22-04-24 |

6 hortalizas que puedo sembrar en casa

Iniciar tu huerto en casa puede resultar más sencillo de lo que habías pensado, para que puedas realizarlo de manera exitosa, te vamos a dar las clave de 6 hortalizas básicas que no pueden faltar.

Existen varias formas de lograr un huerto en casa, ya sea en tierra directamente, en cajones de cultivos o contenedores (macetas, macetones, canteros), todo esto cuando hablamos del espacio que contamos para realizar el armado de una mini huerta. Como segundo punto a tener bien presente, es que las plantas van a necesitar una buena tierra, sustrato, compost, un buen riego y luz solar, todo lo básico para cualquier cultivo.

Una vez que tengas planificado el lugar donde vas a iniciar la huerta, y reunido todos los requisitos, tendrás que saber que cada hortaliza o verdura tiene un tiempo de siembra, necesita de ciertas condiciones ambientales y sobre todo, tendrás que prestar atención al riego, sobre todo si a la huerta la inicias en temporada de primavera- verano, cuando hace más calor.

Antes de pasar al listado de hortalizas que preparamos para vos, asegurarte de reunir todos los nutrientes necesario en la tierra que vas a emplear para mantener los cultivos, ya que un buen abonado es clave para toda planta. Ahora pasemos a estas 6 variedades recomendable para que produzcas en la huerta en casa.

Puedes leer: Hortalizas que se pueden cultivar todo el año

Cebollas

Para la plantación de cebollas, tendrás los mejores resultados si las plantas en primavera.
– Para iniciar el cultivo, tendrás que contar con mantillo de buena calidad y tierra abonada, al menos 2 días antes de la siembra para permitir que la tierra se asiente.
– Las cebollas puedes plantarlas de brotes o con el mismo bulbo. Cuando las pases a tierra, trata de hacerlo  en filas separadas 10 cm entre sí, de forma que las puntas sobresalgan por encima del mantillo.
– Riégalas en abundancia, pero sin provocar encharcamiento o saturación del terreno.

Tomates

Un clásico en la huerta es el tomate, esta planta de fruto se siembran en un lugar cálido que reciba sol abundante.
– Las plantas requieren humedad y en época de calor pueden necesitar dos riegos diarios, aunque prefieren la tierra húmeda, y no con exceso de agua.
– El suelo debe tener un buen drenaje y ser fértil; puede ser aportando compost casero, humus o sustrato. El abonado de la tierra puedes realizarlo cada 15 días con un fertilizante líquido.

  • -Mantener control periódico de las plagas, ya que la tomatera es una de las hortalizas con mayor riesgo de contraer enfermedades o ser atacada por insectos.

Calabacines

Esta hortaliza en particular necesita mucho espacio para desarrollarse bien y puedas lograr su fruto, si no cuentas con mucho espacio en tierra, pueden cultivarse en recipientes grandes.
– Si realizas la siembra en un contenedor amplio, procura colocarlo en un lugar que reciba mucho sol y utilizar una tierra fértil y rica en humus.
– Las semillas pueden sembrarse directamente en la maceta o en tierra si cuentas con espacio, a una profundidad de 2-3 cm.
– Exige riegos frecuentes, pero sin exceso de agua en tierra, por lo que tendrás que evitar los encharcamientos.

Te puede interesar: El calendario estacional de frutas y verduras de Argentina

Papas

– Las variedades tempranas son las mejores para cultivar en recipientes. Estos tubérculos suelen germinar rápidamente si los almacenas en lugares oscuros y secos, a los cuales puedes pasar a tierra o colocar en macetas cuando ya presenten sus primeros brotes.
– Si bien es un cultivo que crece bien en cualquier tipo de tierra, lo mejor es una tierra abonada, con nutrientes suficientes para lograr una producción exitosa y rápida.
– A este cultivo tienes que tenerlo al sol, con riegos moderados, evitando riegos excesivos, ya que si el agua en tierra es demasiada, puedes echar a perder los tubérculos.
– La papa es un cultivo que va muy bien para primavera o finales de verano.

Berenjenas

– Esta hortaliza prefiere climas cálidos, siempre y cuando tengan un mantillo de calidad, con un buena abonado de tierra. Lo ideal es emplear tierra negra con un agregado de sustrato.
– Hay que mantener la tierra bien regadas durante el verano y aplicar un fertilizante líquido cada 7 días cuando empiecen a desarrollarse.

Rábanos

– Este cultivo prefiere los suelos fértiles, ligeros y arenosos, que retienen mejor la humedad.
– Para evitar que el terreno se seque demasiado rápido en épocas de calor, ya sea que tengas el cultivo en macetas o en el huerto a tierra, trata de mantenerlos en lugares ligeramente sombreados.
– La tierra debe estar bien removida y aireada antes de la siembra. Lo ideal es utilizar un sustrato liviano, para evitar un terreno muy sólido.

Seguir leyendo: Aprendé sobre el sembrado y cuidado de la lechuga

Con información de: https://www.gardentech.com/

Deja un comentario

Compartir:

Popular