24-04-24 |

Receta para preparar torrejas de espinaca y cebolla

Hoy vamos a realizar una fácil receta con pocos ingredientes, con lo que te vas a ahorrar  tiempo y plata. ¿Te animas a prepararlas hoy mismo? 

En esta oportunidad vamos a recurrir a un procedimiento bastante sencillo, un plato que además de ser nutritivo, es muy rico y puedes acompañarlo con ensaladas, puré, arroz, tallarines, o lo que desees, ya que se adapta a distintos gustos. 

Hoy vamos a elaborar un plato, sin que tengas la necesidad de irte muy lejos a conseguir los ingredientes, seguramente que tienes todo ahí, a mano. Para elaborar estos bocaditos de espinaca y cebolla, te dejamos el listado de ingredientes y el paso a paso para realizarlo sin problema. 

Ingredientes necesarios

1 cebolla mediana

1 atado de espinaca 

La cabeza de una cebolla de verdeo 

2 huevos 

1 pizca de sal 

1 pizca de pimienta

1 poco de orégano 

Puedes leer: Fácil y económica receta de zapallitos rellenos vegetarianos

Paso a seguir para elaborar el plato 

1- Lavamos y pelamos la cebolla y la cortamos en pequeñas tiras. Mantenemos separada en un bol para utilizar después. 

2- Tomamos el atado de espinaca (fresco y verde), le quitamos el tronco principal, seleccionamos las mejores hojas y llevamos a una olla en la que cocinaremos en agua caliente por unos 3 minutos. 

3 – Picamos la cabeza de la cebolla de verdeo en pequeños pedacitos y dejamos separado para agregar luego. 

4- Pasados los 3 minutos, retiramos la espinaca del agua caliente, la colamos y picamos en pequeños trozos, incluyendo parte de los tronquitos.

5- En un sartén limpio, calentamos un chorrito de aceite de vegetal (de oliva si lo prefieres) , y salteamos la espinaca ya picada, por 2 minutos. Una vez dorada, agregamos la cebolla y cocinamos por dos minutos más. Por último, sumamos la cebolla de verdeo y combinamos todos los ingredientes. Utiliza una cuchara de madera, para evitar que se adhiera al sartén o se pegue. Condimentamos con sal, pimienta a gusto y esparcimos un poco de orégano. 

6- Una vez cocinado todo, retiramos del fuego, y dejamos enfriar. Que la mezcla repose. Luego pasamos por colador para que despida los jugos sobrantes, tratando de lograr una mezcla más bien seca. 

7- colócalos la mezcla fría  en un bol y agregamos 3 huevos, mientras integramos todo muy bien con una cuchara de madera, vamos probando que no le falte sal, si no, agregamos. 

8- Una vez todo muy bien combinado con los huevos, nos aseguramos que la mezcla tenga una consistencia homogénea y no tan líquida. De quedarnos muy aguada, le podemos incorporar una cucharada de maicena o de harina, para lograr espesarla. 

9- Colocamos aceite de oliva o vegetal en un sartén, lo calentamos bien y con una cuchara depositamos la mezcla en pequeñas porciones y freímos. Cocinamos bien de un lado y del otro. 

10- Una vez doradas las torrejas, retiramos con un cucharón espumadera y depositamos sobre servilletas de papel en un plato. Dejamos que el papel absorba el sobrante de aceite. 

Listo, tenemos unas sabrosas torrejas espinaca y cebolla a punto, ideales para la cena o el almuerzo. Esperamos que les haya gustado la receta y que disfruten de este sencillo plato. 

Seguir leyendo: Receta de tortilla con bastones de berenjena y tapa de queso

Receta: Jesús Canto

Deja un comentario

Compartir:

Popular