueden plantar en verano, por lo que seguramente tengas que encontrar otras formas de proteger tus suelos si los tiempos no fueron suficientes para dejar a punto el cultivo de cobertura, u optar por una especie que pueda llegar cumplir con los ciclos adecuados para tu producción. 

Aunque por supuesto no es algo que suceda con todas las especies, en esto radica el desafío de ser agricultor: en coordinar los tiempos estivales con los cultivos y las formas de mantener la salud de los suelos y a su vez su rendimiento.

En este cambio de temporada también es importante considerar cuándo comienza la época estival según cada zona y qué especies conviene plantar en cada una de ellas.

Ventajas de cultivar en verano

  • Corresponde a la época más propicia para el cultivo de una amplia variedad de especies.
  • Mantiene la rotación de cultivos.
  • Las temperaturas favorecen el crecimiento de las plantas.

Qué tipos de cultivos se realizan en verano

Nuevamente, es importante considerar las características de cada región para saber qué plantar en verano. Acá te brindamos información sobre los que cada región implementa para la cosecha de verano, dado que cada una tiene un clima y un suelo en particular. Como verás, el vasto territorio argentino, como también su variedad de climas y suelos, permiten producir una gran cantidad de cultivos muy variados entre sí. 

Entonces: frente a la pregunta de qué plantar en verano Argentina, las especies más propicias para esa época del año son, entre otras: el maíz, arroz, girasol, la soja, sorgo y porotos. También es bueno tener en cuenta las hortalizas para plantar en verano: cebolla, zanahoria, zapallos, tomates. También mandarinas, naranjas, limones, acelga. Asimismo, las papas, ajo, y legumbres son adecuadas para esa época del año.

Es importante tener en cuenta que en Argentina no sólo se cultiva con fines alimenticios sino también con fines industriales. Los excedentes son destinados a la exportación, lo que posiciona a nuestro país como uno de los principales países exportadores del mundo, con gran reconocmiento por la alta calidad de sus alimentos.

Más cultivos de verano

Esta es una lista de hortalizas y verduras que se pueden plantar y cultivar en verano, ya sean sembradas en primavera y cosechadas en verano o todas ellas en los meses más calurosos. Más adelante, explicamos cuál es el mejor momento para plantar y cosechar en cada caso.

  • Tomates
  • Lechuga
  • Zanahoria
  • Calabacín
  • Calabaza
  • Berenjena
  • Pimientos
  • Espinacas
  • Judías verdes

Para obtener los mejores resultados en los cultivos de primavera verano, es importante mantener los cultivos de cobertura en invierno y así evitar la degradación de suelos. Este tipo de cultivo beneficia a todas las especies que se cultivan en verano. Además, acompañar la producción con la mejor tecnología posible será una ventaja enorme para los cultivos de verano e invierno. Sobre todo para detectar plagas o enfermedades a tiempo, y así evitar grandes pérdidas.

Según datos de la BCR (Bolsa de Comercio de Rosario), los cultivos de verano que predominan en Buenos Aires, Entre Ríos, La Pampa, Chaco, Córdoba, Salta, Tucumán, Santiago del Estero, Santa Fe y San Luis son principalmente de cereales y oleaginosas, aunque el calendario de siembra puede variar de una a la otra. 

En cambio, las provincias que se dedican a las frutas para cultivar en verano, son Mendoza, Tucumán y San Juan, y de legumbres Salta, Córdoba y Santiago del Estero. Entre Ríos resalta por su producción de naranjas, mandarinas y limones, y la provincia de Corrientes por su producción de yerba mate, té y tung. En el caso de la Patagonia, sus tierras se destinan a los cultivos de peras, manzanas y otras frutas.

Chaco y Santiago del Estero, además de cultivar cereales y oleaginosas, también se destacan por los cultivos de algodón; Salta también destina sus cultivos al algodón, caña de azúcar, tabaco y soja. Y Mendoza, San Juan y La Rioja por sus vides.

Por qué es importante cultivar en invierno

La implementación de cultivos de cobertura entre dos períodos estivales es una buena opción para atenuar o incluso evitar una conjunto de procesos que atentan contra la sostenibilidad de los sistemas productivos, e incrementan la calidad de los ecosistemas del entorno. Por eso, a la hora de evaluar qué sembrar en invierno, es importante considerar que, si bien los cultivos de cobertura no ofrecen cosechas con destino de comercialización, preparan el suelo y lo mejoran.

El período de otoño invierno, entonces, es una época propicia para llevar adelante un tipo de rotación de cultivo agrícola que presenta grandes beneficios. En primer lugar, frente a los procesos de erosión hídrica que se producen actualmente, dañando los principales tipos de cultivo en Argentina, la siembra de invierno es una forma efectiva de prevención y cuidado. El cultivo de cobertura da como resultado una masa vegetal, producto del aprovechamiento del agua, nutrientes y radiación solar, que no existirían de no ser por el cultivo de invierno. Además, la biomasa está unida al suelo por sus raíces: esto evita el contacto directo de las precipitaciones con la superficie, el agua tarda más en escurrirse y, con ello, detiene el arrastre de restos y sedimentos.

