24-05-24 |

Una súper receta de la clásica pizza fugazza

Hoy te traemos la receta para preparar la pizza fugazza con queso de forma casera. La tradicional pizza de cebolla estilo argentino con mozzarella o una buena capa de queso.

Dentro de la gran variedad de pizza que existe y que de alguna manera forman parte de las preferencias culinarias de los argentinos, hoy vamos a darle lugar a esta especialidad, dentro de las más destacadas: La pizza fugazzeta.

Sin lugar a dudas se trata de la variedad dentro de las más famosas de Argentina, la preferida por muchos para compartir en bares, restaurantes o pedir en las rotiserías de barrio. Es originaria de Génova, Italia y la razón por la que se hizo popular en Argentina es a causa de un emigrante italiano que se mudó a nuestro país y abrió un restaurante llamado Banchero en el barrio de Boca en Buenos Aires.

Tentadora, única y con sabor inigualable, la pizza de fugazza se caracteriza por tener una masa baja, crocante y en la superficie, cebolla bien fina. Algunos le agregan queso parmesano arriba de la cebolla, el cual le da un toque especial de sabor. De todas formas, los ingredientes clásicos de esta receta son el aceite de oliva, la cebolla y orégano. Toma nota de lo que vas a necesitar para prepararla en casa hoy mismo.

También podes leer: Fácil receta de la Pizza romana

Ingredientes necesarios

Para la masa casera

  • Harina 500 g.
  • Sal 1 pizca
  • Aceite 4 cdas. (60 cc)
  • Agua tibia 300 cc.

Para la cobertura

  • Cebolla 3 unidades (360 g)
  • Ajo Triturado Deshidratado ½ cdita.
  • Sal 1 pizca
  • Aceite 3 cda. (45 cc)
  • Pimienta Negra en grano ¼ cdita.
  • Ají Triturado ½ cdita.
  • Queso Mozzarella 200 g.

Preparación de la pizza fugazza
 

¿Para la Masa:

Mezcla la harina con el Orégano sobre una mesada formando un hueco en el centro. Añadí la sal y el aceite donde está la harina para que no tengan contacto con la levadura (sino impedirán el leudado).

Uní todos los ingredientes dejando que la harina caiga hacia el centro del hueco e incorporá de a poco el agua tibia (tambien puedes realizarlo con leche tibia). Integrá bien y amasá por unos 15 minutos hasta lograr una masa lisa y suave. Tapala con un repasador y dejá que repose para duplicar su volúmen, aproximadamente 1 hora.

Dividí la masa leudada en dos bollos y con la ayuda de un palo de amasar estirá cada uno dándole forma redondeada. En una asadera con un poco de aceite colocá la masa, tapala con un repasador y dejala reposar por unos 15 minutos.

Cocinalas a horno fuerte por 10 minutos, no debe dorarse ya que después de agregarle la cubierta deberá cocinarse un tiempo más.

Para la cobertura

Pelá y cortá las cebollas en aros finos (o en juliana), rehógalas en aceite a fuego bajo hasta que estén blandas y jugosas, unos 15 minutos aproximadamente. Condimentá con sal, Pimienta Negra Molida y Ají Triturado
 

Para el Armado:

Cubrí la masa precocida con la cebolla ya cocida. Colocá por encima rebanadas de queso mozzarella (o queso fresco) y llevala nuevamente a horno fuerte por unos 10 o 15 minutos más hasta que se dore y el queso se derrita.

Otra receta que te va a gustar: Cómo preparar la clásica masa de pizza casera

1 COMENTARIO

  1. leche en la masa?? están locos, eso no es saludable y tampoco está bien para la masa de pizza. La masa de pizza es con harina triple cero y el secreto siempre está en el amasado y el levado, depende como queres la masa dejás levar o amasas en circulos o semicirculos o de adentro a fuera o de afuera a dentro.

Deja un comentario

Compartir:

Popular