El paro de transportistas sigue: Falta de combustible y sin un acuerdo

Según trascendió, tras un largo y tenso debate, no hubo forma de alcanzar un acuerdo entre las partes y que la medida de fuerza se levante

No hay movimiento de camiones de granos en las rutas. Los únicos que transitan son aquellos que ya descargaron producción en puertos y acopios. Esto demuestra la legitimidad de la protesta, y por el momento, no hay un acuerdo para levantar la medida de fuerza que tomó cuerpo desde el comienzo de la semana.

El principal foco de conflicto es que mientras los transportistas pretenden incorporar al precio de la tarifa el valor “extra” que se está pagando por el gasoil en diversas zonas a raíz de la escasez del combustible, desde el Gobierno y el sector privado aparentemente consideran que no es motivo suficiente para un fuerte aumento de la tarifa.

En la reunión, se esperaba un incremento en los valores de los fletes cerealeros, como convalidación de hecho de los valores no oficiales del gasoil. Porque en las estaciones de servicio los carteles refieren entre $112 y $120, pero a ese precio no se consigue. Se comercializa a $160 para arriba, con picos que superan los $200.

Nota que podes leer: El aumento de precio y la falta de combustible pone en alerta al transporte de carga

En ese marco, la oferta de incremento del 10 por ciento en el valor de los fletes que propusieron las entidades de la producción no satisfizo a los transportistas. Los manifestantes plantean que los fletes tienes tarifas pautadas en relación a un gasoil de $120 y argumentan que “no cubren los costos de la actividad”. Así no se pudo llegar a un acuerdo.

Como un parámetro, la Federación Cordobesa del Transporte Automotor de Cargas (Fecotac) –que no adhiere al paro– logró en esa provincia una recomposición del 18%.

“Peor. Seguimos complicados: el racionamiento de combustible ahora va de 500 a 1000 litros para las cisternas y 150 a 200 litros para camiones”, responden desde Laborde. En Venado Tuerto, Corral de Bustos y Laborde coinciden en que las condiciones son más limitantes que hace una semana atrás: las estaciones de servicio estuvieron sin combustible por varios días.

“Si bien están priorizando a los contratistas rurales y a los que realizaron compras anticipadas, se está renegando mucho”. “La falta de combustible, la falta de fluidez en la entrega y el cobro de sobreprecios interfieren en la correcta logística de la cosecha gruesa”, señalan en la región.  

También te puede interesar: La falta de gasoil, falta de entrega de silos bolsa y altos costos