Rastrojo, materia orgánica, control de malezas, descompactación, son muchos los aportes de los cultivos de invierno, que cumplen un rol fundamental para mantener la calidad del ambiente en el tiempo y otorgan sustentabilidad al sistema.

Este tipo de cultivo, que se siembra en otoño-invierno, se realiza después de la cosecha de soja, en abril, y crece hasta el mes de octubre, en un intento por sacar beneficio del rápido crecimiento de las vicias producto de la suba de las temperaturas de primavera.

Es grande el aporte que los cultivos de invierno pueden hacer por la conservación y mejora de los principales tipos de cultivo en Argentina. Desde el aumento de la fertilidad del suelo que genera la masa vegetal en descomposición, la competencia con malezas inmunes a herbicidas y la optimización en la penetración de agua al perfil del suelo, los cultivos de estación invernal se presentan como un verdadero respiro.

Otras de las razones por las que plantar en otoño e invierno es una buena idea son el equilibrio de balances de carbono y nitrógeno del suelo, y la tierra se vuelve menos compacta a la vez que modera las temperaturas extremas en superficie y mantiene controladas las malezas.

Ventajas de cultivar en invierno

  • Contribuyen a incrementar los contenidos de carbono.
  • Los cultivos de cobertura optimizan la condición física y promueven una mayor eficiencia de los recursos naturales.
  • Reduce la necesidad de fertilizantes.
  • Evita la compactación.
  • Minimiza la degradación del suelo causada por erosión del viento o del agua.
  • Con los cultivos de invierno, se reduce la presión de las malezas y se evita la necesidad de herbicidas.
  • La captación de agua es más efectiva y se evitan encharcamientos.
  • El espacio se vuelve más transitable.
  • Reduce riesgos de salinización por ascenso capilar desde napas.

Qué tipos de cultivos se realizan en Argentina 

Junto con la siembra directa -o labranza cero- y los cultivos de cobertura, la rotación es uno de los pilares de la agricultura sustentable e implica sembrar en la misma parcela de tierra distintos tipos de cultivos de forma alternada a lo largo del tiempo. El objetivo es conservar la biodiversidad para mejorar la calidad del suelo: distintos tipos de cultivos aportan diferentes clases de nutrientes y sus raíces permiten mantener la estructura del suelo al generar porosidad y disponibilidad de materia orgánica.

Desde luego, cualquier tipo de cultivo que se realice depende de las características de la región: los tipos de cultivo que se realizan en la región pampeana no son los mismos que se practican en regiones desérticas o en el litoral. Una de las opciones más difundidas en el sudeste de Córdoba es el centeno, porque consume el exceso de agua del perfil del suelo, evita la maleza y aporta materia orgánica. 

Las gramíneas invernales como centeno, triticale, avena, cebada, tricepiro y raigrás presentan diferencias entre sí por su precocidad, distintas sensibilidades al estrés hídrico y temperaturas reducidas. Esa heterogeneidad permite que cada tipo de cultivo se aplique en las regiones donde mejor pueda adaptarse..

Frente a la pregunta de cuáles son los cultivos de invierno en Argentina, las especies que más se frecuentan pertenecen a las familias de las gramíneas y las leguminosas. Si se quiere lograr un resultado óptimo, se sugiere planificar el manejo de cultivos de invierno o cobertura de acuerdo al objetivo que se persiga y las necesidades de cada sistema.

Con respecto a las leguminosas, las especies que presentan mejor adaptación son las vicias y los tréboles, pues permiten añadir nitrógeno atmosférico al suelo y hay un menor tiempo de descomposición de sus residuos que las gramíneas, con lo cual los nutrientes se liberan antes favoreciendo el próximo cultivo. Por eso son una buena opción para cultivo de estación invernal.

De hecho, una posibilidad que de a poco gana adeptos en los cultivos de invierno en Argentina es la vicia. Su utilización posee la ventaja de crear biomasa, lo que favorece el aporte de carbono y la cobertura del suelo. También, y no menos importante, cumple la función de anclar nitrógeno atmosférico en el suelo por medio de la descomposición de residuos. Por este motivo, la vicia es un tipo de cultivo de invierno en Argentina ideal para preceder cultivos estivales, sobre todo maíz, soja o sorgo.
Por último, no hay que olvidar: para una correcta decisión a la hora de sembrar en otoño-invierno, hay que tener en cuenta la información zonal, las particularidades de la variedad, la densidad de la siembra y momento de secado, entre otras.

Vía: https://rotoplas.com.ar/

Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Populares

Fungicida casero con bicarbonato

Los hongos son uno de los problemas más habituales que pueden afectar tanto a plantas como a personas. Aunque hoy en día existen gran...

Cómo hacer un buen asado al horno

Aprende a preparar Asado al horno argentino con esta rica y fácil receta.  A la parrilla o al horno, un asado no se parece en nada a...

Limón con agua de aloe vera

El aloe vera y el limón tienen propiedades depurativas naturales que ayudan al organismo a eliminar los residuos y toxinas. Al ingerir limón y...

Vinagre, en la huerta y el jardín

Ya sabemos que es un herbicida 100% natural, pero hay más. Te dejamos 15 usos del vinagre para tu huerta y jardín. El nombre vinagre...