23-05-24 |

Sembrando en casa: logra tu propio alimento

Hoy en día no hay mejor opción que producir tus propios alimentos en la huerta ecológica en casa, ya sea por la practicidad, el bolsillo y la experiencia de estar en contrataco con el trabajo relacionado a la horticultura.

Teniendo muy en cuenta dos factores importantes, como ser la posibilidad de producir nuestros alimentos diarios y cuidar la economía. Lo ideal es que puedas producir tus propios alimentos y también cuidar el medio ambiente con una huerta ecológica en casa.

En esta breve nota te vamos a dar las pautas y contar como puedes tener tu propio espacio para generar las verduras y hortalizas que serán tu fuente de alimento natural.

Si es la primera vez que vas a poner mano a la huerta te vamos a recomendar iniciar con cultivos bastante sencillos de producir, siempre y cuando le des un vistazo al calendario estacional de verduras y hortalizas de la temporada en la que vayas a comenzar los cultivos. Los más recomendables son las zanahorias, cebollas, pimientos, tomates o algún zapallo.

Los cultivos que te mencionamos son bastante simples de mantener y cuidar, siempre y cuando seamos cuidados con los aspectos básicos como ser: composición de la tierra, el riego, el ambiente y el cuidado al ataque de las plagas. Teniendo muy en cuenta estos 4 aspectos fundamentales, con un correcto manejo podras lograr frutos sanos y sabrosos, de esta manera tendrás que acudir mucho menos a la verdulería.

Puedes leer: Plantas son las que florecen todo el año

Todo lo necesario para sembrar en casa

  • El sustrato: tierra abonada, compost casero, humus.
  • El abono es un complemento nutricional, útil para favorecer el crecimiento de las plantas.
  • El fertilizante tiene la misma función que el abono, pero lo tienes que diluir en agua, no se puede aplicar directamente.
  • Fungicidas: se utiliza para proteger a tus plantas de insectos que las puedan enfermar. Puedes elaborar estos fungicidas de manera natural, empleando algunas opciones como ser: leche, vinagre, ajo, etc.
  • Para regar tus plantas, puedes comprar un set de riego mangueras en espiral. También puedes acudir al armado de un sistema artificial de riego por goteo con botellas de plástico.
  • Semillas: puedes generar tus propias semillas recolectando las que consigas de las hortalizas que consumas periódicamente. También puedes realizarlo con bulbos y tubérculos. Hoy en día se utiliza la modalidad por germinado, en el caso de brotes como ser el de lechuga, rabanitos, cebollas, zanahoria, remolacha y papa.

Teniendo todo a mano y contando con un espacio mínimo, podemos comenzar a producir verduras y hortalizas, ya sea en el suelo de la huerta, o bien, empleando camas de cultivos armadas con cajones de verduras utilizados, canteros, inclusive en macetas.

Puedes leer: ¿Cómo extraer y preparar las semillas de anquito para conseguir una planta con frutos?

Con información de: https://blog.oxfamintermon.org/

Deja un comentario

Compartir:

Popular